Sergi Roberto tiene ganas de reivindicarse

Quedó tocado después del partido contra el Bayern, pero lejos de hundirse ya tiene ganas de jugar contra el Granada

Tiene acordada la renovación y solo quiere jugar en el Barça

El Camp Nou no perdonó el mal partido del jugador culé y regaló una severa pitada tras ser sustituido | MOVISTAR

Un partido europeo, contra el PSG, fue posiblemente el más feliz de Sergi Roberto con la camiseta del Barça. Otro partido europeo, contra el Bayern, ha sido de los más tristes del de Reus en el primer equipo. Sergi Roberto fue titular como carrilero por la derecha. Como el resto de sus compañeros, no hizo un buen partido. Fue sustituido en el minuto 60 por Demir y la afición la pagó con él dedicándole numerosos pitos.

El de Reus quedó tocado, pero no está hundido. Desde su entorno cercano reconocen que lo pasó mal, pero niegan que llorase en el vestuario y explican que, lejos de rendirse, tiene ganas de que llegue pronto el próximo partido para reivindicarse. “No se esconderá. Todo lo contrario. Espera ser titular contra el Granada y demostrar que es un jugador válido para el Barça”, dicen. Eso sí, aunque siempre jugará allí donde le diga el entrenador, esperan que lo haga en el centro del campo después que el propio Ronald Koeman reconociese que no es lateral. Es como interior donde mejor ha rendido y donde jugó en el futbol base. De hecho, en las tres primeras jornadas de la presente liga, ha tenido presencia como interior, marcando dos goles gracias a una de sus mejores cualidades, la llegada.

ARROPADO

Sergi Roberto, uno de los capitanes del equipo, ha sido arropado en las últimas horas por sus compañeros y su entrenador. “Me duelen mucho los pitos porque conozco a la persona. Es un ser humano espectacular y quiere más que nadie a este club. Me gustaría recordar a la gente que no es lateral. Que hace un sacrificio para adaptarse”, dijo Piqué después del partido contra el Bayern, en el que Sergi Roberto se encontró demasiado solo en una banda en la que debía enfrentarse a Davies y Sané. “No me gusta que piten a mis jugadores. Sabemos que Sergi no es lateral y jugar uno contra uno con Davies es imposible”, decía Koeman.

LA RENOVACIÓN

Como adelantó el presidente, Joan Laporta, la semana pasada, el de Reus tiene acordada ya la renovación con el Barça. Ampliará su contrato hasta el 2024 y se rebajará el sueldo de manera ostensible. Cree el entorno del jugador que las negociaciones han perjudicado su imagen, pero los pitos no cambiarán su idea de seguir de azulgrana. Hay quien le recomendó que no siguiese, pero Sergi Roberto solo quiere jugar en el Barça y ahora de lo que tiene ganas es de firmar el nuevo contrato y reivindicarse después de la mala experiencia vivida en el partido contra el Bayern.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil