Sport.es Menú

Rabiot puede llegar en enero

El Barcelona le enviará el 1 de enero un contrato de cinco temporadas a razón de 10 millones anuales

El club quiere a Rabiot en verano, pero las presiones del PSG podrían precipitar el fichaje

 En la entrada al estadio del PSG, algunos le gritaron a Rabiot que se fuera a la CIudad Condal | sport.es

Mientras la tensión aumenta en París día a día con Adrien Rabiot, en Barcelona la calma es notoria con este jugador pretendido para la próxima temporada. El club azulgrana, a través de Éric Abidal, ha efectuado los movimiemtos pertinentes. Se ha reunido con el jugador, con Veronique, su madre que es la agente, e intentó suavizar relaciones con el PSG (sin mucho éxito) aprovechando sus buenas relaciones con Nasser Al Khelaïfi, el presidente del club parisino.

Después de estas conversaciones, el jugador francés conoce de primera mano cómo será la oferta del Barcelona pero no tiene nada por escrito porque, sabiendo de las tensas relaciones con el PSG, el Barça no quiere ser acusado de tocar a un jugador con contrato en vigor. Así pues será a partir del 1 de enero, dentro de dos días, cuando el club azulgrana le presente un contrato de cinco temporadas a razón de 10 millones de euros netos por cada una de ellas y una prima por llegar con la carta de libertad de 10 millones de euros más. En total, 60 millones para cinco temporadas.

El Barcelona ha trasladado verbalmente esta oferta a Rabiot y será a partir de la próxima semana se la envie por escrito siempre y cuando su madre, Veronique, cese en el aumento de sus exigencias que han ido subiendo con el paso de los días y con la proximidad del acuerdo.

El Barcelona entiende que Rabiot, en las condiciones iniciales, puede ser un buen elemento para rejuvenecer el centro del campo azulgrana y le interesa de cara a la próxima temporada. Además, es una forma de lanzar una bomba en el vestuaruio del PSG, un club con quien no hay buenas relaciones desde que en 2010 Qatar Foundation se hiciera cargo de la esponsorización del club. Desde entonces, ha habido un sinfin de desencuentros (Thiago Silva, Marquinhos, Verratti, Neymar) que no han hecho más que distanciar a los dos clubs. El Barça, siempre perdedor en todos estos duelos, está a las puertas de cantar su primera victoria.

Movimientos

El Barça quiere a Rabiot a partir del 1 de julio aunque los movimientos que se están produciendo en el seno del PSG pueden precipitar cualquier decisión. El Barça, en este sentido, no sabe cuál será la reacción del club de Nasser Al Khelaïfi. Primero prohibió a Rabiot a jugar más con el club, ayer se supo que Tuchel le prohibía incluso la entrada al vestuario. Seis meses sin jugar es un castigo severo para Rabiot no deja de ser una muestra más de que el PSG le presiona para que salga en enero.

El PSG pretende ganar 5 millones de euros ahora a cambio de traspasarle ahora, una cantidad que iría en perjuicio del jugador porque parte de ellos los cobraría él en el caso de llegar libre. Aunque la operación parezca imposible porque hay mucho dinero en juego, el Barça tiene en cuenta de que a Rabiot le puede interesar dejar de ganar una cantidad a cambio de avanzar su llegada al Barcelona porque lo que pierde de prima de fichajes (5 millones) lo podría ganar en ficha (en el Barça dobla su actual ficha).

El Barça, a la espera

El Barcelona, como decíamos, de momento está a la expectativa porque el primero que mueva pieza tiene las de perder en estas negociaciones. En realidad, el Barça no tiene prisa por incorporar a Rabiot pero tampoco quiere que se le escape. Una eventual salida de Denis Suárez permitiría a Ernesto Valverde hacerle un puesto en el centro del campo del equipo. Al mismo tiempo, llegar con antelación permitiría a Rabiot ir cogiendo los automatismos de cara a la próxima temporada.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil