Sport.es Menú

Tensión entre la plantilla y la Junta Directiva

El vestuario está incómodo con el relato de que tienen el poder absoluto del club

Piqué ha pasado de ejercer de portavoz oficioso del club a airear el malestar del equipo con la Junta

 El central mandó un mensaje de unidad dentro del club sin morderse la lengua | Audio: RAC1

Hace tiempo que el papel de Gerard Piqué dejó de limitarse a los terrenos de juego. A menudo señalado como portavoz oficioso del club, esta temporada se ha alzado como representante de la plantilla. Y lo ha hecho con declaraciones que dejan entrever una brecha abierta entre el vestuario y la Junta Directiva. 

“Tenemos que estar juntos, la afición y la junta directiva. Cuando una persona no se quiere enfadar, no hay luchas. Conocemos el club, sabemos los diarios afines del club, sabemos quién escribe los artículos, aunque los firme otra persona”, aseguró tras la victoria en el Coliusem Alfonso Pérez contra el Getafe.

El mensaje fue una respuesta velada a algunas informaciones que apuntaban al poder de los jugadores en el club. Y Piqué hacía público el malestar del vestuario con lo que el central, entiende, que son filtraciones interesadas. 

No era la primera vez que Piqué apuntaba a la directiva. Ni que lo hacía con un tono crítico de manera pública. Ya lo hizo cuando señaló la pretemporada como uno de los motivos del estado físico del equipo. 

Bartomeu y Piqué conversan en el césped del Camp Nou| VALENTÍ ENRICH

La primera crítica

“A veces pasa. La pretemporada que hemos hecho no nos ha ayudado. Ha habido muchos viajes y poco entrenamiento, pero somos el Barça y no hay excusas. Por más que tengamos jugadores de baja, hay que ganar”, avisó. 

“Este inicio tan mal planificado y el regusto final de la temporada pasada con el desencanto de Liverpool forman el cóctel perfecto para armar ruido. Es cierto que el inicio no es el esperado, pero nos hemos levantado de cosas más complicadas”, insistió.  

Las tensiones no son nuevas y se han ido aireando a  cuentagotas. Incluso Messi, habitualmente comedido, dejó algunas frases en una entrevista a SPORT que invitaban a ser interpretadas como un aviso a la directiva. 

Leo se mostraba escéptico sobre  las negociaciones con Neymar. Un fichaje que era muy deseado por los pesos pesados del equipo. “No sé, sinceramente no lo sé si hizo todo lo posible. No tenía mucha información de cómo iban las negociaciones.  Sé lo que hablaba con Ney. Tenía muchas ganas de venir. No sé si el club realmente quería o no. Por lo que yo sé, Ney tenía muchas ganas”. 

Las palabras de Messi subrayan una política de fichajes que se ha seguido con escepticismo en el vestuario. Sobre todo porque no se ha logrado traer un sustituto de garantías a Neymar.

Se intentó con Dembélé y Coutinho, primero. Y ahora con Griezmann. “Con Neymar hubiesen aumentado las posibilidades de conseguir los resultados que todos queremos”, insistió el ‘10’.

Messi, frustrado con las eliminaciones del equipo en la Liga de Campeones los últimos años, lo dejó claro en la entrevista a este diario: “El Barcelona es mi casa, no quiero irme pero quiero un proyecto ganador”. De momento, la Junta Directiva de puertas a fuera se ha mostrado conciliadora con los jugadores.  

La posición (pública) de la Junta

En esa dirección fueron la palabras del portavoz del club, Josep Vives, con las palabras de Messi. “Los canales están abiertos con él y con toda la plantilla. Podemos hablar de todo. No hay lejanía. Hablará con quien tenga que hablar, pero no hay que hablar cada día porque cada uno tiene su trabajo”.

Vives trató de quitar peso a las palabras de Leo con diplomacia. “La entrevista se infiere en la normalidad más absoluta en lo que es el capitán del Barça, no consideramos que haya una grieta”, dijo. Para no descartar del todo volver a intentar el fichaje de Neymar

“Sobre un futuro ya dijimos que seguiremos trabajando y cuando toque planificar el próximo curso ya lo valoraremos. No descartamos nada y tenemos posibilidades, pero una operación de estas características es complicada que se haga en el mercado invernal. No nos sentimos presionados, tenemos en cuenta las opiniones, pero tenemos nuestra propia agenda”.

Unas palabras que contrastan con el tono de Piqué, que insinuó que había filtraciones de la Junta con un mensaje distinto a la declaraciones públicas. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil