Rafinha se despide de la temporada

Jordi Blanco

La lesión sufrida por Rafinha en Roma acabó por ser la peor posible y el centrocampista, que será operado de manera inminente, estará de baja durante no menos de seis meses, despidiéndose prácticamente de la temporada.

Rafinha se lesionó en una fea entrada de Nainggolan durante el partido ante la Roma y tras ser sometido a diversas pruebas a la llegada de la expedición azulgrana a Barcelona de madrugada se confirmó el peor de los pronósticos, que apunta a una rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha.

La gravedad en la lesión del jugador azulgrana, sustituido por Rakitic a los 64 minutos, ya la insinuó Luis Enrique al acabar el partido señalando que es "una lesión muy fea que no pinta bien" y aunque en un primer momento desde el club se deslizó que podría no sufrir rotura, los exámenes a que fue sometido en la clínica Creu Blanca de Barcelona sentenciaron que sí padecía dicha rotura.

Rafinha será operado en un plazo breve de tiempo y una fuente del Barça admitió que, con suerte, podría estar en disposición de volver a entrenar en plenas condiciones a finales de marzo, por lo que no estaría disponible para el entrenador azulgrana hasta bien entrado el mes de abril, lo que, en el mejor de los casos, le permitiría participar en las últimas tres o cuatro jornadas del campeonato liguero y, en unas teóricas semifinales de la Champions League.

Esta es la segunda ocasión en que Radja Nainggolan se ve envuelto en una jugada desgraciada que acaba con un rival gravemente lesionado. El pasado mes de marzo, durante un partido de la Serie A entre la Roma y el Chievo, el centrocampista belga chocó violentamente con Federico Mattiello, provocándole una doble fractura de tibia y peroné de la que el joven futbolista, cedido por la Juventus, aún no se ha recuperado totalmente.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil