El Barça de Setién da su primer gran golpe

El equipo tuvo personalidad para remontar por dos veces un marcador en contra

El balón parado funcionó y originó dos tantos, junto a otro golazo de De Jong

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

BET

2-3

FCB

Betis

Joel, Emerson, Mandi, Bartra, Alex Moreno, William (Joaquín, 69'), Guido Rodríguez (Tello, 85'), Aleñá, Fekir, Canales y Borja Iglesias (Loren, 62')

FC Barcelona

Ter Stegen, Semedo, Umtiti, Lenglet, Junior (Alba, 56'), Busquets, De Jong, Arturo Vidal (Arthur, 56'), Sergi Roberto, Messi y Griezmann (Rakitic, 88')

Goles

1-0, Canales, de penalti (6'); 1-1, De Jong (8'); 2-1, Fekir (27'); 2-2, Busquets (45'); 2-3, Lenglet (72')

Árbitro

Sánchez Martínez (murciano). TA: Emerson (36'), Mandi (45'), Guido (72'), Fekir (2, 76') / Lenglet (5' y 79'), Sergi Roberto (28'), Arturo Vidal (31'), Busquets (58'). TR: Fekir (76') / Lenglet (79')

Incidencias

Benito Villamarín, 54.526 espectadores

El Barça de Quique Setién necesitaba un punto de impulso y este ha podido llegar con un gran triunfo ante el Betis. El equipo mostró más carácter que en otras ocasiones y eso le permitió remontar por dos veces el marcador, pese a que mostró graves deficiencias, especialmente en defensa donde la baja de Piqué fue una losa.

El partido arrancó con un Betis muy intenso y con el público apretando mucho, sobre todo, al colegiado Sánchez Martínez al que increparon desde el calentamiento. La afición bética está que arde con los arbitrajes y el murciano tuvo que soportar un ambiente hostil. De entrada, el árbitro se dejó intimidar cuando no señaló una falta clarísima de Guido sobre Messi cuando Leo iba disparado hacia el área rival y, poco después, fue reclamado por el VAR tras un disparo de Fekir que rebotó en el brazo de Lenglet y señaló penalti. Canales transformó la pena máxima engañando a Ter Stgen.

Golazo de De Jong

La reacción del Barça fue fulgurante y con una jugada alejada del estilo Setién. Pase vertical de Lenglet rompiendo líneas hacia De Jong, el holandés abre a Messi, quien espera la incorporación de su compañero para ponerle un balón de oro que el ex del Ajax empalmó a la red. Un golazo en una acción rápida y con los toques imprescindibles.

El conjunto blaugrana estaba viendo que el Betis dejaba desprotegida la espalda de su defensa y Messi se coló entre los centrales para que Griezmann le diera un sensación pase, aunque Leo no pudo superar a Joel en su salida. El Barça se estaba sintiendo cómodo a medida que podía superar la primera línea de presión bética y se instalaba en campo contrario.

El agujero de Semedo y Umtiti

El gran handicap llegó en defensa. Fue blanda con Semedo, Umtiti y Junior sin dar una derechas. Una rápida recuperación de Guido, con pase de Aleñá a Fekir fue aprovechada por el ex del Lyon para cruzar la pelota a la red ante la pasividad de Umtiti en la marca. Fekir se divertía por el flanco derecho blaugrana viendo que Semedo y Umtiti eran un despropósito continuo. El luso fue un agujero en defensa y en ataque estuvo terriblemente impreciso.

Al Barça vio como el marcador se le ponía otra vez en contra y esta vez la reacción costó más. Arturo Vidal no paraba de pelear y buscar su sitio como falso nueve, al igual que Sergi Roberto por la derecha, pero no había manera. Sin embargo, la suerte sonrió al equipo al borde del descanso con una falta colgada al área y Busquets, más listo que todos, cogió un rechace para empatar en la última acción antes de enfilar la caseta.

Mejoría tras el descanso

El descanso sentó de perlas a los blaugrana que salieron mostrando mucho más el colmillo. Joel frustró otras ocasión de Messi y el equipo por fin asomaba por la izquierda con Junior. Setién quiso dar pronto una vuelta de tuerca con la entrada de Alba y Arthur para ganar en protagonismo en ataque y lanzarse a por la victoria.

Messi probó una vaselina imposible, similar a una que ya hizo en el mismo Villamarín, con un Barça con mucha más fe que en partidos precedentes. El premio del gol finamente llegó con una falta servida por Leo, cabezazo blando de Lenglet, pero Joel resbala y el balón se cuela en la portería.

Diez contra diez

El gol desató de nuevo un intercambio de golpes y un final trepidante. Fefkir fue expulsado por protestar y Lenglet también vio la segunda amarilla por una falta. Las fuerzas se igualaron y la moneda podía caer para cualquier lado. El árbitro, de forma grotesca, no pitó un clamoroso agarrón de Bartra a Messi en el área y el partido acabó con triunfo blaugrana.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil