Sterling, a tiro para enero

Mateu Alemany viajó a Manchester y la operación estuvo a punto de cerrarse en verano; el interés del Barça se mantiene

Ha perdido protagonismo esta temporada y el balón está en el tejado de Pep

Sterling sentenció al Olympique de Marsella con el tercer tanto | MEDIAPRO

Hasta hace poco intocable en los esquemas de Pep Guardiola en Manchester, Sterling ha ido perdiendo protagonismo y, con ello, su deseo de abandonar el Etihad ha incrementado. Este pasado verano una de las primeras actuaciones del director del área de fútbol Mateu Alemany fue viajar a la ciudad inglesa para negociar el fichaje del atacante de origen jamaicano.

Con las consabidas limitaciones económicas, la idea era poder conseguir a Raheem mediante algún trueque (con Griezmann, Dembélé y Sergi Roberto inicialmente sobre la mesa) o a préstamo. Lo cierto es que la operación para traer al británico estuvo cerca de cerrarse, pero finalmente no cuajó. Lejos de enfriarse, el interés por Sterling sigue muy vivo y la secretaría técnica quiere reactivar las negociaciones de cara al mercado invernal.

Alemany mantiene el nombre del extremo en mente y esa situación a la que hacíamos referencia por la que pasa el futbolista en su club no hace sino allanar de alguna forma el camino. No será fácil, pero por lo menos sí que la entidad barcelonista dispondrá de algo más de líquido que en verano para abordar su aterrizaje. En cualquier caso, la negociación no será precisamente sencilla.  

RELEGADO

Apenas ha entrado de inicio en dos de los seis partidos oficiales que ha librado este curso el Manchester City y no ha completado ninguno de ellos. Si desde la irrupción de Pep había sido una pieza fundamental, ya a finales del año pasado su relevancia empezó a decaer. Y ha sido en este arranque de temporada cuando se ha confirmado que su rol ha cambiado para el técnico de Santpedor.

En los dos compromisos de más exigencia hasta ahora, frente al Leicester en el King Power Stadium en Premier y el otro día contra el Leipzig en Champions (los dos consecutivos), Sterling se ha resignado a seguirlos desde el banquillo desde un comienzo. 27’ en Leicester y 20’ en el Etihad en ese debut en la máxima competición continental. Algo sin duda significativo porque el futbolista está bien a nivel físico (jugó los 90 minutos ante Hungría y Polonia en la ventana de selecciones). Sencillamente que hay otras opciones que han pasado por delante de Raheem y que Pep cree que encajan mejor en ese esquema que suele utilizar sin un ‘9’ referencia. De hecho, el último que tenía, Agüero, ya salió rumbo a Barcelona el 30 de junio.

En ese sentido, las explosiones de Ferran Torres y Phil Foden (a los que acostumbra a usar Pep como falso ‘9’), la llegada de Grealish y las figuras de Mahrez y Gabriel Jesus (en principio ambos por delante de Sterling) han dejado como decíamos al jamaicano en un segundo o tercer plano. Por no decir que De Bruyne es otra de las alternativas que el entrenador catalán tiene en nómina también en ese flanco de ataque (más de una vez ubicado como ‘referencia’, por así decirlo). 

Sterling, objetivo del FC Barcelona para el mercado de invierno

| Maria Tikas

EL OK DEL JUGADOR

Por todo ello, porque a sus 26 años y viviendo su séptima temporada en el City ha llegado el momento de abrir nuevos horizontes, Raheem está predispuesto a recalar en el FC Barcelona. El Liverpool pagó por él en 2015 más de 63 millones de euros en una de las operaciones más cuantiosas llevadas a cabo hasta ese momento en el ‘mercato’ futbolístico. El jugador nacido en Kingston tenía apenas 19 años y venía de completar una temporada de ensueño en el Liverpool con 52 partidos disputados, 11 goles y 10 asistencias. A lo largo de estas siete campañas vestido de ‘sky blue’, el internacional inglés acumula 297 encuentros, 115 tantos y 87 asistencias.

Cualquier opción de que el atacante acabe recalando en el Barça a partir del próximo 1 de enero pasa porque Pep autorice su salida. Todo sería probablemente más fácil si el City hubiera firmado en verano a Harry Kane, claro. Pero Daniel Levy, presidente del Tottenham y famoso por su dureza a la hora de negociar, se mantuvo firme y no hubo manera de convencerle. Kane accedía, pero finalmente ha acabado luciendo el brazalete de capitán en la Conference League, la tercera categoría a nivel europeo. Veremos si los ‘citizens’ vuelven a la carga de nuevo en esta ventana invernal y termina fructificando una operación que podría ser importante de cara a esa llegada de Sterling al Camp Nou.

Recientemente, como comentábamos antes, se ha asegurado que con los reajustes, las ventas y los salarios que se han podido liberar (junto con las reducciones de Busquets, Alba y Piqué) probablemente el Barça tendrá algo de margen para alguna inversión en enero y aún más de cara al mercado veraniego. Se tienen que dar varios condicionantes, pero con el OK del jugador y la voluntad del Barça, tan solo falta que Pep y el City den el empujón definitivo. 

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil