Sport.es Menú

Rosell: "Es la noticia que nunca en la vida habría querido dar"

El presidente del Barça, Sandro Rosell, acompañado del director deportivo de la entidad, Andoni Zubizarreta, ofreció una de las comparecencias ante la prensa más tristes de la historia reciente del club. Sandro y Zubi confirmaron la bomba que estalló a media tarde del viernes, la renuncia de Tito Vilanova al banquillo del primer equipo debido a una nueva recaída en su enfermedad, así como la decisión de no desplazarse para disputar el amistoso en Gdansk (Polonia) frente al Lechia.

JUAN MANUEL DÍAZ

La sala de prensa de la Ciutat Esportiva Joan Gamper estaba repleta, no solo por los representantes de los medios de comunicación, sino también por los integrantes de la plantilla presentes en Barcelona -algunos están todavía de vacaciones hasta el día 29 de julio- así como los componentes del staff técnico barcelonista. 

Sandro Rosell, flanqueado por Zubizarreta, arrancó confesando que debía dar "la noticia que nunca en la vida me hubiera gustado dar". A continuación leyó una nota en la que relató que "después de evaluar los resultados de las pruebas rutinarias de seguimiento realizadas esta semana a Tito Vilanova, se le ha presentado la opción de seguir un tratamiento" para combatir su enfermedad que resulta "incompatible con la posibilidad de desarrollar la responsabilidda de seguir siendo el entrenador del primer equipo".

Rosell, en una comparecencia sin preguntas, pidió "en su nombre y en el de su familia el máximo respeto por la privacidad de este proceso. Os pedimos a todos comprensión que pen'seis primero en las personas y en el club, después".

A LA BÚSQUEDA DE UN TÉCNICO

Rosell confirmó que en los próximos días "el vicepresidente deportivo Josep Maria Bartomeu y nuestro director deportivo Andoni Zubizarreta presentarán al nuevo entrenador, probablemente a principios de la semana próxima". No hay que olvidar que el Barça tiene un compromiso amistoso frente al Bayern de Múnich el día 24. Por el momento, ya se ha suspendido el desplazamiento a Gdansk (Polonia) para enfrentarse al Lechia.

El presidente confirmó que se suspendió la sesión de entrenamiento y que durante el encuentro, en el que no participó Tito, "hemos estado reunidos con todos los jugadores, con los capitanes, los veteranos y los más jóvenes a los que agradezco que estén ahora aquí; y hemos decidido no ir mañana a Polonia".

Rosell, visiblemente emocionado, concluyó diciendo que "la vida continua, esto es evidentemente un golpe muy duro para el Barça, como otros que ha sufrido, pero siempre se ha recuperado y hoy no será una excepción".

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil