Tito Vilanova: "No hay que cambiar jugadores, sino recuperar a los que tenemos"

Con la resignación lógica tras el baño recibido por el equipo, Tito Vilanova pidió calma de cara al futuro. El de Bellcaire d'Empordà sigue confiando en su plantilla pese a las bajas que ha sufrido en los últimos partidos y pese a las dudas despertadas en la segunda parte de la temporada. No quiere que haya locuras ni que se piense en una renovación a fondo con vistas a la próxima campaña.

Lluís Payarols

“No creo que haya que cambiar a muchos jugadores, sino intentar recuperar a los que tenemos, que son muy buenos. La plantilla sigue siendo muy buena, con una base de jugadores muy joven”, dijo el técnico.

Y en esa plantilla está un Leo Messi que vio el partido de este miércoles desde el banquillo. No solo no fue titular sino que tampoco tuvo muntos tras el descanso. Vilanova justificó la situación asegurando que no fue por lesión sino por sensaciones del propio futbolista: “Leo jugó en Bilbao y se encontraba mucho mejor, pero al final del partido notó una sensación extraña, no de lesión, pero es evidente que después de tantos días sin jugar, no se sentía cómodo. Quizá tenía la sensación de que en algún esfuerzo se podría romper”.

También aclaró que la decisión se tomó pocas horas antes de este encuentro. “Hablé ayer con Leo tras el entrenamiento. Decidimos que esta mañana lo valoraríamos. Y al llegar al hotel, lo hemos decidido. Él no se sentía cómodo y pensamos que quizá en estas condiciones no podría ayudar al equipo de salida. Por eso estuvo en el banquillo, por si había opciones en los últimos minutos”, señaló.

“En todos estos años, cuando hemos jugado sin Leo, los partidos los hemos sacado justos. Cuando tienes un jugador tan bueno como él, es normal que lo notes. Posiblemente si el Bayern no hubiera tenido a Robben y Ribéry, lo hubiera notado”, concluyó el entrenador barcelonista.

FELICITACIÓN AL BAYERN

Vilanova reconoció la superioridad del Bayern Múnich por su incontestable triunfo y agradeció el apoyo de los seguidores nada más la rueda de prensa: “Primero, felicitar al Bayern por llegar a la final y por el nivel que ha mostrado. Y después, dar las gracias a la afición por apoyarnos hasta el final, como ya hizo el año pasado”.

El entrenador considera que la superioridad alemana se basó en que el equipo bávaro "ha llegado en un nivel físico muy bueno y nosotros no tanto, sea por las bajas o por no haber podido entrenar. Siempre se quieren ganar todos los títulos, pero el resultado de la ida pesó mucho”.

Su discurso no sonó precisamente a autocrítica, pero el entrenador dijo todo lo contrario: “La autocrítica la hacemos siempre. Y mucho más, a nivel interno. No se puede ganar fácil a todos los equipos, pero lo que cuenta es que hemos llegado a las semifinales de la Champions. No ha pasado lo que queríamos, pero hay varios motivos para explicarlo. Estoy convencido de que si hubiéramos llegado al cien por cien, hubiéramos competido más esta eliminatoria”.

Tito Vilanova insistió en que no hay que tocar prácticamente nada e incluso aseveró que su equipo “ha dado la cara hasta el final. Yo les pedí que no bajaran los brazos. Después, recibir un gol tan pronto en la segunda parte hace que todo vaya en contra”.

Y tras justificar que esta temporada se había repartido más juego que en otras épocas anteriores entre toda la plantilla -"este año hemos repartido más minutos que nunca. Jugadores procedentes del filial como Montoya y Tello llevan más de 2.000 minutos", justificó-, el de Bellcaire d'Empordà buscó uno de los motivos del estado del equipo en esta recta final de la temporada en la excesiva carga de partidos de casi todos los titulares... incluyendo los de selecciones. uno de los que lo ha pagado, en opinión del técnico, es Sergio Busquets, ausente este miércoles.

“A Sergio llevamos cuidándole muchos partidos de Liga. Hay que tener en cuenta que estos jugadores quizá han jugado 300 partidos en estos últimos cinco años, porque no solo juegan con el Barça sino con sus selecciones”, dijo Vilanova.

Resignación, reconocimiento y esfuerzo porque la herida no sea grande. A Tito Vilanova y a todo el staff técnico le queda un largo trecho por delante, aunque lo próximo sea ratificar el título de Liga. Pero el técnico apuesta por seguir confiando en lo que tiene. Habrá que ver si dentro de unas semanas se mantiene ese argumento.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil