Riqui Puig se doctora con nota ante el Atlético

Fue de los mejores del Barça tras un gran partido ante el Atlético de Madrid

Su titularidad quedó más que justificada gracias a su movilidad entre líneas que generó mucho dinamismo al juego del Barça

Rique repitió titularidad ante el Atlético
Rique repitió titularidad ante el Atlético | VALENTÍ ENRICH

Riqui Puig convenció a Quique Setién con su actuación ante el Celta de Vigo  y el centrocampista catalán repitió titularidad ante el Atlético de Madrid en el Camp Nou. Menudo acierto contar con este jugador. Lástima que se haya tardado tanto en entregarle minutos y confianza.

El joven azulgrana demostró ante el conjunto colchonero que ha nacido para jugar en el FC Barcelona. Sabe qué significa llevar esta camiseta y su cabeza está impregnada de ADN Barça. Juego rápido, pases al primer toque, visión de juego con y sin balón... tiene las características ideales para convertirse en un jugador importante en el equipo como anteriormente lo fueron Guardiola, Xavi o Iniesta.

El joven azulgrana solo en los primeros compases mostró algo de imprecisión, seguramente fruto de los nervios, pero en cuanto tocó cuatro balones tuvo mucha presencia en el campo en todo momento jugando en numerosas ocasiones en una posición algo más adelantada que ante el Celta, más de mediapunta.

Gran visión con y sin balón

Lo que más sorprende es lo cómodo que se siente el jugador pese a su carencia física, presionando, pidiendo el balón constantemente y pivotando con mucho criterioTambién sin balón Puig es un extraordinario jugador que sabe moverse entre líneas. Y algo muy importante, se entiende con Leo Messi y comprende lo que el argentino espera de él y lo interpreta a la perfección.

Sabedores del peligro que supone su movilidad en la zona de media punta, la defensa del Atlético, muy atenta, le acorralaba constantemente para impedir que iniciara jugadas de peligro con su habilidad para romper líneas. Una prueba más de que el joven futbolista de Matadepera se convierta en uno de los jugadores que más dolores de cabeza puede acarrear al rival. Y más con la salida del equipo de Arthur.

Una ocasión de mucho peligro

En el minuto 56 Riqui, arrancando prácticamente desde la línea de medios, recibió un pase en profundidad que no llegó a rematar al primer toque por milímetros. Fue su ocasión más clara del partido, lástima que no la pudo culminar.

El balance del partido de Riqui Puig no puede ser más alentador para la afición del Barça que puede ver en el catalán una luz en un Barça que ante el Atlético realizó un buen partido pese al empate.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil