La brutal estadística de Ter Stegen que vuelve a darle puntos al Barça

La brutal estadística de Ter Stegen que vuelve a darle puntos al Barça

El Barcelona se llevó los tres puntos contra el Celta de Vigo con exhibiciones de Pedri y Ter Stegen, quienes ayudaron a mantener el resultado final de 1-0 a lo largo del encuentro | LaLiga

El guardameta alemán suma seis partidos seguidos de Liga sin encajar

Ter Stegen ha parado 19 de los últimos 20 lanzamientos a puerta en la competición de la regularidad

No sería descabellado decir que el Barça es líder por Ter Stegen. Tampoco que el alemán vuelve a ser un portero que puede sentarse en la misma mesa de Courtois y Oblak. Ante el Celta volvió a ser el sustento del equipo y el conjunto azulgrana puede decir que por fin vuelve a ganar partidos en las áreas.

El alemán vuelve a demostrar que es un portero de esos que dan puntos, porque aparecen en los momentos de máxima tensión. Esta vez en los últimos minutos del partido, en pleno asedio del Celta y cuando su equipo más lo necesitaba. Con una defensa de circunstancias, Ter Stegen recuperó el muro perdido en los últimos meses.

Primero con un pie de portero de balonmano al disparo de una de sus bestias negras como es Iago Aspas, y después con una buena mano. El caso es que Ter Stegen volvió a dejar la portería a cero y ya son siete los partidos de Liga en los que no ha recibido ni un solo gol (seis consecutivos). Se trata de unos números que no se veían en la portería del Barça desde Claudio Bravo en 2015. 

En esta competición liguera ya son 624 minutos sin sufrir un gol. El alemán, como no podía ser de otra manera, tiene mucho que ver en esta estadística. Y es que el meta ha parado 19 de los últimos 20 disparos que ha recibido a portería. Pero eso no es todo. Ter Stegen ha concedido 3,5 goles menos que razonablemente puede esperarse de un portero dada la calidad de los tiros a los que se ha enfrentado en lo que va de La Liga, el mejor registro entre todos los guardametas de la categoría.

Ter Stegen ha empezado la temporada recordando a su mejor versión. Y lo está logrando tras un verano en el que se impuso descansar y hacer un reset.

En el último parón de selecciones el alemán explicó las claves. “El verano me ha ido muy bien, porque podía relajarme y liberarme un poco de todo lo que había, pero sobre todo mentalmente, porque no hice casi nada mientras estaba de vacaciones y de vez en cuando es necesario para cargar pilas. Y así he podido empezar bien y estar en buenas condiciones”. 

Un verano en el que ni ha pasado por el quirófano ni ha tenido que hacer trabajo de recuperación. Lo nota el Barça que vuelve a sentir que tiene un portero top que marca diferencias.