El rompecabezas de la defensa del Barça

El rompecabezas de la defensa del Barça

Xavi no tiene demasiado margen de maniobra de cara al tramo final de temporada: el estado físico de Piqué, la única duda

La retaguardia será, en principio, la línea que más reforzará la dirección deportiva culé este verano

El Barça afronta el tramo final de la temporada con la obligación de clasificarse para la próxima edición de la Champions League, objetivo que tiene bastante cerca después de la 34ª jornada, en la que el conjunto blaugrana ha hecho los deberes y, además, ha visto como sus rivales directos –Sevilla, Atlético, Betis, Real Sociedad y Villarreal– se han dejado puntos. Los de Xavi Hernández, afianzados en las posiciones europeas, también quieren ganar la ‘otra’ Liga y amarrar la segunda plaza de la tabla, aunque para ello deberán mejorar ostensiblemente la imagen mostrada en el último mes, especialmente en defensa.

El técnico culé no tiene excesivo margen de maniobra en la retaguardia. Con Sergiño Dest y Sergi Roberto en el dique seco, Dani Alves será el encargado de ocupar el lateral derecho en las cuatro ‘finales’ domésticas restantes. Ronald Araujo también se podría desplazar a la banda en caso de necesidad, pero el Barça necesitará la mejor versión del uruguayo en el eje de la defensa. Gerard Piqué no consigue superar los problemas musculares que arrastra desde hace varias semanas y el charrúa, recién renovado, será fundamental para aguantar a un equipo que durante prácticamente toda la temporada ha sido frágil atrás.

El ‘3’, por su parte, irá apareciendo de forma intermitente, cuando las molestias en el aductor se lo permitan. Xavi ya dejó claro ante la Real Sociedad y el Mallorca que, aunque no esté al 100%, Piqué va a tener minutos y será importante en la medida de sus posibilidades. Lo ideal sería que el segundo capitán se tomara un descanso y no reapareciera hasta la campaña 2022/23, pero las urgencias culés a nivel clasificatorio imposibilitan este tipo de ‘privilegios’. Eric Garcia, en este sentido, será el escogido cuando el líder de la zaga no esté en condiciones. Clément Lenglet y Samuel Umtiti serán otras alternativas para el míster. También Óscar Mingueza cuando supere el coronavirus, aunque su presencia hasta el momento ha sido testimonial.

En el lateral izquierdo, Jordi Alba no tiene competencia. El de L’Hospitalet lo ha jugado todo por necesidad y por rendimiento: aunque está lejos de su ‘prime’, es innegable que su productividad ofensiva está siendo positiva para el Barça. Alejandro Balde, el relevo de la casa, solo ha disputado 116 minutos en seis apariciones.

¿Y la temporada que viene?

La defensiva es, sin ninguna duda, una de las líneas que más debe mejorar la dirección deportiva del Barça con vistas al futuro. Tal como informamos la semana pasada en SPORT, el club buscará una salida a Lenglet, Umtiti y Mingueza e intentará efectuar varias incorporaciones. Una, de hecho, ya está cerrada: Andreas Christensen llegará al Camp Nou con la carta de libertad y firmará por cuatro años. No se descartan más refuerzos en el centro de la retaguardia, aunque la prioridad es impulsar el nivel competitivo de los laterales.

En la banda derecha el preferido es César Azpilicueta, aunque su llegada solo se producirá si consigue desligarse del Chelsea. En el carril izquierdo, el objetivo es fichar a algún futbolista que compita la titularidad a Jordi Alba y que, en caso de que no se la gane, como mínimo sea un recambio de garantías para darle descanso. Javi Galán, Grimaldo y Marcos Alonso son algunos de los nombres que se encuentran hora mismo sobre las mesas de las oficinas blaugranas.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil