Sport.es Menú

Rodrigo gana enteros como refuerzo del Barça

El club azulgrana inicia contactos con el Valencia para intentar su fichaje: la dirección deportiva valora su capacidad de trabajo y su versatilidad

El hispano brasileño tiene 28 años y una cláusula de rescisión de 120 millones de euros: la Roma también le quiere

Rodrigo firmó ante el Getafe uno de sus mejores partidos de esta temporada | LaLiga

 En esa especie de mercado de valores que se abre cada verano entre los clubes para incorporar jugadores, hay unos que suben y otros que bajan. Como en la Bolsa, algunos futbolistas ven cómo sus acciones ascienden como la espuma en determinados momentos: algo así está ocurriendo con Rodrigo Moreno, el delantero centro del Valencia, cuyas posibilidades de convertirse en jugador del Barça han crecido notablemente en los últimos días. 


El club azulgrana, que sigue buscando un refuerzo potente para su línea de ataque, ha iniciado conversaciones con el Valencia para intentar acometer el fichaje del delantero hispano brasileño. Con contrato hasta 2022 y una cláusula de 120 millones de euros, a sus 28 años Rodrigo es uno de los atacantes que mejor se ajusta a lo que busca la dirección deportiva del Barça

De Rodrigo gusta especialmente su versatilidad (es capaz de caer a banda y de rendir bien también como media punta), su capacidad de trabajo y su habilidad para asociarse con sus compañeros (ha concluido el curso con diez asistencias). De hecho, es uno de los delanteros preferidos por el entrenador, Ernesto Valverde, para reforzar la delantera. También es el ‘nueve’ titular de la selección española, un detalle que refuerza su cartel y denota que se trata de un jugador de garantías. 

siempre sobre la mesa

Sus dos últimas temporadas como delantero del Valencia a las órdenes de Marcelino han sido excelentes: 15 goles en 51 partidos en el curso recién concluido; 19 goles en 44 encuentros el año pasado. 


El nombre de Rodrigo siempre ha estado sobre la mesa de los responsables de la dirección deportiva del Barça, pero la montaña rusa que se ha vivido en las últimas semanas sobre el futuro de Ernesto Valverde ha afectado a la carpeta de Rodrigo: tras la debacle de Liverpool, con Valverde muy tocado, la ‘opción Rodrigo’ perdió peso.

Ahora, sin embargo, con Valverde reforzado en su puesto, el futbolista del Valencia es una de las prioridades del Barça. La final de Copa de Sevilla, en la que Rodrigo marcó el segundo gol de su equipo, confirmó esa sensación en los despachos de Can Barça

los pros y las contras

Como en cualquier fichaje, la operación presenta pros y contras: a favor cabe apuntar la excelente relación entre ambos clubes, que a lo largo de las últimas temporadas se han acostumbrado a firmar jugadores, especialmente desde la capital del Turia hacia el Camp Nou (Alcácer, André Gomes y Murillo han sido los últimos). Precisamente el gran interés que ha mostrado el Valencia en dos futbolistas del Barça –Jasper Cillessen y Denis Suárez- también puede servir para facilitar la operación, aunque la ficha del portero holandés es muy alta para las posibilidades del Valencia.


En contra, en cambio, aparece una interesante propuesta de la Roma a Rodrigo: el club italiano estaría dispuesto a pagar alrededor de 70 millones de euros por el jugador nacido en Río de Janeiro y a mejorarle notablemente su salario.  Pero afortunadamente para el Barça, al Valencia no le urge vender y escuchará con atención la propuesta en firme que llegue desde el Barça. 

quiere sentirse importante

Rodrigo Moreno le seduce la posibilidad de convertirse en jugador del Barça: no le pesa su pasado madridista (jugó en el filial antes de ser traspasado al Benfica), pero alberga alguna duda por el rol que le espera en caso de desembarcar en el Camp Nou.

Titular indiscutible en el Valencia que jugará la Champions, Rodrigo también es titular en la selección española y no quiere dejar de serlo, teniendo en cuenta que en 2020 se disputará la Eurocopa. Rodrigo sabe que está ante la oportunidad ideal para salir del Valencia, pero quiere ir a un equipo en el que tenga asegurada una notable cuota de participación.

No quiere seguir los pasos de Paco Alcácer, que apenas tuvo oportunidades de jugar en el Barça y tuvo que buscarse la vida en el Dortmund, sino dar un paso adelante para seguir creciendo sin perder presencia ni minutos. El año pasado, estuvo en la órbita del Real Madrid (Julen Lopetegui, que lo había llevado al Mundial, era su valedor) pero finalmente la operación no cuajó. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil