Remontada en 'Cesc-Villa'

Los catalanes igualaron su récord de puntos en un inicio de Liga rubricando un pleno al alcance de muy pocos: 18 de 18 posibles. Seis triunfos en seis jornadas. Algo que obliga al Madrid a no fallar en su compromiso de este domingo ante el Sevilla (19:30 h). En este momento, los de Mourinho están once por debajo de su rival. Y el próximo fin de semana toca clásico en el Camp Nou.

Ricard López

FICHA TÉCNICA

Liga BBVA / Jornada 6

Sevilla

2-3

Barça

Sevilla

Palop; Cicinho, Botía, Spahic, Fernando Navarro; Maduro; Jesús Navas, Medel, Rakitic (Kondogbia, m.76), Trochowski (Manu del Moral, m.38); y Negredo (Luna, m.80).

Barça

Valdés; Alves (Villa, m.79), Mascherano, Song, Jordi Alba; Xavi, Busquets (Thiago, m.76), Cesc Fábregas; Alexis (Tello, m.70), Messi y Pedro.

Árbitro

Antonio Miguel Mateu Lahoz (C. Valenciano). Expulsó con roja directa al sevillista Medel (m.72), por agredir a un contrario, y al técnico Míchel (m.89), por protestar tras el empate a dos del Barcelona. Amonestó a los locales Rakitic (m.28) y Botía (m.95), y a los visitantes Busquets (m.70) y Mascherano (m.75).

Goles

1-0, M.26: Trochowski. 2-0, M.48: Negredo. 2-1, M.53: Cesc Fábregas. 2-2, M.89: Cesc Fábregas. 2-3, M.93: Villa.

Incidencias

Partido de la sexta jornada de la Liga BBVA disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán, que rozó el lleno con casi 45.000 espectadores. Césped en perfecto estado.

El gol se hace de rogar

El Barça no obtuvo premio a su buen juego en una primera mitad de claro dominio azulgrana. Al contrario. A pesar de su superioridad, el Sevilla se fue al descanso con un 1-0 favorable que no hizo justicia a lo que pasó en el césped. Los de Tito Vilanova se aplicaron en cumplir las órdenes de su entrenador: combinar rápido, al primer toque e imprimir una velocidad endiablada al balón para evitar que su rival le frenara a base de faltas. Y cumplieron. Pero no fue suficiente.

El propio Tito había admitido en la víspera que, más que jugar en casa o fuera, lo importante es marcar pronto. Y al Barça últimamente esto le cuesta un mundo. Pasó ante el Granada, una semana antes. Y en el Pizjuán se repitió la historia. Monopolizó el balón, dispuso de ocasiones claras, pero no materializó ninguna hasta la reanudación. La falta de efectividad es cada vez más alarmante. Suerte que en el Pizjuán hubo remontada sobre la campana.

Salida en tromba, pero sin efectividad

El guión pudo ser muy distinto de haber estado más acertada la delantera culé. A los seis minutos, Pedro casi sorprendió a Palop al culminar una prodigiosa triangulación con un pase de la muerte que no halló rematador. La salida del Barça fue eléctrica. Poco después, en el 13', el meta sevillista detuvo otro peligroso disparo de Messi. Leo reclamó falta por un agarrón de Medel en la jugada. Pero Mateu Lahoz no la vio. Como tampoco vio cinco minutos después un clamoroso empujón de Botía sobre el '10' al borde del área. Y eso que estaba delante.

El Barça perdona... Trochowski, no

Para colmo de males, el Sevilla marcó el 1-0 en su primera ocasión (25'). Los de Míchel cogieron desprevenida a la zaga culé en una de sus contras. El rápido y habilidoso Navas -bien frenado hasta entonces por Alba- sirvió un centro desde la derecha, Mascherano despejó mal en la frontal... y el esférico llegó a Trochowski que, de potente zurdazo cruzado, batió a Valdés en el área.

El gol fue un golpe duro para el Barça, que no merecía ese castigo. Messi estuvo a punto de empatar en la acción siguiente. Pero, a partir de ahí, el equipo se vino abajo. Y aún tuvo suerte de que Negredo no marcara el segundo en el 36', cuando un disparo suyo desde el vértice del área salió rozando el poste.

'Mazazo' de Negredo y 2-0

Para acabar de complicar las cosas, el Sevilla marcó el 2-0 nada más empezar la segunda mitad (48'). Una pérdida incomprensible de Busquets en la media dio pie a un contragolpe de Negredo. El delantero local se fue por velocidad de Song. Y, solo ante Valdés, le superó con un chut picado.

A pesar de su error en el tanto, el camerunés cumplió como pareja de baile de Mascherano en el eje de la defensa. Supo colocarse bien y sacar con solvencia el balón, aunque le faltó algo de agresividad en la presión.

Empieza el recital de Cesc

El Barça no le perdió la cara al partido. No se rindió ni bajó los brazos. Ahí radica en buena parte la clave del éxito y la grandeza de este equipo. Pedro estuvo a punto de recortar distancias en el 50' con un trallazo que topó en el poste. Los azulgranas pusieron toda la carne en el asador. Y el premio a su insistencia se tradujo en el 1-2, poco después (53'). Cesc recibió el balón en la frontal y, sin pensárselo dos veces, conectó un zurdazo imparable que se coló raso y ajustadísimo al poste.

El Sevilla se queda con diez

Quedaba más de media hora para buscar la remontada. Y ésta llegó sobre la campana, cuando ya nadie la esperaba. Casi con el tiempo cumplido. El Sevilla defendió su renta de forma numantina, intentando 'matar' en alguna contra. Y Palop hacía el resto. El meta local estuvo estelar despejando con una palomita increíble un chut de falta de Messi que se colaba por la escuadra (60'). En el 70', los andaluces se quedaron con diez, al ver Medel la roja en un rifirrafe con Cesc. El '4' del Barça exageró tras ser víctima de un cabezazo. Y el árbitro, Mateu Lahoz, dejó a los locales en inferioridad.

2-1... y en el 88' empieza el milagro

El milagro empezó a hacerse realidad a dos minutos del 90. Parecía que el Barça iba a sufrir su primera derrota de la temporada. Pero no. Porque en el 88' volvió a aparecer Cesc. El '4' del Barça, que llevaba meses sin ver puerta, marcó su segundo tanto de la noche culminando dentro del área una asistencia de Messi, en una acción que se inició con una mano involuntaria de Thiago no vista por el colegiado. El hispano-brasileño tuvo una participación fugaz: entró por un espeso Busquets y acabó lesionado.

Villa sentencia en tiempo añadido

Ya en pleno descuento, llegó el éxtasis. Messi, convertido de nuevo en asistente, dejó solo a Villa en el área. Y el 'Guaje', que había entrado diez minutos antes por Alves, no perdonó ante Palop. Fue el 2-3. Y pleno de puntos en la Liga: 18 de 18 posibles. El Madrid iniciará, por tanto, su duelo de este domingo ante el Depor a 11 de los azulgranas. Sólo se puede pedir algo más: sufrir algo menos.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil