La sincera y motivadora charla que Xavi mantuvo con Dembélé

El técnico se mostró muy afectuoso con el delantero, al que le animó a seguir en el Barça

Le ofreció toda su ayuda para convertirle en un futbolista de referencia a nivel mundial

FC Barcelona - Benfica: Dembélé volvió a jugar | TELEFÓNICA

Xavi, cada vez que ha tenido ocasión para ello, ha dedicado palabras muy afectuosas a Dembélé. Desde que regresó al Camp Nou, una de las obsesiones del técnico es lograr, de una vez por todas, que el francés se convierta en uno de los referentes del equipo. Hasta el día de hoy, las lesiones no han permitido al delantero tener la regularidad necesaria para explotar todo su potencial, que, para el inquilino del banquillo blaugrana, no tiene techo. El egarense está convencido de que, bien gestionado, Ousmane está al nivel de los mejores. Así lo expresó: “Puede llegar a ser el mejor del mundo en su posición”, dijo en rueda de prensa. Lo mismo le ha dicho en público, aunque eso solo fue parte de la conversación.

El galo era uno de los nombres subrayados en rojo en la lista de charlas pendientes del técnico con sus jugadores. Le apetecía especialmente mantener un diálogo abierto y sincero con él. De hombre a hombre. Xavi le preguntó por su vida en Barcelona y por sus planes de futuro y por, obviamente, cómo se encontraba de la lesión. Sin embargo, fue el entrenador el que llevó el peso de la conversación, exponiéndole todo lo que espera de él, no solo esta temporada, sino en las que tienen que venir… vestido de blaugrana.

Porque ese fue uno de los temas en los que Xavi más insistió. Consciente de las dificultades que está teniendo el club para discutir las condiciones para renovar al futbolista, el técnico trató de explicarle a Ousmane que la mejor decisión que puede tomar a sus 24 años es seguir en el Barça, que no existe mejor lugar para explotar todas sus condiciones que el Camp Nou, que aquí va a encontrar todas las facilidades para ello y que, por su parte, Xavi hará todo lo que esté en su mano para convertirle en un referente del fútbol mundial.

Un tono de sincero afecto

El tono de la conversación fue de sincero afecto por parte del entrenador, que se ha marcado casi como un reto personal lograr que Dembéle alcance los objetivos que soñó cuando llegó a Barcelona procedente del Borussia Dortmund. Xavi, porque lo ha vivido en primera persona con muchos de sus compañeros, sabe que la adaptación a un club tan grande siendo tan joven no siempre es fácil y requiere tiempo. En ese sentido, también le animó a mantener los cambios introducidos en su vida personal con el objetivo de prevenir lesiones.

El egarense acabó muy satisfecho con la respuesta que obtuvo por parte del jugador, que se mostró dispuesto a recoger el guante de su entrenador para, de una vez por todas, triunfar en el Camp Nou. Ousmane también tranquilizó a su interlocutor confirmando su predisposición para seguir de blaugrana, aunque, en este caso, no todo está en su mano ni depende exclusivamente de él.

En definitiva, fue una charla constructiva que, como se vio ante el Benfica, empezó a dar sus frutos. Dembélé jugó solo 28 minutos, tiempo suficiente para, también, devolver la confianza mostrada por Xavi desde que aterrizó en el vestuario y hacer caso de sus consejos futbolísticos. Y es que el técnico le pidió que arriesgara, que se equivocase y que probara todo aquello que imaginase, que lo único que no le perdonaría es no exprimir todo su talento.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil