El asedio del Barça se quedó a medias en una noche de brujas

Increíble, pero los azulgranas solo pudieron empatar ante un Alavés que jugó más de media hora con diez

Hernández Hernández no señaló un penalti por agarrón a De Jong

Increíble. Al Barça se le escapa la Liga después de tener multitud de ocasiones, asediar durante media hora a un rival con diez y no poder pasar del empate. La remontada se quedó a medias porque los azulgranas prácticamente tiraron toda la primera mitad. Nada que ver con la ensoñación de Turín. El Barça de la Liga es otro al de de Europa.

FICHA TÉCNICA

LaLiga Santander

ALA

1-1

FCB

Alavés

Pacheco; Ximo Navarro (Aguirregabiria, 41'), Laguardia, Lejeune; Edgar (Tavares, 58'), Tomás Pina (Manu García, 72'), Battaglia, Jota, Rubén Duarte; Deyverson (Joselu, 58') y Luis Rioja (Adrián Marín, 72').

Barça

Neto; Sergi Roberto, Piqué, Lenglet (Pjanic, 46'), Jordi Alba (Dest, 68'): Busquets (Pedri, 46'), De Jong; Dembélé (Trincao, 46'), Messi, Ansu Fati; y Griezmann.

Goles

1-0 M.30 Luis Rioja. 1-1 M.63 Griezmann.

Árbitro

Hernández Herández (canario). Expulsó por doble amonestación (15' y 61') a Jota. TA: Deyverson (22'), Messi (39'), Lenglet (44'). Busquets (44'), Duarte (86').

Incidencias

Partido disputado en el estadio de Mendizorroza a puerta vacía.

Volvió el Barça a un once más 'clásico', con Busquets, Piqué y el cumpleañero Ansu. Y volvió al juego previsible de la Liga y alejado de las alegrías europeasl Desde el pitido inicial, el cuadro azulgrana se percató que iba a ser un partido de los de masticar arena ante un equipo, el de Pablo Machín, que planta su muro de cinco atrás y sale rápido a la contra. Y eso que los dos puntas titulares, Lucas Pérez y Joselu, empezaron en el banquillo.

Diez minutos y Ronald Koeman ya no aguantó más sentado en el banquillo. Se puso de pie y frunció el ceño. Algo no iba bien. Ansu recibió un gran regalo de Lenglet, un balón en profundidad que escoró demasiado, pero el balón siguió circulando demasiado lento y previsible. 

El Alavés se empezó a animar con un disparo de Edgar Méndez que encontró a Neto bien colocado. El primer aviso de lo que llegaría después. Pese al juego espeso, hubo buenas ocasiones para que el partido no se torciera. Griezmann no resolvió un buen pase de Ansu y Messi se topó con Lejeune, que le sacó el balón bajo palos en un libre directo.

Hasta que llegó el desastre, A la media hora. Piqué y Neto. Neto y Piqué. Error garrafal de ambos, más del brasileño, quizás presionado por el inminente regreso de Ter Stegen. No se entendieron. El brasileño recibió un pase atrás de 'enemigo', es cierto, se lió con los pies y lo aprovechó Luis Rioja para marcar a puerta vacía. El gol reforzó el plantemiento defensivo del Alavés y desesperó al Barça. Reclamó penalti De Jong por empujón, y si el VAR lo revisó, lo debió hacer en tiempo récord. En fin. Messi, al que en cada acción le venían dos defensas, vio la amarilla por tirar el balón con rabia, no hubo manera en unos primeros 45 minutos para olvidar.

EL TRIPLE CAMBIO DE KOEMAN

Así que Koeman no se anduvo con chiquitas. Triple cambio tras el descanso. Tres nuevos, Pjanic, Pedri y Trincao, por Lenglet, Busquets y Dembélé. Y un Barça con aires renovados que tuvo pronto la primera con Messi. Con de Jong de central y Pedri en el doble pivote con Pjanic, el Barça buscó la remontada. Ayudaría, claro, quedarse media hora en superioridad por la doble amarilla a Jota. La entrada a Piqué fue dura.

No se podía perder ni un instante, Sí, por fin marcó Griezmann. Tras una recuperación de Ansu y con un toque sutil. Repitió en el 70', anulado por fuera de juego, pero el francés ha vuelto. Y eso es importante. Asedió y asedió el Barça en busca del segundo.

Neto se resarció ante Joselu en una de las pocas ocasiones que el Alavés pudo respirar. El Barça volvió a la carga. Koeman sorprendió dando entrada a Braithwaite por Ansu, que se quedó sin un gol merecido. El tiempo se agotaba, Pacheco lo desviaba todo, también un colocadísimo chut de Pjanic. Cinco minutos de añadido. Y nada, no hubo manera. Pedri le cambió la cara al Barça con su entrada, también Trincao con su explosividad, y Koeman debe tomar buena nota de ello, faltan frescura y piernas ante equipos que se atragantan. El Alavés, con orden y disciplina, retrató alguno de los problemas de los azulgranas. Menos mal que el próximo partido vuelve a ser de Champions...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil