Regalos los justos en la operación limpieza del Barça

NOTICIA SPORT

Regalos los justos en la operación limpieza del Barça

El Barça quiere dar salida a más de diez jugadores este verano | Marta Fernández

El club azulgrana no se plantea dar cartas de libertad a discreción porque son costosas y sólo pueden ser válidas en casos muy concretos

La dirección deportiva apuesta por intentar sacar dinero por la mayoría de las operaciones y el reto sería llegar a 50 millones

La dirección deportiva del FC Barcelona sigue trabajando en la operación salida para poder cumplir con los deseos de Xavi Hernández de aligerar la plantilla con aquellos jugadores con los que no se cuenta y con los de la junta directiva, que quiere deshacerse de futbolistas que en algunos casos se han convertido en un lastre por su poca participación con el equipo, poco rendimiento y que en cambio tienen fichas muy elevadas.

No es ningún secreto que el club azulgrana quiere hacer una revolución en su plantilla y que uno de los grandes problemas que tiene es colocar a sus jugadores en el mercado. Hacerlos apetecibles por el resto de clubes del mundo. Uno podría pensar que lo mejor sería dar cartas de libertad a mansalva y así ahorrarse el problema pero la consigna en la dirección deportiva del Barça es la que de regalos, los justos.

Y tiene una explicación. Es mucho dinero dar cartas de libertad a discreción porque sólo tiene sentido con jugadores con uno o dos años de contrato. Y igualmente toca pagar casi todo el contrato. Y en la plantilla actual, hay pocos casos así. El marco de acción desde el club es intentar conseguir dinero en la mayoría de operaciones, aunque las cantidades no sean excesivamente elevadas. El reto, muy difícil, es conseguir 50 millones de euros.

De los que acaban contrato en el 2023 y no se cuenta con ellos hay Neto, Mingueza, Wagué y Riqui Puig. Wagué sería un caso claro en el que si que se le podría dar la carta de libertad. No ha jugado en los últimos tiempos y así es difícil tener ofertas y no tiene una ficha elevada. Con Mingueza el Barça si que espera conseguir un rendimiento económico porque cobra poco y el club pide tres millones de euros. Diferente es el caso del centrocampista, que tiene un salario bastante alto, difícilmente igualable por otros equipos. Habría que buscar fórmulas, como podría ser renovarlo y cederlo con opción de compra o directamente traspasarlo, aunque el jugador posiblemente se vería obligado a rebajarse la ficha. En ese caso, el Barça se podría conformar con dos millones. Pero tampoco se puede descartar que al final le acaben dando la carta de libertad.

Caso muy parecido seria el de Neto. El Barça intentará sacar cinco millones por el portero pero si el mercado avanza y no encuentra una solución, quizá se vea obligado a regalarlo porque su ficha es muy elevada.

Braithwaite acaba en el 2024 y el club si que tiene claro que por el danés tiene que conseguir dinero. El delantero está abierto a salir porque si se queda y no juega, peligra su sitio en la selección de cara al Mundial de Catar. Se ha especulado en que tiene propuestas de Italia e Inglaterra y el Barça lo ha ofrecido al Valencia. Su valor de mercado está en torno a los siete millones de euros.

Por Lenglet, la dirección deportiva también piensa que podrá sacar dinero. El central francés todavía es joven y pese a sus dos últimas temporadas irregulares en el Barça siempre ha rendido a un buen nivel. Una vez recupere la confianza en otro equipo puede volver a ser el de antes. El reto será sacar unos diez millones de euros. Muy diferente es el caso de su compatriota Umtiti. Renovó hasta el 2026 pero todos tienen claro que este verano, si o si, tiene que salir. El club azulgrana no confía sacar nada por él.

LOS CEDIDOS

De los cedidos que vuelven, la secretaría técnica del FC Barcelona sabe que con Pjanic tendrá que intentar incluirlo en la operación con el Nápoles por Koulibaly porque sino tendrá muchas dificultades para encontrarle un equipo que le pague su ficha entera y un traspaso. Tiene contrato hasta 2024 así que lo más probable es que vuelvan a intentar cederlo.

Por Trincao el club azulgrana si que espera sacar una cifra interesante. El Sporting de Portugal lo quiere cedido pero el Barça quiere un traspaso para hacer caja. Es joven y tienen cierto talento así que esperan poder sacar unos 20 millones de euros, aunque se conformarían con menos, incluso una nueva cesión, si el mercado se mueve menos de lo previsto. Por Collado, que ha jugado bastante bien en el Granada, se buscará sacar unos tres millones.

Entre estos diez jugadores, el Barça intentará sacar unos 50 millones de euros. Es un objetivo de máximos porque en la secretaria técnica son muy conscientes que les va totalmente en contra las altas fichas de la mayoría de los jugadores. Pero la consigna, a día de hoy, es no regalar nada. La realidad es que todavía es muy pronto y el mercado apenas se ha movido. Cuando lo haga, el Barça podrá saber si puede mantener este objetivo o empezar a rebajar sus pretensiones.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil