Ronaldinho, 40 años y en prisión

No hay visos que hagan pensar en una inmediata excarcelación de Ronaldinho y su hermano

Su defensa confía en que esta próxima semana haya un giro en el caso que pruebe su inocencia

El cumpleaños más amargo para Ronaldinho | PERFORM

No hay que tirar mucho de imaginación para suponer cómo Ronaldinho Gaucho tenía previsto celebrar hoy un aniversario siempre tan especial como es el de los 40 años. Sus planes, sin embargo, se fueron al traste cuando hace exactamente dos semanas la Justicia paraguaya determinó su encarcelamiento provisional, junto con su hermano Roberto de Assis, en un centro de reclusión de máxima seguridad, en Asunción.

Los hermanos Assis Moreira están acusados de haber accedido al país con pasaporte y documento de identidad paraguayo falsificados, que pertenecen a dos ciudadanas que ahora cumplen arresto domiciliario. Un tribunal de Apelación ha ratificado el encarcelamiento provisional del crack porque considera que hay un alto riesgo de fuga del país. La Fiscalía ya no solo investiga por qué hubo una nacionalización exprés de Ronaldinho y Roberto de Assis, con la consecuente emisión de documentos apócrifos, sino cuál es su relación con una organización criminal, que habría blanqueado hasta 400 millones de dólares en el último lustro y con ramificaciones que podrían alcanzar incluso el tráfico de drogas.

Ronaldinho y su hermanísimo se declaran inocentes y se sienten víctimas de una mafia de emisiones fraudulentas de pasaportes. Sin embargo, en sus dos declaraciones ante la Justicia paraguaya no esclarecieron nunca quien fue el mentor de su documentación falsa.

No hay visos que hagan pensar en una excarcelación inmediata de Ronaldinho y Roberto. Hasta la fecha no ha habido ninguna concesión judicial a los protagonistas de un escándalo que ha tenido un gran impacto en la opinión pública paraguaya, ya que podría afectar a integrantes del Gobierno. De momento, existen 16 imputados, diez de los cuales cumplen prisión preventiva. La Fiscalía está siendo implacable.

La defensa de los Assis Moreira confía que, esta próxima semana, pueda haber un giro en el caso, cuando termine la pericia del móvil de Roberto (el de Ronaldinho no fue incautado porque no estaba con él en el momento de su detención). Según los letrados, cuando se analice el contenido del celular del hermanísimo quedará manifiestamente comprobada su inocencia. 

Mientras, un alicaído Ronaldinho ya ha dado sus primeras muestras de disconformidad por su encarcelamiento a algunos de sus colegas reclusos. El crack, según publican varios medios de su país, estaría muy preocupado por cómo su madre, doña Miguelina, que atravesó por varios problemas de salud en los últimos años, estaría viviendo el encarcelamiento de sus dos hijos varones.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil