Sport.es Menú

Thiago y Rafa, hermanos, amigos y... titulares en el B

El pasado sábado vivieron una tarde inolvidable los hermanos Alcántara. El Barça B consiguió frente al Cartagena (3-0) su primera victoria en el Mini Estadi desde el 6 de noviembre y, por primera vez desde que están en la entidad blaugrana, Thiago y Rafa compartieron titularidad.

David Rubio

Hasta ahora no habían coincidido nunca en las categorías inferiores. Thiago llegó al Barça en el verano de 2005 y su hermano lo hizo en 2006 después de pasar doce meses de calvario en Vigo. El pequeño Rafa estaba muy unido a su hermano mayor y hasta empezó a perder el pelo de lo mucho que añoraba a Thiago. La llegada de Rafa no permitió que compartieran equipo, ya que los dos años de diferencia entre ambos lo impidieron. Y en la actual campaña tampoco parecía fácil que los dos hijos varones de Mazinho pudieran jugar juntos.

Thiago empezó la temporada en el Barça B, pero a partir de noviembre pasó a entrenarse con el primer equipo de manera habitual. En ese momento había dos equipos de diferencia entre los dos hermanos, ya que Rafa formaba parte del juvenil A. Sin embargo, una concatenación de hechos acercó a los Alcántara hasta compartir vestuario.

Guardiola decidió que, ante la falta de minutos en el primer equipo de que gozaba Thiago, lo más conveniente era que volviera al filial para coger experiencia (la próxima temporada ya lo tendrá a sus órdenes de forma definitiva).

Por otra parte, a la larga lesión de Oriol Romeu en el filial se unieron las de Sergi Roberto, Víctor Vázquez y Carlos Carmona, por lo que la medular de Luis Enrique quedó dañada. Por ello, se decidió 'subir' a una de las estrellas del juvenil A que dirige Oscar García y el elegido fue Rafa Alcántara.

El pequeño debutó en el Barça B el 8 de enero ante el Girona (1-2) jugando los últimos 45 minutos. Thiago volvió al filial siendo titular el 22 de enero frente al Rayo (1-2). Ese día coincidieron sobre el césped del Mini durante 14 minutos (Rafa suplió a Jonathan Dos Santos en el 69' y su hermano mayor dejó su puesto a Benja en el 83'). Después, contra el Celta jugaron juntos los últimos 29 minutos y el pasado sábado vieron cumplido su sueño de compartir titularidad.

"Hemos jugado juntos desde pequeñitos y teníamos muchas ganas de volver a hacerlo. Es una gozada. Eso sí, Rafa es mejor que yo y tiene más proyección... ya lo veréis", explicaba Thiago a la conclusión del Barça B-Cartagena. Mientras, Rafa sonreía el día de su 18 cumpleaños al escuchar a su hermano. "Thiago será uno de los mejores jugadores del mundo", se limitó a decir el pequeño de la saga con admiración. El gran afortunado es, sin duda, el FC Barcelona, que cuenta con dos cracks en ciernes.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil