Rijkaard: "Ronaldinho fue el líder indiscutible del Barça"

Rijkaard: "Ronaldinho fue el líder indiscutible del Barça"

Frank Rijkaard reconoce en un artículo en la Revista 'Barça' que edita el club blaugrana que Ronaldinho fue el líder indiscutible de ese equipo que encadenó dos Ligas seguidas y una Champions league. El ultimo número de la revista que el Barcelona envía a los socios está dedicado a los grandes cracks de la historia del club (Samitier, Kubala, Cruyff, Maradona y Ronaldinho). precisamente en el artículo sobre Ronnie, Rijkaard escribe lo siguiente:

"Hablar de Ronaldinho es hablar del hombre que durante unos años devolvió la ilusión al FC Barcelona después de una época de deseperanza. Su fichaje supuso una inyección de aire fresco en un club que no encontraba el camino del éxito.

Después de unos años de desilusiones, Ronaldinho aportó un nuevo espíritu al barcelonismo. Su calidad y su talento futbolístico lo convirtieron en un líder indiscutible dentro del campo. Sus compañeros enseguida creyeron en él y él los arrastró hacia la esperanza de obtener un equipo ganador. Tardó unos meses, peor al final, los éxitos llegaron.

Fuera del campo, su magia se contagió a la gente. El público se vio reflejado en un jugador que disfrutaba y que hacía disfrutar. La grada no tardó en contagiarse de ese espíritu y esa tristeza se transformó en poco tiempo en optimismo y confianza. Su liderazgo era indiscutible y él lo asumió sin estridencias. Sólo con una sonrisa. No era un líder de hablar mucho ni de hacer grandes discursos a sus compañeros. Era un líder silencioso que sólo necesitaba sonreír para contagiar al resto del grupo. A pesar de su condición de estrella, siempre se mostró sencillo y humilde. Era uno más, un amigo con el que todos podían contar desde los grandes jugadores hasta los más modestos empleados del club, a los que nunca negaba una palabra de agradecimiento.

Con el tiempo, a causa de diversas circunstancias, su rendimiento bajó. Su fútbol fue de más a menos y el equipo lo notó. A pesar de todo, la valoración global de su pasado por el club se puede calificar como de muy positiva. Yo, al menos, siempre diré con orgullo que he entrenador y he compartido experiencias con un jugador de su talla. A mí también me cautivo su magia con la pelota, peor sobre todo, su alegría".