Satisfacción en el club: el 'plan Ilaix' salió a la perfección

NOTICIA SPORT

Ilaix Moriba regresó al filial con la misma ilusión que cuando juega en el primer equipo, consciente de que la prioridad es sumar minutos

El centrocampista hizo gala de si fuerza mental y Koeman, que estuvo muy pendiente de su partido ante el Alcoyano, se fue más que contento

Ilaix Moriba es una de las estrellas de la cantera del FC Barcelona. | Rubén Moreno

Posiblemente lo más difícil para un canterano sea pasar de la élite y el 'glamour' de la Primera División a las dificultades de la Segunda B. O lo que es lo mismo, soñar y verse en el primer equipo, y al día siguiente, bajar al filial. No todos lo entienden, algunos incluso no lo aceptan. Pero asimilarlo tiene un gran valor. Y no hay nada que ponga más contento a los técnicos que ver como un futbolista responde con la misma ilusión, intensidad y motivación a los dos retos.

De Ilaix Moriba se ha hablado, y mucho, durante las últimas semanas por los campos de la Ciutat Esportiva y los despachos. Ronald Koeman se lo hizo propio y el futbolista le respondió, pero con la recuperación de jugadorescomo es el caso de Sergi Roberto y un calendario menos comprimido al estar fuera de Europa su participación se iba a limitar. Experiencias recientes desaconsejaban tener a una promesa en el banquillo del primer equipo cuando el filial se está jugando tanto. Muchos en Sant Joan Despí todavía se tiran de los pelos cuando recuerdan que Ansu Fati y Riqui Puig se quedaron sin jugar el play-off de ascenso a Segunda A para luego calentar la grada con Quique Setién.

Triunfar en el filial para jugar en el primer equipo

La lógica se ha impuesto y si algo necesita un jugador que acaba de cumplir la mayoría de edad es acumular minutos. Ilaix bajó finalmente a entrenarse en la previa del partido contra el Alcoyano con el Barça B. Y se decidió que debía jugar. Había cierto temor a su respuesta sobre el terreno de juego, llevaba muchas jornadas sin participar con el filial y pasaba un examen observado con lupa por Ronald Koeman desde el palco del Estadi Johan Cruyff. Moriba lo sacó con nota. Se vació desde el primer minuto y fue a todas sin importarle que una amarilla le dejaba también fuera del próximo partido del primer equipo.

Casi todos los futbolistas que tienen la suerte de tener dinámica con los grandes dicen que su sitio está en el filial. Pero no siempre se lo creen de verdad. Ilaix sí lo ha hecho y la satisfacción en el club es grande. El premio, entrenarse este domingo con el primer equipo. "Si quieres triunfar con nosotros, antes tienes que hacerlo en el filial", es el mantra hacia estos jugadores.

Que siga con Koeman o que baje en los partidos del filial dependerá de muchas circunstancias, pero ya con la tranquilidad que responderá allí donde le digan y con el futbolista convencido de que lo que se decida será lo mejor para su formación.

Ilaix es una esponja

Y es que Ilaix combina dos características que están casando muy bien. Por un lado, tiene ese espíritu libre, de barrio, no se arruga ante nada y le van los desafíos. Pero por el otro, escucha de verdad a sus técnicos y es una esponja. García Pimienta y también Ronald Koeman le han pedido que mire más a puerta, que explote su poderoso 'cañonazo'. Ante el Alcoyano, con un técnico en el banquillo y el otro en el palco, no paró de chutar. Lo probó una y otra vez. Como le han insistido.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil