¿Seguirá Koeman con el 3-5-2?

Salvo sorpresa, el Barça volverá a la línea de cuatro ante el Granada

En la previa del Barça-Bayern, el técnico justificó su decisión alegando"protegerse" del peligro bávaro y las bajas en ataque

El presidente del Barça, Joan Laporta, le ha dado un margen de tres partidos a Koeman para cambiar la imagen y los resultados del equipo | sport

El Barça buscará dejar atrás las malas sensaciones vividas ante el Bayern con un convincente triunfo contra el Granada que pueda, como mínimo, calmar los ánimos. Más allá de nombres propios, uno de los aspectos más comentados en las últimas horas está siendo el sistema de tres centrales y dos carrileros que tanta polémica y debate ha generado.

Koeman ya deslizó en la previa del choque ante el Bayern que quería "protegerse" ante la peligrosidad del ataque bávaro. Además, también recordó que las bajas en ataque invitaban a utilizar dicho dibujo. Sin embargo, los planes no salieron como se esperaba y la imagen del equipo fue muy pobre. Eso no ha hecho más que avivar las voces críticas sobre un 3-5-2 que sí dio rédito la temporada pasada en muchos momentos del curso.

LA DIRECTIVA NO QUIERE EL 3-5-2

Cuando llegó a la presidencia, el propio Joan Laporta se encargó de transmitir a Koeman que el ADN del Barça es el 4-3-3, por lo que invitó al técnico a dejar de utilizar el 3-5-2. Hasta la fecha, así había sido en lo poco que llevamos de curso. Pero el encuentro ante el Bayern supuso una regresión en ese aspecto. Más que nada, porque los jugadores exhibieron no tener nada asimilados los automatismos de este sistema.

Piqué no tuvo pelos en la lengua para valorar el desastroso inicio del FC Barcelona en esta Champions | MOVISTAR

COUTINHO, LA CLAVE PARA VOLVER AL 4-3-3

A pesar de que Agüero, Braithwaite, Dembélé y Ansu Fati siguen siendo baja, lo cierto es que el elemento que puede cambiar el tablero es Philippe Coutinho, quien todavía no estaba para ser titular ante el Bayern pero sí podría ser de la partida ya ante el Granada. No para jugar los 90 minutos, pero sí 50 o 60. Teniendo en cuenta que 'Cou' puede acompañar a Memphis, todo indica que Koeman recuperará el 4-3-3, jugándose Demir o Luuk la posición restante en el tridente ofensivo.

SIN MESSI, EL 3-5-2 NO ES LO MISMO

Lógicamente, el Granada no es el Bayern y eso provoca que los azulgranas no vayan a salir tan acomplejados ante el cuadro nazarí. Ante un equipo que podría conformarse con un empate, el equipo azulgrana necesitará tener mayor presencia ofensiva. Antes, el 3-5-2 podía compensarse arriba ya que Messi lo acaparaba todo. Pero ahora, jugar solo con dos puntas y que ninguno de ellos sea el rosarino es sinónimo de poca capacidad hacer daño al rival.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil