¡El VAR roba el clásico al Barça!

Un doble agarrón entre Ramos y Lenglet fue solucionado por el videoarbitraje con el penalti decisivo

Ansu había sido el motor blaugrana, pero el equipo se quedó atascado después del escándalo arbitral

El VAR volvió a escena para rescatar al Madrid. Y en esta ocasión en un gran escenario como un clásico. En una jugada embarullada entre Ramos y Lenglet, el árbitro no vio nada y, de forma increíble, desde el VAR le instaron a pitar un penalti que decantó el partido. El entusiasmo de Ansu y las ganas de Pedri o Dest no bastaron para el conjunto blaugrana.

FICHA TÉCNICA

Liga Santander

FCB

1-3

RMA

FC Barcelona

Neto, Dest, Piqué, Lenglet, Jordi Alba (Braithwatie, 86'), Busquets (Trincao, 81'), De Jong, Pedri (Dembélé, 81'), Coutinho, Messi y Ansu Fati (Griezmann, 81')

Real Madrid

Courtois, Nacho (Lucas Vázquez, 42'), Ramos, Varane, Mendy, Casemiro, Kroos, Valverde (Modric, 68'), Asensio (Rodrygo, 81'), Benzema y Vinicius

Goles

0-1, Valverde (4'); 1-1, Ansu Fati (8'); 1-2, Ramos, de penalti (62'); 1-3, Modric (89')

Árbitro

Martínez Munera (valenciano). TA: Lenglet (28'), Alba (61') / Casemiro (18'), Nacho (36')

Incidencias

Camp Nou a puerta siguiendo la reglamantación como consecuencai de la pandemia del Covid-19

Koeman siguió fiel a su meritocracia y situó a Pedri de titular dejando en el banquillo a Griezmann, mientras que Dest relevó a Sergi Roberto en el lateral derecho. La velocidad del norteamericano era, en este caso, el antídoto para Vinicius. A los cambios de nombres añadió una situación distinta. Ansu Fat se colocó de delantero centro, Coutinho se escoró a la izquierda y Messi tenía libertad de movimientos por el centro, con Pedri tirado a la derecha.

Intercambio de goles

Un dispositivo que sufrió de inicio para asentarse. Benzema se  buscó su espacio entre línea y generó una gran asistencia a Valverde quien rompió con un derechazo al fondo de la red. Un gol a los cuatro minutos y aún pudo ser peor si Vinicius hubiera definidio mejor instantes después.

El Barça, pese a esta avalancha blanca, tuvo poder de reacción con una de sus jugadas clásicas. Messi abrió para Jordi Alba, quien se fue por velocidad y asistió a Ansu Fati en boca de gol. El equipo blaugrana había empatado pronto y abrió otro partido.

Casemiro reparte

El ritmo, lógicamente decreció, y ambos equipos solo se arrctivaban a fogonazos. Así fue como en una contra generada por Ansu y Coutinho, Messi se hizo un hueco en el áera y  Courtois evitó el gol en su tiro por el palo corto. El Madrid replicó con otra acción fulgurante con pase de Kroos y Benzema que se estrelló con neto con toda la portería para él.

El Madrid tenía claro que Messi era el hombre a frenar y Casemiro no se guardó nada. Se ganó una merecida amarilla por un intento de patada violenta y rozó el penalti en otra internanda del argentino. El Barça, por su parte, también se empleaba con intensidad. Especialmente destacable fue el buen comportamiento defensivo de Dest ante Vinicius y las ayudas de Pedri, muy generoso en el trabajo. En la izquierda, Alba fue un puñal en ataque hasta el punto que Zidane cambió a  Nacho antes del descanso para cubrir el boquete.

Siempre el VAR

Ansu Fati salió muy enchufado en la segunda parte. El canterano rozó el gol con un lanzamiento cruzado y puso un balón de oro a la cabeza de Coutinho quien remató al lateral de la red. El empuje blaugrana se cortó de golpe por la intervención del tradicional aliado del Madrid en los últimos tiempos: el VAR. Un forcejeo entre Lenglet y Ramos acabó en nada hasta que desde el VAR avisaron a Munera y señaló el agarrón del galo, obviando la falta previa del andaluz. Otro escándalo que terminó con el gol de penalti del capitán madridista.

El tanto llevó al Barça a avanzar líneas y el Madrid se replegó. Al conjunto barcelonista le costó generar ocasiones y Koeman decidió buscar más juego por las bandas con Trincaco y Dembélé, mientras que Griezmann se situó de delantero centro por Ansu Fati. El Madrid se encontró un rival más abierto y encontró huecos, como en una doble ocasión de Kroos que topó con un Neto sensacional. El brasileño sacó otro pie prodigioso poco después ante un remate a bocajarro de Ramos.

Sentencia Modric

Braitwaite fue la última carta de Koeman, pero apenas pudo hacer nada. A la contra, Neto ya no pudo hacer más y Modric clavó la puntilla con una jugada llena de clase.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil