Se sienten engañados por Dembélé

Se sienten engañados por Dembélé

El jugador y su entorno han llevado las negociaciones al límite y el acuerdo está más lejos que nunca | Rondeando en SPORT

En la reunión que mantuvo con el cuerpo técnico prometió que haría lo posible por renovar

Aseguró que convencería a sus agentes para poder seguir visitiendo de blaugrana

Ousmane Dembélé, según aseguran desde el club, ha engañado a todo el mundo. El jugador, siempre que se han dirigido a él, ha expresado su deseo de seguir vistiendo la camiseta del Barça, pero sus palabras nunca se han correspondido con los hechos. La mejor prueba de ello es la reunión mantenida por el propio futbolista con el cuerpo técnico blaugrana el pasado 20 de diciembre.

Al parecer, el jugador se mostró muy receptivo durante la reunión con Xavi, al que le prometió que hablaría con su agente, Moussa Sissoko, para hacerle entender que su voluntad era seguir en el Camp Nou. Evidentemente, después de el encuentro entre la dirección deportiva y el representante, en la que quien gobierna la carrera de Dembélé pidió una renovación que superaba cualquier sentido común en las circunstancias en las que se encuentra el club, pero también el propio jugador, la sensación que invadió al cuerpo técnico es que el jugador mintió de forma manifiesta y sin ningún tipo de rubor cuando aseguró que expondría sus deseos a Sissoko.

La realidad es que ni su agente ni él han hecho nada para seguir en el Barça, algo que molesta mucho a Xavi, que es muy probable que no vuelva a contar con él en lo que queda de temporada. Se siente traicionado. Porque el francés expuso que quería seguir, que quería ser importante y que haría todo lo posible para ello. Xavi le respondió que haría todo para que fuera importante, que estaba convencido de que podía ser una referencia para los más jóvenes y que todo estaba en su mano.

De ahí a la realidad, nada. Dembélé ha seguido sin atender a las demandas del Barça. Lo único que ha querido durante todo este tiempo, entienden ahora de forma meridiana en el cuerpo técnico, es marcharse libre y cobrar todo el dinero que ello supone.