Sport.es Menú

¿Qué pasa con Deulofeu?

El extremo piensa en Italia, mientras el culé se pregunta por qué no explota en el Barça

En su segunda etapa se le ha visto más maduro, pero sin la esencia del talento que apuntaba a ser

Ante Olympiacos Deulofeu jugó uno de los mejores partidos de la temporada | BEINSPORTS

"Por fin tengo mi oportunidad y la voy a aprovechar". Gerard Deulofeu vivió el pasado verano sentimientos encontrados. El Barça aparecía de nuevo en su camino, pero esta vez no tenía tan claro su regreso. En el Milan había encontrado por fin su sitio. El lugar donde ser importante en la élite manteniendo su esencia. Pero insistió el Barça en pagar la cláusula de recompra y se convenció de que quizás era ahora o nunca. Después de todo el sueño de triunfar en el club de su vida seguía ahí. También una espina que seguía vigente. 

"Llevo esperando esto muchos años y me voy a quedar un año en el Barça seguro. Ahora tendré la oportunidad que nunca he tenido, jugar un año en el primer equipo del Barça", proclamaba tras concretarse su regreso. La oportunidad le llegaba en un buen momento tras demostrar como rossonero que seguía siendo un futbolista con un potencial enorme para marcar diferencias.

"Necesito soltarme y tener desparpajo en el campo", se sinceraba en octubre

"Ahora soy mucho más maduro en todos los sentidos. Además, creo que he mejorado bastante a nivel defensivo y tengo más compromiso. Diría que soy un futbolista más completo, otro jugador muy diferente del que se fue del Barça hace ya tres años".

Deulofeu participó en 18 partidos con el Milan, marcó cuatro goles y repartió tres asistencias. Pero además se aplicó en mostrar una predisposición humilde en su regreso al club azulgrana.

En Milan disfrutaron del mejor Deulofeu | AFP

Su reciente paternidad contribuya a modelar una imagen lejos de esa apariencia de eterno rebelde que le persiguió ens sus primeros años. De Gerard circulan todo tipo de leyendas. Una de las más recordadas cuando, aún siendo un niño, les dijo a un rival que le firmaría un autógrafo.

Otra historia llamativa, de esas que son un señuelo periodístico, fue cuando en sus primeros entrenamientos con el primer equipo desafió a algunos pesos pesados con algún caño muy comentado

En esta etapa en el Barça se ha visto un futbolista demasiado aplicado en desmentir las etiquetas que han marcado su carrera. Ni siquiera la confianza depositada por Valverde en los primeros meses permitieron explotar al jugador.

"No es fácil soltarse desde el primer día, necesitaba conocer a estos jugadores y adaptarme a ellos. Necesito ser agresivo, necesito tener desparpajo en el campo", reconocía en octubre.

Paradójicamente Deulofeu ha destacado en los aspectos que en su día más le recriminaron sus técnicos. Ha sido el Deulofeu más comprometido con el trabajo defensivo de su carrera. Ha sido el Deulofeu menos individualista. Pero también el menos atrevido que se recuerda, quizás demasiado pendiente de encajar en las jerarquías heredadas del equipo. 

"Cuando un jugador es regateador lo apuesta a todo o nada. Esperamos que vaya subiendo el porcentaje de éxito en regates y en goles", aseguró Valverde a finales de noviembre.

Gerard sumaba entonces nueve partidos como titular, había participado en 21 y había marcado dos goles, uno en la Liga y otro en la Copa.

Deulofeu está contando mucho menos para Valverde | JAVI FERRÁNDIZ

La lesión de Dembélé le había permitido tener protagonismo en el equipo. Pero su juego estaba cargado de claroscuros. A apariciones ilusionantes le seguían encuentros decepcionantes.

A Deulofeu le faltaba un punto de inflexión. Un encuentro redondo. Una jugada memorable que no llegó. Y entonces se dio el cambio. El extremo comenzó a caer de las convocatorias. Y Valverde le comunicó en diciembre que contaría más con otros futbolistas.  

"Deulofeu no está en la lista porque están otros, tenemos una plantilla amplia. Como todos, debe intentar ser eficiente, meter muchos goles y trabajar mucho en defensa para que el entrenador le ponga", soltó ese mismo mes. 

Su opción preferida es volver a Italia, pero sabe que puede volver a contar para Valverde en cualquier momento

A Deulofeu no le sentó nunca bien un rol secundario. Ser un jugador más de plantilla. Sus mejores actuaciones siempre han sido como uno de los pilares del equipo. Con licencias de jugador distinto. No ha sido así en esta etapa, donde ha tenido minutos, pero nunca se ha sentido como una verdadera apuesta del club. 

Frente al Betis volvió a entrar en una convocatoria y jugar, pero su presente es una verdadera incógnita. En Italia son varios los clubes que se han interesado por la situación del jugador. Milan, Nápoles y Roma han preguntado. Incluso en la Premier, pero a Deulofeu no le entusiasma la idea de volver a Inglaterra tras su experiencia en el Everton.

Entre sus preferencias está el Milan, a pesar de que la marcha de Montella cambia un poco el escenario. Si sigue en el Barça, para Valverde será uno más. Casos como el de Alcacer demuestran que, con el Txingurri, un par de actuaciones convincentes pueden cambiar la situación de cualquier futbolista en la rotación. 

"Un regateador lo apuesta a todo o nada, esperamos que vaya subiendo el porcentaje de acierto" (Valverde)

Deulofeu sigue sin saber qué ocurrirá las próximas semanas, pero en su entorno aseguran que todo está un poco parado en los últimos días. Al jugador le toca ir día a día, a la espera -quién sabe- si de otra aventura.

Con él siempre fue así desde que dejó el club por primera vez. Deulofeu, "un talento infinito", como le definió Montella, sigue con las maletas a punto.  

Deulofeu no quiere volver a Inglaterra tras su paso por el Everton | AFP

        

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil