Lo que no se vio de la gran noche de Pedri en Turín

NOTICIA SPORT

El tinerfeño fue el gran protagonista en la zona de vestuarios

Dybala, con quien intercambió la camiseta, le dedicó unas palabras de elogio

El joven culé firmó un gran partido ante la Juventus e incluso tuvo una muy buena oportunidad de cara a puerta que resolvió con calidad | MEDIAPRO

Aunque Pedri quizá no era consciente de ello nada más acabar el partido, la noche de ayer supuso su carta de presentación al mundo. Y es que la exhibición del tinerfeño ante la Juventus ha generado una lluvia infinita de elogios hacia su figura. A sus 17 años, en su primera titularidad en Champions, el centrocampista impresionó con un recital que lo confirma como un crack de futuro pero también de presente. Así se lo transmitieron compañeros y rivales en la zona de vestuarios. La noche mágica de Pedri en Turín tuvo continuidad más allá del pitido final.

Nada más meterse en la caseta, fueron muchos los compañeros que se le acercaron para felicitarle. Incluso algunos se atrevieron a hacerle broma con la acción en la que dejó sentado a Cuadrado. Entre risas, al canario le prohibieron hacer lo mismo en un entrenamiento si no quería ser derribado. Humilde como siempre, el ex de Las Palmas encajó las felicitaciones con timidez.

Con todo, el gesto más sorprendente fue el de Dybala. El mediapunta argentino fue a buscar a Pedri expresamente para alabar su partido. Ambos se intercambiaron la camiseta, momento que aprovechó el ex del Palermo para dedicar unas sinceras palabras al azulgrana. Para Pedri fue una escena impactante: aquel crack al que veía por televisión y manejaba en la Play Station se había tomado la molestia de ir a felicitarle en persona.

En redes sociales, otro símbolo de la Juventus, el exjugador Claudio Marchisio, también se rindió al azulgrana. "Qué jugador, Pedri. Impoluto en el juego, nunca banal. Enhorabuena", escribió el italiano en Twitter.

Ya de regreso a casa, el jugador respondió algunos de los muchos Whatsapps que recibió. Como de costumbre, intercambió mensajes con su familia. El propio Pedri reconoció en una reciente entrevista a SPORT que, tras los partidos, a sus padres les pide espacio. "Les digo que ya les hablaré yo si las cosas han ido bien. Y si no, ya hablaremos al día siguiente", admitía. Este miércoles, la noche había sido mágica, por lo que no había necesidad de desconectar antes de conciliar el sueño. Pedri es consciente de que está en una nube pero no siente el vértigo. Cuando coge la cama, duerme del tirón.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil