La resurrección de Ilaix en Mestalla

La resurrección de Ilaix en Mestalla

Ilaix Moriba, nuevo jugador del Valencia: Siempre lo doy todo en el campo | @valenciacf

Tras desvincularse del Barça, el futbolista puso fin a su desastrosa etapa en el Leipzig este mercado de invierno

Está cedido al conjunto ‘ché' y el domingo jugará por primera vez contra el Barça, tras once años como blaugrana

Viejos conocidos. Poco menos de seis meses después de salir del Barça, Ilaix Moriba se verá las caras este domingo contra sus antiguos compañeros. El centrocampista contó con un gran protagonismo en el tramo final de la temporada pasada -jugando 15 de los últimos 16 encuentros bajo las órdenes de Ronald Koeman- con la mayoría de edad recién cumplida.

Sus elevadas expectativas económicas imposibilitaron alcanzar un acuerdo con el club blaugrana, dejándole entrenar con el equipo juvenil y sin entrar en la lista de convocados durante las primeras jornadas de competición, cuando el mercado de fichajes todavía estaba abierto.

El mismo 31 de agosto, Ilaix puso fin a una etapa de once años como blaugrana y puso rumbo a la Bundesliga para enrolarse en el Leipzig, a cambio de 16 millones de euros, más 6 en variables y un 10% de una futura venta.

Frío lejos de Barcelona

Llegó como una estrella a tierras alemanas, pero rápidamente descubrió que lo que estaba viviendo de blaugrana era un oasis. Los números hablan por sí solos: seis partidos de 25 posibles, ninguna titularidad y un total de 100 minutos.

Bien es cierto que los primeros meses siempre son de adaptación, más aún cuando el centrocampista había perdido ritmo de competición al haber estado apartado del Barça, y a las puertas de acabar el año hubo un cambio en el banquillo en el Leipzig que no le benefició en absoluto.

Situación revertida

La llamada del Valencia fue recibida como agua de mayo. Moriba se ha erigido como un jugador indiscutible en los planes de Bordalás. Ha participado en los cuatro partidos posibles desde que llegó a Mestalla, siendo titular en tres de ellos. Eso sí, en una posición algo más atrasada que la desempeñada en el Camp Nou. El domingo, partido especial para el de Guinea-Conakri.

Temas