Setién-Guardiola, copa de vino tras la victoria en el Bernabéu

NOTICIA SPORT

El técnico azulgrana comunicó al del City que iría al Bernanéu y éste le citó en el hotel

Después de la cena del equipo, Pep invitó a Setién a una copa de vino y a hablar de fútbol

Setién, cazado en el hotel del Manchester City en Madrid y en palco del Bernabéu | DEPORTES CUATRO

El hotel Eurostars Madrid Tower es la residencia del FC Barcelona cada vez que va a la capital de España. Desde hace muchos años el equipo azulgrana repite hotel, los jugadores se encuentran a gusto y los resultados son buenos con lo que es obligado repetir año atras año.


Esta tradición azulgrana la asumió como propia también Pep Guardiola, que ordenó a los gestores del Manchester City reservar este hotel con motivo de la disputa del partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones. Le había ido bien con el Barça y esperaba que le fuera bien con el City.

Y así fue que el equipo de Guardiola se alojó allí desde que llegó el martes por la mañana hasta el jueves por la tarde cuando abandonaron la ciudad, tras entrenar en las instalaciones del Atlético de Madrid, con destino a Inglaterra.

EL CONTACTO


Días antes del partido entre el Madrid y el City, el entorno de Quique Setién contactó con el de Pep Guardiola para anunciarle que iba a ir a Madrid para estudiar al conjunto de Zidane por ser su próximo rival y que le gustaría verle personalmente tras el partido. 
Guardiola le citó en el nombre del hotel en el que se alojaría el equipo citizen y Quique Setién acompañado de su segundo Eder Sarabia reservaron dos habitaciones en dicha residencia. Ambos estuvieron en un palco privado del Santiago Bernabéu y luego, de noche, regresaron al hotel.

La plantilla del Manchester City cenó en el restaurante del hotel, Volvoreta, y luego, cuando los jugadores acabaron y se fueron a descansar sus habitaciones, el staff se quedó solo en este comedor ubicado en una de las últimas plantas de la residencia, con una vista panorámica de Madrid.

BASTANTE RATO


Fue entonces, cuando Pep ya estaba solo con sus más próximos,  llamó a Quique Setién para que subiera a dicha planta, en el comedor del City, para tomar una copa de vino con Pep Guardiola. “Estuvieron un buen rato”, cuentan fuentes próximas a los dos entrenadores sin especificar la duración del mismo.

Fue, lo que en rubgy se llamaría, el tercer tiempo del partido en el que ambos técnicos discutieron del partido que los dos clubs habían disputado, de la situación del Madrid, del la del Barça y la del City. Fue un rato en el que se habló de todo y de nada en concreto.

Quique Setién y Pep Guardiola mantienen una buena relación desde hace tiempo, cuando el actual técnico azulgrana estaba en paro y acudió a la Ciudad Deportiva del Manchester City para ver in situ cómo eran los entrenamientos de Pep Guardiola.

El técnico le abrió la puerta de la misma manera que le abrió el miércoles de madrugada le abrió la puerta del comedor de su equipo. Ahora es Quique Setién quien intentará emular el resultado que logró Pep en el Bernabéu.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil