Las remontadas del Barça en la Copa

El equipo azulgrana, en el torneo del KO, ha levantado desventajas de dos goles cuatro veces

En 1963 logró igualar tres goles y necesitó un partido de desempate para avanzar a cuartos

Un momento del Barça-Lleida (6-0) de Copa de la temporada 1984-85 en la que el equipo de Venables remontó el 3-1 de la ida en la Terra Ferma
Un momento del Barça-Lleida (6-0) de Copa de la temporada 1984-85 en la que el equipo de Venables remontó el 3-1 de la ida en la Terra Ferma | Ignasi Paredes

El FC Barcelona precisa levantar una desventaja de dos goles este miércoles contra el Sevilla FC para seguir vivo en la Copa y poder alcanzar la final del 17 de abril en el Estadio de La Cartuja la capital andaluza. A lo largo de la historia, en cinco ocasiones el equipo azulgrana logró el objetivo, el último precisamente contra el Sevilla FC la temporada 2018-19 y después de perder en la ida también 2-0.

Como en más de una ocasión ha dicho el entrenador barcelonista, Ronald Koeman, “la Copa es el camino más corto para ganar un título”. Y el FC Barcelona está a un partido para aspirar al que sería su primer éxito del curso después de decir adiós a la Supercopa de España y tener un pie y medio fuera de la Champions tras el KO ante el PSG (1-4) el pasado 16 de febrero en el Camp Nou.

Reacción poderosa

 El primer Barça que fue capaz de superar una diferencia de dos goles en un partido de Copa, estando vigente la normativa del valor doble de los goles en campo contrario y no la del número de victorias, fue el de la temporada 1935-36. El equipo del irlandés Patrick O’Connell cayó en el campo de San Juan de Osasuna por 4-2 en el primer partido de las semifinales, pero volteó la eliminatoria una semana después en Les Corts: 7-1. Al conjunto azulgrana le salió el partido soñado. Los héroes de aquella tarde que pasó a la historia fueron Josep Escolà, el catedrático del fútbol, autor de cinco goles, y el joven de 19 años Juli Munlloch, un veloz, rápido y talentoso extremo zurdo, autor de cuatro asistencias. El Barça llegó a la final, que perdió contra el Real Madrid en Mestalla (2-1) en un partido recordado por la parada de Ricardo Zamora a Josep Escolà en la recta final del mismo. Una imagen del guardameta atajando el esférico (que hubiera llevado el partido a la prórroga) y levantando una nube de polvo ha pasado a la historia como la última de El Divino en España, aunque no en el fútbol, pues siguió en el marco del Niza.

La fe de Gonzalvo

La remontada de la temporada 1962-63 también fue épica. El Barça de Josep Gonzalvo fue barrido en Altabix por el Elche (4-1) en la ida de los octavos de final. En la vuelta, en el Camp Nou, el equipo dio la cara y tiró de empuje, garra y pundonor para sobrevivir y ganar 4-1, gracias a un postrero gol de Zaldúa, para forzar un partido de desempate. El tercer duelo se celebró en el Santiago Bernabéu y el Barça volvió a imponerse al Elche de Otto Bumbel por 2-1 con un doblete de Chus Pereda. El Barça, que después apeó al Valladolid y Valencia, llegó a la final del Camp Nou, que ganó 3-1 al Zaragoza.

Gonzalvo, que solo él supo lo que llegó a sufrir en este torneo, no pudo disimular la emoción y, ya campeón, las lágrimas empañaron sus ojos: “Sí, he sufrido mucho, pero ha valido la pena. Es un gran día para el barcelonismo. Este momento recompensa con creces otros, verdaderamente angustiosos y ya pasados”.

Por la vía rápida

 Poco después, en el curso 1965-66, llegó una nueva remontada después del 2-0 encajado en el Luis Sitjar contra el Mallorca. El equipo de Roque Olsen se puso las pilas en la vuelta y goleó al equipo balear por 5-1. A los 13 minutos ya había empatado (Montesinos y Rifé II) y, a los 23, Pereda, dio ventaja al equipo barcelonista, que todavía materializó otros dos goles, obra de Montesinos y Zaldúa. El Zaragoza, en esta ocasión, dio por terminado el recorrido del FC Barcelona en semifinales: igualó a dos en el Camp Nou y le bastó con el 1-0 en La Romareda para acceder a la final.

KO ante un 2ªB

La campaña 1984-85 el Barça tuvo que volver a tirar de épica para seguir adelante en la Copa tras perder 3-1 contra el Lleida, equipo de 2ª B, en el Camp d’Esports. El gol de Esteban, el momentáneo 2-1, dio aire al cuadro azulgrana. En la vuelta, el conjunto de Terry Venables no tuvo compasión alguna del equipo de la Terra Ferma y goleó 6-0: Carrasco (2), Archibald, Schuster (2) y Esteban. La eliminatoria quedó resuelta con el 3-0, obra del Lobo Carrasco a los 39 minutos. El Betis apeó al Barça en los cuartos de final esa temporada después de una derrota por 3-1 en el Benito Villamarín, con un espectacular zapatazo de Calderé. En esta ocasión no hubo remontada en el Camp Nou (2-1).

Aquí está el campeón

La última remontada, contra el Sevilla en el Camp Nou (6-1), después de un 2-0 como ahora, fue una exhibición, un golpe de autoridad del campeón. Coutinho anotó dos goles y Rakitic, Sergi Roberto, Luis Suárez y Messi, uno. El equipo de Ernesto Valverde fue una apisonadora y pasó del 2-0 al 4-0 en dos minutos. Y del 5-1 al 6-1, en tres. El gol de Messi, en tiempo agregado, fue para recordar: Intervinieron siete futbolistas, que dieron un total de 16 toques.

Este miércoles, en un Camp Nou vacío, el FC Barcelona irá a por otra remontada para alcanzar la décima final de Copa en las últimas 13 temporadas. Solo faltó a la cita en las ediciones de 2009-10, 2012-13 y 2019-20. De las finales disputadas (nueve) en este tiempo ganó seis y perdió tres.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil