Sport.es Menú

La unidad C del Barça empata en Huesca

El portero alemán fue el único titular indiscutible en el once inicial de Valverde en El Alcoraz

A falta de fuelle, los suplentes mantuvieron las constantes vitales pensando en la Champions y el Manchester United

Wagué debutó ante el Huesca con un buen partido | LALIGA

El FC Barcelona cerró su desplazamiento a Huesca con un empate 0-0. En un feo ejercicio de practicidad, el líder sumó un punto ante la inoperante colista que, teniendo en cuenta el calendario y el juego, habrá que dar por bueno. 

FICHA TÉCNICA

LALIGA (JORNADA 32)

HUE

0-0

FCB

SD HUESCA

Santamaría; Miramón, Pulido, Javi Galán, Etxeita (c); Juanpi (Melero 60'), Rivera, Moi Gómez; Chimy Ávila (Gallart, 88'), Enric Gallego y Ferreiro (Cucho Hernández, 72').

FC BARCELONA

Ter Stegen (c); Wagué, Murillo, Todibo, Umtiti, Malcom; Aleñá (Arthur, 80'), Arturo Vidal, Riqui Puig (Jordi Alba, 67'); K.P. Boateng y Dembélé (Coutinho, 67').

ÁRBITRO

Cuadra Fernández (Comité Balear). Tarjetas amarillas a Todibo (42') por agarrar a Ferreiro; a Wagué (90') por una entrada sobre Enric Gallego; A Pulido (90'+1') por una falta sobre Boateng.

INCIDENCIAS

Estadio de El Alcoraz, 7.332 espectadores.

Ernesto Valverde reservó a todos los titulares con la excepción de Ter Stegen pensando en la "linda y deseada" Champions, que diría Leo Messi. Y la 'unidad C', falta de minutos y rodaje por parte de sus componentes, tuvo fuerzas para sacar un punto en El Alcoraz.

Si la lista de convocados apuntaba a una revolución en el once, Valverde la confirmó al dar a conocer la alineación. El Txingurri alineó a Ter Stegen y diez más hasta, el punto de cambiar el dibujo hasta un poco habitual 3-5-2.

Fue una buena tarde para que TodiboWagé Riqui Puig demostraran que tienen motivos para soñar con integrar algún día la primera plantilla. Arturo Vidal certificó su profesionalidad, asumiendo la función de mediocentro con un gran despliegue físico para compensar su falta de luces a la hora de construir el juego.También lo penalizó que Aleñá no tuviera su mejor día. Umtiti Dembélé tuvieron los minutos que necesitan para recuperar el punto de forma y Murillo Boateng, para justificar su llegada en invierno.

ACIERTO DE VALVERDE 

No había nada que reprochar a la decisión del técnico blaugrana, a tres días del trascendental encuentro frente al Manchester United, y tampoco se puede cuestionar la actitud de los elegidos pese a que para algunos suponía pasear su condición de (muy) suplente sobre el terreno de juego de El Alcoraz.

Eso no quiere decir que el Barça no acusara tantas novedades; a la hora de tener continuidad en el juego, más allá de los chispazos de talento de Riqui Puig y para llegar al área rival, con un Boateng lento y un Malcom limitado en el carril. 

DOS DEL BARÇA

Pese a todo, el Barcelona se vio beneficiado por la inicial puesta en escena del Huesca. Pese a su condición de local y a la urgencia de puntos que sufre como colista, el conjunto de Paco Rodríguez no se cerró atrás ni tampoco presionó desesperadamente arriba.

Así, el primer tiempo fue casi de guante blanco, con pocas ocasiones. El Barça tuvo dos muy claras, casi en el mismo minuto (16'). Dembélé aprovechó una sensacional asistencia de Riqui Puig en un mano a mano con Santamaría, que el portero sacó a córner con la punta de los dedos. Y en la jugada posterior el meta del equipo oscense desvió un remate de cabeza de Murillo que iba dentro.

La réplica local fue limitada, con aproximaciones de Juanpi y Chimy Ávila, aunque su mejor oportunidad llegó a través del bullicioso Enric Gallego cuando probó fortuna, en un disparo muy desviado desde la frontal después de un buen quiebro (39').

LA hora de la siesta

Tras el descanso, ni Huesca ni Barça despertaron del todo de la siesta. Los locales mostraron algo más de intensidad y a la hora de juego, Paco Rodríguez incorporó a Melero por Juanpi para tener más llegada al área del Barça; y a falta de un cuarto de hora (72') Cucho Hernández relevó a Ferreiro.

Eso sí, opciones para marcar los aragoneses, las justas. Enric Gallego reclamó un inexistente penalti (52') en una pelea por el balón con Ter Stegen y Umtiti sacó un balón peligroso al Cucho en el 76'.

Tres del Barça

Una vez más, las ocasiones de gol fueron catalanas y por partida triple esta vez. En el minuto 56' Wagué progresó por su banda y centró al área para que rematara Dembélé. Etxeita tocó lo justo para conceder córner.

En la jugada posterior, Malcom se inventó un disparo que se estrelló en el poste (57') y el rechace fue a parar a Aleñá. Etxeita desvió una vez más el lanzamiento.

Valverde siguió administrando fuerzas (67') y realizó un doble cambio, incorporando a Jordi Alba y Philippe Coutinho por Riqui Puig y Dembélé, lo que permitió que Malcom se situara en su posición preferida, la banda derecha.

LO DIO POR BUENO

La falta de control del juego puso de mal humor al Txingurri, que decidió incorporar a Arthur por Aleñá en los últimos diez minutos. Las limitaciones del Huesca y la buena actitud de Wagué, que interceptó a Chimy Ávila en su última cabalgada (86') mantuvieron la igualada.

Con el equipo desfondado (muchos jugadores tienen pocos minutos de juego), el Barça tuvo que dar por buena la igualada. A fin de cuentas, ya estaban pensando en el Manchester United antes de viajar a Huesca.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil