Sport.es Menú

La 'semana horribilis' de Gerard Piqué

El central azulgrana ha vivido, probablemente, su peor semana desde que es jugador del FC Barcelona

Ha acumulado tantos errores individuales como seguramente mucho le recordaban de toda su trayectoria hasta ahora en can Barça

De Marcos adelantó al Athletic aprovechando un error defensivo del Barça. Piqué rompió el fuera de juego que permitió al lateral poner el 0-1 en el marcador | LALIGA

¿Qué le pasa a Gerard Piqué? Es la pregunta que se hacen muchos. El defensa barcelonés, que podría haber escrito un 'Manual del buen central' por su pulcritud y perfección a lo largo de su inmaculada carrera como futbolista, vive su peor semana, probablemente, desde que defiende los colores del Barça. Tres partidos en apenas siete días que han dejado en una situación comprometida a una de las voces más autorizadas del vestuario.

Un mal partido lo puede tener cualquiera, dos consecutivos es raro en alguien de su altísimo nivel, pero también. El problema es que son tres ya los encuentros en los que comete errores de bastante bulto. Tres partidos en los que, además, su equipo no ha logrado la victoria. El nivel de excelencia en can Barça (qué vamos a descubrir ahora) es muy alto. Posiblemente, si a pesar de estas lagunas que ha mostrado Gerard en esta semana cargada de compromisos el Barça hubiera sumado 9/9 o 7/9 no estaríamos ahora escribiendo esto y la mala actuación del catalán hubiera pasado 'semidesapercibida'.

El problema es ese, que en el Barça enlazar tres choques consecutivos sin ganar, y hacerlo además ante rivales inferiores y con dos de los tres encuentros en el Camp Nou, eso es sinónimo de 'minicrisis'. O de crisis directamente porque el aire que se respira en medios y afición, en el entorno, no es nada bueno. Cierto es que las crisis se solucionan a base de resultados, pero cuando entras en este bucle (y hay un Tottenham-Barça en Wembley en el horizonte) la cosa es aún más preocupante si cabe. 

Gerard Piqué es un estandarte del club, del escudo, de la filosofía. En las 11 temporadas que lleva como integrante de la primera plantilla ha sido un ejemplo sobre el terreno de juego de rigor, de elegancia, de precisión, de liderazgo. Su trayectoria es intachable y es uno de los responsables directos de todo lo que ha logrado el Barça. Es por eso que sería injusto ahora crucificarle, pero no por ello hay que obviar que esta en un mal momento. Enlaza demasiados errores individuales para él y es hasta extraño. Evidentemente que sigue contando con la confianza de Valverde y de todos, pero no eso no quita que a la hora de analizar estos tres encuentros malos, nefastos, del Barça él tenga buena parte de culpa.

barça-girona (2-2): 

Lento en las dos acciones de los goles del cuadro gerundense. En el primer tanto de Stuani, al borde del descanso, se le anticipa el delantero uruguayo dentro del área en una acción en la que el central barcelonista tenía toda la ventaja para despejar en un centro manso y sin peligro. El atacante del Girona se adelanta y define perfecto ante Ter Stegen. 

Vídeo ID:
4462991

En el segundo gol del Girona Portu le deja en evidencia en carrera en una jugada en la que Piqué termina haciéndole penalti, pero el colegiado deja seguir. En la carrera por el balón parece que Gerard parte con ventaja, pero el escurridizo atacante del cuadro gerundense le gana bastante sobrado. 

Vídeo ID:
4462992

LEGANÉS-BARÇA (2-1): 

Mal partido, pésimo partido en general del Barça en Butarque. En el primer tanto encajado, el del empate, nada tiene que ver Piqué, puesto que el que llega tarde a cerrar a El Zhar es Vermaelen. En el segundo tanto de los 'pepineros' sí que interviene de forma providencial el central catalán. Acción de ataque de los madrileños en la que tiene toda la ventaja del mundo el defensa, pero a la hora de despejar le sale un pase de gol perfecto para que Óscar Rodríguez anote el 1-2. Error muy grave de concentración. 

Vídeo ID:
4464719

BARÇA-ATHLETIC (1-1):

En este caso no se le puede llamar de bulto, pero no deja de ser un error. Un despiste más bien, porque estar pendiente de la línea de fuera de juego es una obligación para un defensor, más de primer nivel y más siendo Gerard el 'jefe' de la zaga barcelonista, el que suele marcar dónde poner y dónde no esa línea que limita al 'offside'. Pero en la asistencia de Susaeta buscando la llegada en el segundo palo de De Marcos es Piqué el que rompe claramente una línea muy bien tirada por los otros tres integrantes de la zaga azulgrana.

Vídeo ID:
4469302

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil