Sport.es Menú

Terremoto en el Barça por el documental de Piqué

La sensación de los directivos y ejecutivos blaugrana era de indignación y ridículo tras el programa 'La Decisión' de Antoine Griezmann

El problema no era cerrar la 'operación Griezmann', sino la forma y las consecuencias

Antoine Griezmann finalizó el culebrón con una frase definitiva: He decidido quedarme | Movistar

El anuncio de Antoine Griezmann, confirmando su continuidad en el Atlético y desestimando la oferta del FC Barcelona, provocó un auténtico terremoto dentro del club. No ya porque se cerraba la oportunidad de fichar un delantero del máximo nivel, sino por la forma y las consecuencias de esta operación fallida.

Mientras en 'Movistar +' se emitía el programa 'La Decisión', las llamadas y los mensajes cruzados entre directivos y ejecutivos del Barça se sucedían, entre la incredulidad y la indignación. La sucesión de testimonios de Griezmann y su entorno, narrando casi al día las negociaciones con Barça y Atlético, dejaban al aire los movimientos del club a lo largo de los últimos meses.

Como el resto

Para colmo, los responsables blaugrana descubrían la decisión del futbolista a través de la pantalla, igual que el resto de televidentes. Bien, no exactamente igual que todos, quizás. Porque Gerard Piqué, peso pesado del vestuario blaugrana, desde la concentración de la selección española en Sochi, recordaba su vinculación con la productora del programa. Nada que hubieran ocultado como un secreto, por otra parte, pues en los créditos de 'La Decisión' Marc Piqué, hermano de Gerard, aparece como 'Kosmos Producer Senior'.

La sensación entre los responsables del Barça era de indignación y ridículo. No ya por perder un buen fichaje. Griezmann era visto como "una buena oportunidad de fichaje". Un gran delantero a un precio 'razonable': 100 millones de euros. Tampoco porque el futbolista rechazara la oferta. Ha jugado con las armas del mercado, logrando una sustanciosa mejora de contrato por parte de su club utilizando el nombre de un tercero. Nada nuevo bajo el sol del 'mercato'.  

Desinformación

Otra cosa es la sensación de desinformación. Como sucedió con la 'fuga de Neymar Junior', hace menos de un año, en ciertos sectores del club quedó la idea de que, de nuevo, todo el mundo estaba al corriente de la decisión de Griezmann menos ellos

En el caso del brasileño, 'Ney' dijo durante la boda de Leo Messi que se iría al PSG. Es decir, lo sabía el vestuario pero no la dirección deportivia ni la directiva. Así lo explicaron varios futbolistas blaugrana, entre ellos el propio Piqué.

Ahora, en el asunto del francés, Bartomeu había aplazado las novedades sobre el fichaje de Griezmann al próximo 1 de julio, cuando entraba en vigor la cláusula de 100 millones de euros.

Las discusiones y la indignación en el Barça creció con las horas; no gustó la actitud de Piqué en un asunto que perjudicaba los intereses deportivos del Barça (tuiteó que seguiría el programa comiendo palomitas). Tampoco la de Samuel Umtiti, que comparte representante con Gerard y que, desde la concentración de Francia, también tuiteó que se sumaba a la fiesta. 

Veremos si las consecuencias del terremoto pueden desembocar en algo concreto, pero el disgusto contra la actitud de ciertos protagonistas del vodevil 'La Decisión' de Antoine Griezmann es termendo. Al final, tras el ridículo de Bartomeu, Pep Segura y el resto de responsables del club, está el daño que ha sufrido la imagen del FC Barcelona.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil