Los argumentos del Comité de Apelación para mantener la sanción a Messi

Según el escrito al que ha tenido acceso el diario SPORT, las imágenes del club no contradicen el acta arbitral aunque tampoco las anula en su totalidad

Desestima también la petición azulgrana que alega que Leo Messi estaba participando en la jugada porque no puede confirmarlo con las imágenes que ha tenido para analizarlo

 Ambos cracks volvían a encontrarse sobre un terreno de juego y no dudaron en abrazarse efusivamente | MEDIAPRO

Esta mañana conocíamos que el Comité de Apelación ha desestimado las alegaciones presentadas por el club y mantiene los dos partidos a Leo Messi impuestos por Competición conforme al artículo 123 relativo a la violencia en el juego.

Dos son los argumentos en los que se basa el órgano disciplinario para desestimar el escrito del Fútbol Club Barcelona.

Por un lado, sobre la base de las imágenes videográficas aportadas y revisar esa prueba videográfica reiteradamente, los miembros del Comité de Apelación, y de manera unánime, entienden que "esta no es suficiente para demostrar la existencia de un error material manifiesto y desvirtuar la presunción de veracidad del acta".

Según Apelación lo que se aprecia en las pruebas, en concreto ahora en la videográfica, es compatible con lo reflejado en el acta, en este caso, golpear a un contrario con el brazo haciendo uso de fuerza excesiva, con independencia de que también puedan serlo otras versiones, incluida la del Club recurrente:

"Lo que se aprecia en las imágenes es perfectamente compatible con la existencia de golpeo, por mucho que también pueda serlo con otras posibilidades, incluida la versión del Club. En las imágenes, con independencia del fin último del jugador sancionado (que el Club cree que es zafarse del adversario), se aprecia que un cuerpo da con violencia contra otro (eso es el golpe según el DLE de la RAE), no siendo evidente nada de lo que el Club da por seguro en su recurso, como que el rival exagere las consecuencias de un contacto que el propio club reconoce. El apreciar que la fuerza sea excesiva es algo que en buena medida compete al margen de discrecionalidad técnica del colegiado. En definitiva, para desestimar las pretensiones del Club no hace falta dilucidar siquiera qué versión es más verosímil a la vista de las imágenes"

En definitiva y según Apelación, siendo las imágenes compatibles con lo reflejado en el acta, no puede apreciarse el error material manifiesto, y ello con independencia de que esas imágenes sean compatibles con otras versiones de los hechos o no, incluida la que expresa el Club recurrente.

Las meras dudas tampoco serían suficientes para demostrar ese error “claro y patente”, único capaz de desvirtuar la presunción de veracidad del acta arbitral. 

El Comite no puede probar por las imágenes si la acción de Messi es como continuación de la jugada

Pero no es el único argumento esgrimido por el Fútbol Club Barcelona. También ha querido defender que la acción del argentino no se produjo estando al margen del juego.

En este sentido Apelación esgrime que no ha entrado "siquiera a debatir si la apreciación de que el lance del que deriva la sanción se produce o no “al margen del juego” entra dentro del margen de discrecionalidad técnica del árbitro (cosa que rotundamente niega el recurrente) ni si, en caso de tener razón el recurrente y no producirse al margen del juego, necesariamente la sanción tendría que ser la mínima prevista en el art. 123.1 del Código Disciplinario de la RFEF (un partido de suspensión)"

Porque el Barcelona ha querido probar en su escrito que “en las imágenes de la jugada se puede apreciar que, justo antes de que se produzca el contacto entre ambos jugadores, el jugador Lionel Andrés Messi Cuccittini acaba de dar un pase a uno de sus compañeros, y es en el momento en el que intenta continuar la carrera para volver a recibir el balón, cuando el jugador del ATHLETIC CLUB se interpone en su camino”.

Sin embargo, el Comité de Apelación argumenta que, según las imágenes que vuenta e su poder "no es posible apreciar si el jugador sancionado acaba de dar un pase e intenta continuar la carrera para recibir el balón ni ninguna otra cosa, sino que se ve, a cámara lenta, prácticamente solo el momento del contacto. No contando con otro instrumento probatorio, este Comité no puede presumir que las cosas suceden como dice el Club y no puede por ello considerar incorrecto lo decidido en la resolución recurrida."

Al Barcelona le queda todavía el recurso y poder solicitar la cautelar ante el TAD.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil