La razón por la que el Barça impuso 40 millones en variables por Coutinho

Los responsables del Liverpool no quisieron rebajar la cifra del traspaso de los 160 millones de euros

El Barça quiso repartir el impacto económico de la operación en varios ejercicios

Así marca goles Coutinho con el Liverpool | YOUTUBE

El fichaje de Philippe Coutinho por el FC Barcelona está siendo uno de los más complejos de los últimos tiempos y los ejecutivos de la entidad blaugrana han tenido que lidiar con varios problemas, el primero la resistencia del Liverpool a dejar escapar a su estrella; pero también, su deseo de imponer una alta cantidad del traspaso global (160 millones) en el concepto de variables (40 millones).

Precedente Suárez

El mánager de los 'reds' Jürgen Klopp, siempre ha sido -y es- reacio a dejar escapar a Coutinho, al que considera una pieza clave. Por otro lado, en el seno del club inglés pesa que ya en su momento dejaron marchar a una figura de dimensión mundial como Luis Suárez. Ni siquiera la importante factura de traspaso ha compensado la pérdida deportiva, visto el rendimiento del uruguayo en el Camp Nou.

Visto lo visto, el Liverpool ha puesto las máximas trabas posibles para evitar el traspaso primero, (ignoraron el transfer request de Philippe en verano) y para encarecerlo, después, hasta llegar al principio de acuerdo final.

Ahora las cosas están claras: el Liverpool viajó este fin de semana a Abu Dabhi para un breve stage invernal sin Coutinho entre el pasaje pues el destino del brasileño está más que claro: el aeropuerto de El Prat. Se le espera en breve en el Camp Nou y ya hay run run de presentaciones en can Barça.

Los variables

Cuando se ultimas los últimos detalles del traspaso, van aflorando algunos de los motivos de las estretagias negociadoras de una y otra parte. Por ejemplo, ¿Por qué el Barça insistió y batalló hasta última hora una cifra muy elevada de variables, hasta 40 millones de euros?

Queda dicho que el Liverpool nunca ha querido traspasar a Coutinho. De ahí que tras muchos tira y afloja, se resistiera a bajar de los 160 millones de euros. Es conocido el poderío económico de la Premier League. De ahí que sus clubes raramente dejen escapar a sus estrellas, y en todo caso exigen unas cifras muy elevadas.

El Liverpool no dio su brazo a torcer y rechazó los 150 millones de euros que ofrecía el Barça. Los responsables blaugrana aceptaron llegar a los 160 millones, pero a cambio de que la cifra de variables llegara a los 40 millones y no los 20 que deseaban los 'Reds'.

Repartir el impacto

Tras los argumentos del Barça no había más estrategia que la de mantener un buen equilibrio en sus balances económicos y ceñirse al 'fai play' económico que exige la UEFA pues los 'ratios' blaugrana están muy cerca del límite.

Así, el FC Barcelona impuso en el acuerdo final hasta 40 millones de euros en unos conceptos variables muy fáciles de alcanzar pero que le permiten repartir el importe del fichaje de Philippe Coutinho en varios ejercicios económicos y no sobrecargar las arcar del club, permitiendo que la amortización del fichaje se pueda repartir a más años vista.  

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil