La Real dejó un mar de dudas antes de que todo estallara

HISTORIA SPORT

El Barça se impuso por 1-0 a la Real antes del parón por el coronavirus, pero las sensaciones fueron pobres

Gracias a esos tres puntos ha vivido estas semanas en lo más alto de la tabla, pero Setién le ha intentado dar una vuelta de tuerca

El Barça se entrena con visita de Bartomeu | FC Barcelona

La vida (y el fútbol) dieron un vuelco por completo a mediados de marzo. Nuestra rutina, nuestro día a día, nuestros hábitos, todo se desmoronó sin que casi lo viéramos venir. Ahora que parece que poco a poco recuperamos una cierta ‘normalidad’ (dentro de todo lo normal que puede ser nuestro mundo actual) y que LaLiga va a arrancar en apenas unos días, cabe recordar cómo estábamos antes de que todo estallara. 

DUDAS

El Barça no venía atravesando precisamente su mejor momento de la temporada. Una derrota dolorosa en el Santiago Bernabéu en uno de los clásicos más flojos que se recuerdan y un pírrico triunfo bastante inmerecido en casa frente a la Real Sociedad habían sembrado dudas entre la plantilla y entre una afición que entendía que había que exigir más a los suyos. En un duelo gris que contó únicamente con los fogonazos de un Braithwaite que debutó como titular y la aparición como siempre milagrosa de Leo Messi, lo cierto es que tocaba hacer una reflexión y cambiar el ‘chip’.

Al final eso sucedió por fuerza mayor con la suspensión de los entrenamientos, de la rutina y de la competición y a lo largo de estos más de dos meses que han transcurrido desde entonces ha habido tiempo de sobras para intentar encauzar el rumbo y detectar dónde estaban las lagunas. Obviamente que había cosas positivas y en base a ellas hay que enderezar la torre. Eso es lo que ha intentado Quique Setién, que tiene unas ganas terribles (como todos) de volver al ruedo. En aquel último once ‘preCOVID’ el estreno como titular de Braithwaite fue sin duda de lo más llamativo. El ímpetu y la energía del danés pueden ser importantes en la vuelta. Rakitic entró por un lesionado Arthur y Griezmann completó el tridente.

Un choque para olvidar en cuanto a sensaciones, pero que puede ser vital para buscar esa reacción. La vuelta de Suárez añadirá competencia y los demás tocados aquel día (excepto Dembélé) estarán a disposición del técnico. Al final, gracias a ese triunfo el Barça ha podido verse en lo más alto de la tabla todas estas semanas. Más competencia y un intenso trabajo mental y de grupo estos días. Elementos para la esperanza.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil