Sergi Roberto: reaparición sobria para empezar la redención

Sergi Roberto: reaparición sobria para empezar la redención

El FC Barcelona se llevó los 3 puntos en Mallorca con un golazo de Robert Lewandowski | LaLiga

El tercer capitán del Barça bloqueó un disparo, intentó otro, intervino 15 veces y no falló ninguno de los 10 pases que realizó en los diez minutos que disputó contra el Mallorca

Contra el Inter de Milán, el futbolista de Reus podría tener una oportunidad inmejorable para pedir paso en un escenario de máxima exigencia

El fútbol suele devolverte todo lo que le das, pero a veces también puede ser muy injusto. Sergi Roberto hace mucho tiempo que convive con el lado amargo del deporte rey. Las lesiones le han impedido jugar con regularidad durante los dos últimos años. El de Reus solo disputó 20 encuentros (1.198 minutos) la temporada 2020/21 y, la pasada campaña, su protagonismo fue testimonial, con 567 minutos repartidos en 12 duelos entre agosto y octubre y una recaída cuando parecía que su regreso al ‘verde’ era inminente.

El tercer capitán del Barça, sin embargo, inició el intento de redención el pasado verano. Pocas semanas antes de que expirara su contrato, aceptó una renovación a la baja, con unas condiciones sustancialmente inferiores a las de su anterior vínculo, para continuar en el club de su vida. Recuperado de los problemas musculares que le lastraron antaño, Sergi Roberto afrontaba el presente curso con la necesidad de volver a sentirse un futbolista importante en el Camp Nou. Xavi aprobó su continuidad. Su perfil de ‘comodín’ le convertía en un jugador interesante para el técnico.

El canterano empezó con buen pie. Con un gol y una asistencia en seis ‘ratos’. Se reivindicó en el amistoso contra el Manchester City para recaudar fondos contra la ELA –vivió una noche muy emotiva, pues su madre falleció en 2019 víctima de esta enfermedad– y fue titular en el compromiso inaugural de la fase de grupos de la Champions, ante el Viktoria Plzen (5-1). Ofreció unas buenas prestaciones como lateral. A partir de esa noche, no obstante, tuvo molestias que le impidieron ejercitarse al 100% y, por ende, entrar en las convocatorias de Xavi. No estuvo disponible ante Bayern, Cádiz y Elche.

El parón de selecciones, desastroso para el Barça por todos los futbolistas que ha perdido por lesión, le concedió dos semanas para culminar su puesta a punto y reaparecer en un momento clave en el que el equipo le necesita en el carril derecho. Sergi Roberto no fue titular en Son Moix, pero sí que acabó entrando desde el banquillo. Jugó unos diez minutos y se desenvolvió con sobriedad: bloqueó un disparo, intentó otro, intervino 15 veces y no falló ninguno de los 10 pases que realizó. Sin estridencias ni errores, se le vio cómodo. Cuando el árbitro señaló el final del partido, se quedó un rato más sobre el césped realizando varios ejercicios. Al ingresar después en el túnel de vestuarios, los pocos aficionados locales que quedaban en tribuna le vitorearon.

Es probable que el de Reus sea de la partida en Milán. Sus sensaciones fueron buenas y el Barça, por mucho que Alejandro Balde cumpliera en Mallorca, precisa un lateral de garantías. Sergi Roberto, por consiguiente, podría tener una oportunidad inmejorable para pedir paso en un escenario de máxima exigencia.