El gigantesco salto de Estanis Pedrola

Hace apenas cinco meses estaba jugando en la Preferente Juvenil con la Fundació Futbol Base Reus

A sus 18 años, es un extremo diestro que se mueve por el carril zurdo, desequilibrante y con una gran capacidad de adaptación; regatea y no duda en ver puerta

Así juega Estanis Pedrola | sport

Estanis Pedrola ha pisado el acelerador a fondo consciente de que, a sus 18 años y a un ritmo vertiginoso, le está llegando la oportunidad de su vida. El extremo juvenil está siendo una de las grandes novedades del curso y se ha ganado su debut con el primer equipo.

Quién se lo iba a decir cuando hace solo cinco meses jugaba en la Fundació Futbol Base Reus en la categoría de Preferente Juvenil. Eso sí, con actuaciones destacadas y liderando al equipo rojinegro en el ascenso a Liga Nacional. El Barça, haciendo uso del acuerdo de colaboración con el club de la capital del Baix Camp, se lo llevó 'in extremis' cuando estaba muy cerca del Real Madrid.

Salida por la puerta de atrás del Espanyol

Y eso que no siempre ha sido coser y cantar. Se formó en el fútbol base del Espanyol, donde estuvo cinco años viviendo en la residencia blanquiazul junto a la Ciutat Esportiva Dani Jarque. Pero no pasó el corte hacia el juvenil, pues dio el estirón tarde. ¡Se fue por la puerta de atrás por bajito y ahora es un espigado extremo de 1,85 metros de altura!

Al de Cambrils le acogieron cerca de casa, en la recién creada Fundació Futbol Base Reus, donde también jugaron sus otros dos hermanos. Una familia futbolera. Brilló el primer año y se salió el segundo hasta ir a parar al Barça.

Koeman le 'enseña' la cima

A partir de aquí, un ascenso continuo para este futbolista de 18 años dotado, en palabras de su entrenador los dos últimos años en Reus, Marc Carrasco de una gran "capacidad para adaptarse a cualquier contexto de juego" fruto de su inteligencia táctica. En una entrevista al Diari de Tarragona, también destacó su "desequilibrio, talento, capacidad física y personalidad para liderar".

Casi todo le está yendo de cara. Debutó con el juvenil A azulgrana de Óscar López firmando un doblete ante el Lleida, aunque también tuvo que pasar por el trance de una lesión. Pero ya a mediados de septiembre tuvo la sorpresa de ser llamado por Ronald Koeman para un entrenamiento con el primer equipo. Le dijeron que en el juvenil había un chaval con regate y que siempre tiene la cabeza en la portería.

La progresión en el filial

También lo sabía Sergi Barjuan, que le subió al Barça B y le hizo debutar en la recta final del KO en Albacete, sustituyendo precisamente a Ferran Jutglà, otro ex de la cantera blanquiazul. Después tuvo cerca de una hora ante el San Fernando en el Estadi Johan Cruyff, un partido en el que se mostró algo cohibido y le pudo la presión.

Nada que ver con su verdadera puesta en escena, también en casa y esta vez ante el Atlético Baleares. Le dijeron que tenía que ser él mismo y aquí cambió todo. Salió con derrota 0-1 en el marcador tras el descanso y en el minuto 53, pidió el balón con descaro a Aranda. Cuatro toques precisos para entrar en el área y marear a su marcador y un derechazo raso y ajustado al palo para estrenarse como goleador en el filial y poder celebrarlo, como siempre, con el puño cerrado. El gol clave que inició una gran remontada del Barça B.

La llamada de Xavi

En 'plena' locura regresó a un entrenamiento del primer equipo, esta vez ya con Xavi y en la previa del partido liguero en Sevilla. Tras el parón navideño, ya estaba plenamente satisfecho por seguir en dinámica del filial, pero el jueves fue una de las seis novedades en el entrenamiento a las órdenes del técnico egarense. Otro salto de gigante que ha culminado con su debut ante el Mallorca. Y parece que no ha acabado aquí la cosa...

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil