Los dos rapapolvos de Koeman

El técnico neerlandés estuvo más nervioso que nunca en el área técnica ante la trascendencia del partido

La acción que Ansu definió de espaldas con dos compañeros para remachar de cara lo sacó completamente de sus casillas

Ronald Koeman habló en rueda de prensa tras la victoria por la mínima ante el Dinamo de Kiev | PERFORM

No fue una tarde nada fácil para nadie en el Camp Nou. El ambiente frío, la enorme trascendencia del partido, el segundo gol que no llegaba, las dudas, el Dinamo que hacía daño en la recta final con las contras. Y un Ronald Koeman que se desesperaba en el área técnica.

El neerlandés vivió uno de sus días más tensos. Consciente de que una derrota dejaba virtualmente fuera de la competición a su equipo, el técnico azulgrana se desgañitó intentando corregir a sus futbolistas.

Lo cierto es que el Barça no hizo un buen partido. Ni por asomo, vamos. En el primer tiempo tuvo varias ocasiones claras, sobre todo en las botas de Luuk de Jong, pero estuvo lejos, muy lejos, de mostrar una versión convincente, tanto para el público como de cara a coger sensaciones antes de un clásico que está a la vuelta de la esquina. El cuadro de Ronald se fue acongojando con el paso de los minutos hasta el punto que en la segunda parte se echó atrás y si no llegó un disgusto fue por la inoperancia del rival.

Como decíamos, el técnico de Zaandam se desesperaba en su zona, sobre todo en el segundo tiempo con la acción en la que Ansu Fati intenta rematar de 'semichilena' de espaldas cuando tiene para empujar de cara a Busquets y Coutinho. Koeman cogió una pataleta monumental y juró en arameo por la mala resolución del canterano.

LA ACCIÓN DE ANSU

"A Ansu le faltan cosas y es normal. Hay que pensar en un jugador que ha estado tanto tiempo fuera. Necesita tiempo para mejorar en todos los sentidos. Es normal. Va a cumplir 19 años. No se le puede pedir a esta edad que va a resolver todo lo que nos falta o ha dejado Leo Messi. Hay que hacerlo entre todos. Tengo que hablar con él sobre la jugada. Debía dejar de cara a Coutinho o Busi, pero hay que ir paso a paso. No se pueden esperar milagros de Ansu Fati porque ha estado mucho tiempo fuera y necesita mucho trabajo”, suavizó en rueda de prensa.

Poco después le tocó a Dest. En una acción en la que el norteamericano no había ejercido bien la presión y el Dinamo había montado un contraataque peligroso, Ronald volvió a enervarse. Fuera de si, el neerlandés recriminó a Dest su mala gestión. Momentos tensos, sin duda producidos por la importancia de sumar los tres puntos y por la incapacidad de cerrar el partido. Habrá que corregir cosas para el domingo...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil