Sergiño desconecta demasiado

NOTICIA SPORT

Koeman se marca el objetivo de mejorar las lagunas tácticas del lateral del Barça

Sus compañeros le están muy encima en el campo para que mantenga la concentración

Kylian Mbappé firmó uno de los partidos más icónicos de su carrera en el Camp Nou | MEDIAPRO

FC Barcelona de futuro que está construyendo Ronald Koeman tiene en Sergiño Dest a una de las piezas que debe encajar mucho mejor. La lesión de Sergi Roberto obligó a Ronald Koeman a correr más de la cuenta y situarle de titular en el partido más exigente de la temporada frente al PSG. Dest sufrió mucho y el cuerpo técnico comprobó que tiene mucho trabajo por delante. El norteamericano fue el eslabón más débil de un equipo que se vio totalmente desarbolado.

Dest se presentó al partido con un handicap importante como fue la falta de ritmo por las molestias musculares que le han mermado en este inicio de año. Desde que tuviera que ser sustituido en el descanso de la final de la Supercopa de España ante el Atheltic, Sergiño solo había jugado 64 minutos en la remontada copera en Granada y otros 19 minutos frente al Alavés. Pese a ello, Koeman prefirió su concurso como lateral nato antes que seguir con Mingueza, pero la apuesta no salió bien.

Sin ayudas

Sergiño volvió a evidenciar que le cuesta asimilar qué debe hacer sobre el campo. En ataque tenía la tendencia a descolgarse demasiado y ello llevó a que Piqué lo corrigiera en varias ocasiones, pidiéndole que se retrasara para tener una opción de pase. Tampoco se compenetró bien con Dembélé, quien le ayudó muy poco en defensa. Dest vio como Kurzawa le llegaba de cara y con Mbappé le hacían el dos contra uno. Ousmane es un futbolista que le cuesta correr hacia atrás y eso le puso las cosas más difíciles al joven futbolista.

De todos modos, a nivel individual le faltó ser mucho más agresivo en la marca a Mbappé. Ter Stegen le gritaba de forma constante: ¡”Pégate!”. Sergiño le dejaba demasiado espacio y cuando el galo recibía ya era tarde para reaccionar. En el cuerpo técnico existía la confianza de que podía resolver bien el uno contra uno con el precedente del partido ante el Real Madrid cuando frenó a un regateador como Vinicius. El martes, sin embargo, no estuvo tan encima de su oponente y el peaje fue muy caro.

Dest y Pique persiguen a Mbappé ante el PSG

| Valentí Enrich

De todos modos, el análisis del partido deja claro que no se puede señalar ni mucho menos a Dest como el único culpable. Ni los pivotes, Busquets o De Jong, ni el central diestro, Piqué, tampoco estuvieron cerca para las coberturas.

Confianza

El duelo ante el PSG fue muy duro y Ronald Koeman tiene claro que Dest mejorará con el paso de los partidos. El problema llega sobre todo por la concentración y la lectura del juego. Sus condiciones físicas, con una punta de velocidad muy alta, y técnicas son óptimas para jugar en el Barça, pero debe madurar.

En el club habrá paciencia con un futbolista por el que pagó 21 millones de euros y cuya actitud es buena. Dest es el primer interesado en corregir los defectos y convertirse en un futbolista que pueda aportar mucho más al equipo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil