La situación en la portería se puede enquistar

La situación en la portería se puede enquistar

Linares - FC Barcelona | Neto hizo la esfinge: Se quedó parado observando cómo el balón se estrellaba en la cruceta | RFEF

La idea es que Iñaki Peña ejerza la próxima temporada como segundo portero tras su cesión en el Galatasaray, pero todo depende de la situación con Neto

El brasileño termina contrato en 2023 y en el pasado mercado invernal ya puso trabas a su salida

Cuatro partidos oficiales ha disputado Neto Murara esta temporada en el Barça. Poco. Poquísimo para un guardameta que aspira a tener trascendencia en un gran club en Europa. De hecho, desde ese recordado 'canje' por Cillessen del verano de 2019 para cuadrar cuentas lo hemos visto a cuentagotas en el Barça. Siempre eclipsado por la sombra de un Marc-André Ter Stegen indiscutible, el mineiro se ha apoltronado. Tiene 32 años, cumple su tercer curso de azulgrana y en el cómputo global apenas figuran 21 partidos en los que ha encajado 20 goles.

Ya intentó el FC Barcelona convencer al brasileño en el mercado invernal para que saliera y aliviar un poco la masa salarial. En plena vorágine para poder inscribir a Ferran Torres, Dani Alves y compañía, la figura del ex del Valencia era una de las prescindibles. De hecho, según el propio Dimitrievski aseguró en una entrevista, si no acabó aterrizando en enero al Barça fue por la negativa de Neto a salir. Estaba todo hecho.

Eso nos lleva a un escenario que amenaza con repetirse esta próxima ventana veraniega. Neto acaba contrato en 2023, tiene un sueldo que se acerca a los tres millones limpios al año y es consciente de que difícilmente algún club le ofrecerá esa cantidad ahora mismo. Es una de las salidas que tanto el staff como la secretaría técnica tienen clarísima, pero podría enquistarse. El guardameta tiene la sartén por el mango y si apuesta por cumplir el año de vinculación que tiene el club no podrá evitarlo.

IÑAKI, DE VUELTA TRAS SU 'ERASMUS'

La idea es que Iñaki Peña ejerza esa función el próximo curso. Algo que, a todas luces, aliviaría la masa salarial, puesto que el alicantino cobra bastante menos. Peña, cedido en el Galatasaray, empezó jugándolo todo en el cuadro otomano con Domènech Torrent en el banquillo, pero desde esa vuelta contra el Barça en Europa League ha desaparecido del mapa.

La opción Iñaki Peña aúna fiabilidad y 'low cost'. El arquero formado en La Masia se salió en el doble enfrentamiento contra el equipo propietario de sus servicios. Pero ese movimiento, que a priori es un 'win-win' de manual (por Neto se pediría un pequeño traspaso además de liberar su ficha), está supeditado a que el mineiro ponga de su parte.

Temas