El reto de Nico ante el Bayern

El canterano ya sabe lo que es jugar en la Champions y ante el Bayern vivirá su primera prueba de fuego ante un gran rival

Las cualidades de Nico con y sin el balón serán importantes para que el Barça no pierda presencia en el centro del campo

El canterano del FC Barcelona fue uno de los jugadores más destacados en Kiev y estuvo a centímetros de estrenar su casillero goleador en Champions si no fuera porque Memphis, sin querer, rechazó su remate | TELEFÓNICA

El Barça se juega seguir vivo en la Champions ante el Bayern de Múnich en Alemania y hasta allí ha viajado Nico González, futbolista de 19 años formado en La Masía y que se ha ganado un hueco en un primer equipo, ahora a los mandos de Xavi Hernández. El centrocampista ya sabe lo que es jugar en la máxima competición europea porque Sergi Barjuán confío en él en Kiev, y ahora en tierras alemanas el canterano tiene la oportunidad de seguir demostrando que puede ser competitivo ante equipos de gran nivel como el de Nagelsmann.

Al igual que 'Gavi', Nico ha se ha ganado su presencia en el once a base de un trabajo tan útil como efectivo. El jugador nacido en A Coruña y formado en el Barça no ha tenido problemas en interpretar el juego desde la posición de pivote hasta de interior, e incluso ha resaltado jugando al lado de futbolistas importantes y consagrados como Frenkie De Jong o Busquets.

UN 'PELOTERO' CON FÍSICO

A su inteligencia para saber moverse, buscar los espacios y a entender cuándo y dónde pasar la pelota se le une un físico imponente (1.88 metros y 85 'kilos') que le convierten en un futbolista completo con o sin el balón en los pies. Contra el Bayern, el Barça intentará salvaguardar la pelota y llevar el control del partido, algo que el conjunto alemán no lo pondrá nada fácil e incluso también buscará imponerse a través del balón, por lo que el músculo y la fuerza será esencial para que los azulgrana no pierdan presencia en el centro campo.

Nico González intenta superar al defensa belga del Benfica, Jan Vertonghen, en el partido de Champions en el Camp Nou

| EFE

En este sentido, su figura debe ser importante no solo en la presión y en abarcar terreno, sino en saber muy bien qué hacer una vez el Barça pueda recuperar la pelota. La practicidad de Nico ha sido muy valiosa desde que juega en el primer equipo y en Alemania tendrá su primera gran prueba de fuego ante un equipo muy bien trabajado y que aúna músculo y a la vez mucha calidad técnica.

Aunque Nico ya ha podido sentir la presión de jugar una competición como la Champions, para el Barça el partido en Múnich es una final y los futbolistas deberán responder como tal. Nico estará en la sala de máquinas acompañado de Busquets y De Jong y con tan solo 19 años ya ha demostrado que está en el presente y en el futuro de los planes del club. Xavi también ha captado a la primera lo que puede ofrecer y ante el Bayern Nico jugará su partido más importante desde que aterrizó en el primer equipo.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil