¿Quién es Quique Setién, un enamorado del Barça y de Cruyff?

"Messi es el mejor jugador que he visto jamás", afirmó en una ocasión

"El Barça me abrió los ojos: al fútbol se juega sin prisas", dijo en una entrevista

Así explica Setién cómo juegan sus equipos | YOUTUBE

Hubiera podido ser un gran campeón de ajedrez. De hecho, disputó competiciones internacionales de esta disciplina, llegando a jugar simultáneas con Kasparov Kárpov. Incluso se atrevió a plantar cara el ordenador Deep Blue Junior. Inteligente, estratega y dotado de una gran capacidad de análisis, Enrique Setién Solar (Santander, 27 de septiembre de 1958) traspasó al césped esa elegancia y sabiduría. Fino centrocampista criado en los equipos inferiores del Racing de Santander, debutó en Primera División con 19 años en el viejo Sardinero ante el Real Betis.

Estuvo en el equipo de su tierra natal durante ocho temporadas, hasta que en 1985 ingresó en las filas del Atlético de Madrid, con el disputó un total de 73 partidos. Estando en el Calderón alcanzó la internacionalidad. Disputó tres partidos con España, debutando el 20 de noviembre de 1985 en Zaragoza ante Austria. Convocado para el Mundial de México de 1986, no llegó a jugar ningún partido.

Después de permanecer tres temporadas en el Atlético de Madrid, Quique Setién fichó por el Logroñés, donde jugó cuatro años, firmando 114 partidos y 20 goles. Regresó al Racing y colgó las botas en 1996 en el Levante.

Quique Setién entrenador

Si como jugador dejó su impronta, en su largo periplo como entrenador también se ha distinguido por su buen gusto y su apuesta por un fútbol donde el protagonista siempre debe ser el balón.

Quique debutó en los banquillos, como no podía ser de otra forma, en su querido Racing, para después entrenar al Polideportivo Ejido, selección de Guinea Ecuatorial (solo un partido), Lugo y Las Palmas, desde donde dio el salto al Real Betis Balompié. 

Setién ha sido el último entrenador capaz de derrotar al Barça en el Camp Nou. Ocurrió el 11 de noviembre de 2018, en la decimosegunda jornada de la temporada 2018-209. Un Betis imperial, atrevido, valiente y fresco, se puso 0-2 en el marcador (el primer gol lo marcó el hoy azulgrana Junior Firpo) para terminar venciendo al equipo de Valverde por 3-4, si bien el Barça acabó ganando la Liga.

El nuevo entrenador del Barça siempre se ha declarado un acérrimo enamorado del fútbol desplegado por los azulgranas ya en tiempos de Cruyff. En diferentes entrevista ha hecho gala de ello: "Es obvio que soy un admirador del fútbol que practica el Barcelona. Siempre me gustó. Es algo que yo sentía desde que jugaba como profesional. El Barcelona abrió el camino de muchos conceptos que, aunque yo los intuía por mi manera de entender el fútbol, cuando los ves plasmados es cuando te identificas de verdad. El Barça me abrió los ojos: al fútbol se juega sin prisas. Es un equipo que tiene el balón, que quiere tenerlo y lo conserva y lo mueve mientras encuentra los espacios, sin pegar pelotazos. Eso me gusta para mis equipos".

Messi

Una vez le preguntaron qué daría por ser entrenador del Messi. Y respondió: "Le considero el mejor de siempre. Yo he visto a muchos jugadores y la continuidad y lo que nos ofrece cada fin de semana tiene mucho mérito. A muchos les he visto hacer cosas muy importantes pero a nadie durante 12 años como Messi. A los que nos gusta el fútbol es una joya coincidir con él en una época con los medios para ver todos los partidos y las acciones repetidas. Entrenarle y verlo cada día sería cojonudo. Pero ojo, porque luego hay que estar a su nivel. Hay que demostrar que se sabe entrenar a Messi".

En otra entrevista, en este caso radiofónica, afirmó sin ambages nada más desvincularse del Real Betis que "por supuesto que me gustaría entrenar un día al Barça. Al Sevilla, no".

Un deseo que se ha hecho realidad.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil