"El PSG vendería a Neymar, que le quedan 5 o 6 años a gran nivel"

André Cury, exresponsable blaugrana en Sudamérica, convencido de que es factible repatriar a Ney este verano

Cury considera que el retorno del crack brasileño ayudaría a Leo Messi a continuar su gloriosa etapa de blaugrana

Neymar se dio un festín contra el Istanbul: El hat-trick del brasileño | MEDIAPRO

André Cury recibe a SPORT en su despacho profesional en el barrio de Itaim Bibi en Sao Paulo en una conversación franca y directa, donde el agente hace un exhaustivo repaso de los diez años (2010 a 2020) en que ha estado en el organigrama de la secretaría técnica Barça mapeando el mercado sudamericano.  

Suena un año más el nombre de Neymar. ¿Ve factible su vuelta?

Le voy a dar el plan que yo ejecutaría. Contratas a Neymar y divides su valor en cinco temporadas y cada año tienes que buscar los equis millones para cubrir su coste. Ciertamente, encontrarás el patrocinador, y el dinero en la comercialización de camisetas y de entradas. Desde que se fue, la venta de camisetas cayó casi un 30%, la entradas un 20%. Sin pandemia y con Neymar, colocas 20.000 personas más en el estadio en cada partido.

¿Lo ve como una operación estratégica?

Con Neymar y Messi, quien iba a pagar, por ejemplo, 300 millones en naming rights pagará 450. Neymar aún tiene 5 o 6 años de carrera muy buenos. Messi seguro que se quedaría para revivir los momentos mágicos que tuvieron juntos. Después, Leo, lógicamente por la edad, lo va a dejar, te quedas con Neymar hasta que encuentres una tercería vía.

¿PSG cree lo vendería este verano?

Yo creo que sí. Cualquier club del mundo que tiene un jugador que dice que no va a renovar y le queda un año de contrato, lo tiene que vender. Ya no hay más nexo. ¿Por qué te vas quedar con un futbolista que quiere irse? Además, si en 2019 el PSG estaba de acuerdo en traspasarlo, por qué no lo haría ahora. Entonces tenía tres años de contrato, ahora solo uno, por eso, las cifras son diferentes.

Neymar aún no ha firmado la renovación con el PSG

| AFP

Dicen que el futbolista ya tiene acuerdo con el PSG para ampliar su contrato, ¿si lo firma ahora, cometería un error?

No lo sé, no hablo de este tema con el padre ni con el jugador. Si renueva y gana tres Champions Leagues dirá que es un acierto. Lo que pienso es que una estrella unida al Barcelona es un negocio gigantesco, pero cuando se une a la marca del PSG es un negocio mucho menor. Aquí en Brasil,  la Ligue-1 no era televisada. El jugador va perdiendo patrocinadores, visibilidad… La gran marca del fútbol mundial, que fue construida desde la llegada de Ronaldinho, sigue siendo el Barça. Esta es la verdad. El club tiene que buscar al nuevo talento que será el crack mundial.

El Barça, con el cinturón apretado, ¿puede afrontar esta operación?

Ojalá que Laporta, que es un gran presidente para el Barcelona, tenga esta idea brillante y lo contrate. La nueva gestión tiene que reducir la estructura del club, para tomar decisiones rápidas, sabiendo lo que quiere… y, en dos años, el Barça vuelve a ser la mejor potencia del fútbol mundial.

¿Qué ocurría hasta ahora en el club?

El Barça era como un Titanic, gigante, con un montón de personas que no hablaban el mismo idioma, no había agilidad y todo estaba dividido. Así no se puede gobernar. Tienes que tener un club con menos personas y qué reaccione rápido.

¿Estaba dividido internamente?

Sí. El departamento jurídico daba su opinión en la parte deportiva. Esto así no funciona. Tienes que intercambiar a Arthur por Pijanic porque alguien necesita cerrar un balance… No es posible que esto vaya bien. El club deber rehacer su esquema de trabajo, con gente competente. Y la gran ventaja para los culés, es que el nuevo presidente es una persona de decisión y que se pone a trabajar con agilidad. La clave es que Laporta tenga orden y agilidad. 

Leo Messi y Neymar Jr. no han decidido cuál es su futuro

| AFP

La judicialización del fichaje de Neymar

¿Por qué Neymar se fue en 2017? ¿Dónde hubo el error?

Hay que empezar con su fichaje. En 2013, Florentino Pérez ofrecía 110 millones por él, de los cuales 70 millones netos iban a su bolsillo. Y el jugador renunció a ello para ir al Barça sin saber si se adaptaría o no, porque si las cosas le iban mal quizás no ganaría una cantidad semejante en toda su carrera. Por eso, es un futbolista que siempre va a tener el respeto del club, del socio, porque dejó de ganar una cantidad enorme que, por entonces, leyendas como Puyol, Xavi o Iniesta tal vez no habían conseguido en toda su carrera. Su ficha en el Barça eran de 3 millones netos y el Madrid le ofrecía 12.

Sin embargo, enseguida empezó el lío de su fichaje.

Después aparecieron una serie de problemas que él, como jugador de fútbol, no creó. Estamos hablando de unos contratos paralelos que hizo el club y el problema con la Hacienda española tuvo consecuencias en la Hacienda brasileña y Neymar no tenía culpa de nada. Él aceptó la propuesta del Barcelona, pero si el club no podía hacer tal contrato y lo hizo, debería haber cubierto al jugador. El club faltó mucho a Neymar. Después cambió el departamento jurídico.

¿Y?

Que el nuevo departamento continúo prometiéndolo muchas cosas, que nunca se cumplieron. Esto fue creando un desgaste. Se fueron llegando a acuerdos judiciales en las causas donde aparecía el jugador sin su consentimiento, ni siquiera lo consultaron. Aún así, es innegable que los cuatro años que estuvo en el Barça fueron mágicos tanto para el club y la afición como para él.

Ya, pero decide irse...

Neymar tiene un cariño y un respeto para Leo Messi que es algo increíble, como si fuera de otro mundo. Es su ídolo. También tiene un gran respeto a Xavi, a Iniesta, a Piqué, a todas las leyendas que jugaron en el Barcelona. Yo creo, y esta es mi opinión desde lo más profundo, que Neymar nunca pensó en salir del Barcelona. Tanto es así que él había renovado su contrato.

El cambio de contrato clave en el adiós de Neymar

Sí, muy bien renueva, pero acaba en París.

¡Ojo! Neymar había firmado un precontrato en Japón en diciembre de 2015 en el que tenía una cláusula de rescisión de 300 millones, pero después el departamento jurídico junto al CEO del club frenó este contrato, lo cambiaron y le rebajaron la cláusula a 222 millones. Esto nunca lo entendimos. Rasgaron un contrato firmado, que era mucho mejor para el club y lo sustituyeron por otro que era peor y que supuso una pérdida de 100 millones de euros para el Barça. Aquí empezamos a perder a Neymar. Con 300 millones, aunque quisiera irse, nadie lo compraría y tendría que quedarse.

¿Y cuándo detona la espoleta?

Ya lo habíamos perdido por la parte contractual y, dentro del campo, lo perdimos en el 6-1 contra el PSG, en uno de los mayores partidos de la historia. Él fue el único que creyó en la remontada, es muy nítido en los últimos minutos. Y, desafortunadamente, y esto sirve como reflexión, la prensa catalana en lugar de hablar de él, lo hace de Messi.

Neymar decidió irse del Barça la noche del 6-1 contra el PSG

| Javi Ferrándiz

¿Y a Neymar le coge un calentón?

Creo que él se equivocó, esta mi opinión. Aquel día, Neymar entendió que en Barcelona nunca iba a poder ser el número 1, que nunca iba a ganar un premio individual porque había el mayor jugador del mundo y, para mí, el segundo de la historia después de Pelé. Eso lo hizo reflexionar. 

¿Quería ser el nuevo Messi?

No. Hay que dejarlo claro que Neymar nunca quiso competir con Messi, que es su ídolo. Entonces, Neymar era joven, tenía 25 años. Insisto, para mí, cometió un error. Tomó una decisión que no fue buena para nadie, ni para él, ni para el Barça y su afición, ni para el propio PSG.

¿Cuándo usted sabe que todo va a volar por los aires?

Todos los años venían clubes encima de Neymar, pero esta vez oí una conversación y vi que todo era diferente. Rápidamente avisé al club, que podríamos tener problemas. Yo fui quien avisé. Esto fue a principios de julio del 2017, entre el día 5 y 10. Había un runrún.

André Cury con Neymar padre en la etapa de Ney en el Barça

| Marc Casanovas

SPORT es el primero que informa. ¿Ya todo era irreversible?

Podría haberse quedado, como también podría haber ocurrido lo mismo algunos años antes con Thiago Alcántara. Y aquí entra un poco la cultura de los catalanes, hay un orgullo y todo se mezcla. Cuando tú tienes un jugador del nivel de Neymar tienes que llamarlo dentro del despacho y decirle “de aquí tú no sales, ¿qué necesitas para quedarte?”. Y no importa si renovaste el contrato hace un día o un mes. Un jugador como este, te da una era y tantos otros recursos que van desde la alegría de la afición o títulos. Y esto no hay dinero que lo compre. No puedes perder un jugador de este nivel.

Por qué el Barcelona quiso a Philippe Coutinho

En 2017, el sustituto de Neymar acabó siendo Coutinho y usted participa de su fichaje.

El Barcelona pretendía unir a Neymar y Coutinho y, durante la temporada 2016-17, hizo una oferta de 80 millones al Liverpool. Cuando se va Neymar, había una negociación ya en abierto. Con los 222 millones, el mercado enloquece. Ocurrió con Dembélé, que era un jugador para 60 o 70 millones. A pesar de todo, el club entendió que necesitaba los jugadores y los compró.

El Barça quiso unir a Neymar Jr. y a Philippe Coutinho

| AFP

Philippe no ha respondido a las expectativas de fichaje…

No lo veo de esta manera. En su primera temporada y media sus números están allí, creo que marca unos 20 goles y da más de 10 asistencias. Llegamos a les semifinales de la Champions y caímos contra el Liverpool y el Tottenham iba a ser el rival en la final… Ganó dos Ligas y una Copa. Una vez más, son cosas que ocurren en el Barcelona, se decidió cederlo al Bayern Munich. ¿Cómo vas a ceder a un futbolista por el que pagaste más de 100 millones de euros? Esto no tiene sentido. En Alemania mantiene unos números parecidos y gana un triplete. Y ahora ha tenido la mala suerte de lesionarse.

El regreso frustrado de Ney en 2019

¿Y qué falto en el verano de 2019 para que volviera Neymar?

Aquel verano estuvimos muy próximos. A partir del 20 de agosto es cuando el club realmente se empeñó y decidió ir a por él, pero como ya había contratado Griezmann, estaba ya muy sofocado económicamente. El PSG nos pidió 150 millones, más el traspaso de Rakitic y Todibo y la cesión de Dembélé. La única diferencia es que los representantes del Barça ofrecieron 130 en lugar de 150. Yo discordaba, porque un jugador de este tamaño no se te puede escapar por la diferencia de 20 millones que los recuperas en los ingresos. Lo perdimos por esta cantidad.

¿Faltó apetito del Barça?

Cuando estás en una mesa con Leonardo y dos señores franceses y el día 27 de agosto te dicen 150 y tú les respondes que 130… Quien estaba forzando para venir era Neymar, que estuvo un mes sin jugar. Había dejado 222 millones en caja, que es la transacción más cara de la historia, con un beneficio real de 200 millones, independientemente de lo que se diga después de que el club hubiera firmado acuerdos con la justicia española. 

“Ayudé a traer a Ronaldinho y a Neymar, ¿qué más quieren?”

¿Cuándo lo recluta el Barça?

Con la llegada de Joan Laporta y Sandro Rossell en 2003, participé de forma externa, pero muy activa, junto a Sandro en la contratación de Ronaldinho Gaucho, que cambia la historia de nuestro club. También colaboré con la llegada de Deco, con quien tenía una gran relación. Y a partir de 2010 a 2020, colaboro con el club con un vínculo directo. Analizaba las oportunidades que había en el mercado sudamericano, indicando los jugadores que podrían tener nivel para el club.

En 2010, el Barça era indudablemente el mejor equipo del planeta.

Sí, con mucha diferencia, por eso cuando hablabas de algún jugador las puertas estaban cerradas. Sin embargo, surgieron opciones que Andoni Zubizarreta dejó pasar, como la de Marquinhos, que valía 3 millones de euros cuando estaba en el Corinthians antes de irse a la Roma, o la de Oscar, por 7 millones, cuando jugaba en el Internacional de Porto Alegre.

El Barça pudo fichar a Marquinhos cuando jugaba en el Corinthians

| AFP

¿Por qué el Barça necesita alguien in situ en Sudamérica?

Estando en Brasil, estás mucho más próximo. El Barça fue pionero organizado está operación y marcó tendencia entre los otros clubes europeos, que no tenían nadie aquí. Sino cuentas con alguien competente, que tenga las puertas abiertas en los clubes locales y que sepa lo que tiene que hacer, hay el riesgo de perder un futbolista que puede marcar una época. Gastarás más dinero y contratarás equivocadamente.

Entonces, ¿por qué recibe críticas de representantes?

El único que, en público, me critica duramente, incluso diciendo algunas mentiras, es el señor Minguella. Justamente él, que, después de las informaciones que salieron, debe una explicación al socio del Barcelona. ¿Por qué cobró 10 millones de euros en una comisión de intermediario en la contratación de Malcom, cuando Burdeos está a 30 minutos de Barcelona?

¿Dónde está es el problema?

No hay ningún motivo para esta intermediación. Yo ya había llevado el agente del jugador dos veces al club. Por tanto, el Barça ya tenía un contacto directo. Durante años y años, Minguella fue hablando de mí, cuando no tenía ni una coma para comentar sobre mi persona, sobre mi honestidad, mi idoneidad y mi transparencia con el Barça. Mire, cómo es la vida... quién más iba dando lecciones, ahora es quien más debe explicaciones, cobrando una cantidad que está fuera de la lógica del mercado, en una operación absolutamente innecesaria. Yo lo he procesado por las mentiras que ha dicho sobre mí.

Cury cuestiona el papel de Minguella en el fichaje de Malcom

| Valentí Enrich

En algunos foros barcelonistas, usted no tiene buena fama.

¿Qué quieren más? Ayudé a traer a Ronaldinho Gaucho, que es el futbolista que cambió la historia del club, y a Neymar, que por circunstancias acabó siendo la mayor venta de la historia del club.

¿Cómo era su remuneración?

Yo tenía un contrato de servicio con el Barcelona, con el que cobraba anualmente. Nunca cobré ninguna comisión ni del club, ni de los agentes de jugadores, ni de terceros representantes… y vi muchos millones y millones de euros pasando por delante de mí, porque ha habido fichajes superiores a los 100 millones. Otro tema diferente es cuando el jugador que interesaba era representado por mi empresa, que es una situación diferente, que siempre informé con anterioridad al club.

¿No variaban sus ingresos en función de los fichajes?

Aprendí a trabajar cogiendo el ejemplo de Raül Sanllehí, a quien conocí en 2007, quien vestía los colores del club, quién pelea por el club y quién pasa noches en blanco. Nunca trabajé por el Barcelona por dinero, porque mi empresa es una de tres mayores de Sudamérica. Yo soy del Barça y fue un sueño realizado poder trabajar  todo este tiempo. Estoy mi agradecido por todo lo que viví. Ganamos 40 títulos y cambiamos algunas lógicas.

¿Cuáles?

El Barcelona era un club que históricamente nunca ganó con el traspaso de jugadores, porque nunca vendió bien. Cuando yo estaba el club tuvo un beneficio de casi 400 millones en salidas que pueden contabilizar, en su valor total, entre 500 y 600 millones. Esto es un hito. Los jugadores que traje al club como Neymar, Yerry Mina, Arthur, Paulinho y otros dieron rendimiento deportivo y financiero.

André Cury en la previa de un partido de Champions en Ámsterdam 

| Joan Ignasi Paredes

¿No había ninguna incompatibilidad entre ser agente e intermediario y trabajar para el Barcelona?

No, porque siempre supe separar bien las cosas. Por tener una de las principales empresas de representación en el continente, tengo mucha facilidad de poder llevar el secretario técnico en un entrenamiento, o dentro de un club, como hice con Abidal cuando estuvo en el Sao Paulo y en el Palmeiras. Esto es gracias a la relación que he creado con mi empresa. Y todo eso lo utilizaba en pro del Barcelona.

Ponga algún ejemplo.

A Yerry Mina lo traigo al Palmeiras y pido una prioridad para el Barcelona con precio estipulado. Esto, pocas personas lo consiguen, por eso tenía valor para el club. Solo con este movimiento dio 25 millones de beneficio.

Hay una auditoría interna en marcha en el Barça, ¿habrá alguna sorpresa con usted?

Conmigo, ni una, cero.

Cury, desvinculado del Barcelona

¿Por qué el club prescindió de sus servicios?

Me enteré por la prensa, porque estaba en Porto Alegre mirando un jugador para el club. Me enojé porque siempre trabajé con mucho ahínco. Después me explicaron que era a causa de la pandemia, que tenían que cortar costes. La directiva solo estaría un año y no tenía sentido que yo permaneciera porque no había recursos para contratar. Lo entendí, pero no me gustaron las formas.

¿Con qué sensación dejó el club?

Nosotros nunca perdimos una oportunidad en Sudamérica. Siempre estuvimos delante de los otros, el negocio lo teníamos controlado, otro tema es si el club ejecutó la operación y decidió contratar o no.

Joan Laporta ha sido elegido con su ideario cruyffista innegociable. ¿Es posible trabajar en Sudamérica con este estilo de juego?

Sí, por supuesto. El mercado sudamericano es el más prometedor del mundo y el brasileño no necesita ninguna presentación. Todos los futbolistas que marcaron una época, en números o en liderazgo en el Barça fueron brasileños o argentinos: Romario, que fue entrenado por Cruyff, Ronaldo, Rivaldo, Ronaldinho, Messi, Neymar… Jamás puedes renunciar a este mercado.

Ronaldinho Gaucho, un fichaje que cambió la historia del Barça

| Ignasi Paredes

Los fichajes brasileños del filial

Si usted tiene unos conocimientos tan profundos del mercado sudamericano, ¿por qué ningún jugador de los que indicó para el B acabó asentándose?

Para que quede claro, yo miraba, proponía y mostraba lo que había de bueno. La decisión nunca fue de André Cury si se contrataba o no, o lo que se pagaba. Hacía el scouting, mostraba donde había las oportunidades y las soluciones para la base, filial y el primer equipo.

A ver, empecemos por Robert Gonçalves...

Cuando el club fue a contratarlo, les expliqué que ese jugador no disputaría ni un partido.

Marlon.

Es una sorpresa muy agradable. Vino cedido del Fluminense a coste cero, con una opción de compra que ejecutamos por 4 millones. Tres meses después estaba jugando en Glasgow en la Champions. Luis Enrique siempre dijo que era un lujo tenerlo en el filial porque era un futbolista excepcional y, de hecho, acabó la temporada jugando de titular.

¿Y por qué no siguió?

La temporada siguiente llegó Valverde. En la pretemporada, en un amistoso contra la Juventus, hubo un fallo defensivo de dos jugadores, uno era Marlon, y el entrenador dijo que no lo quería. Se fue cedido al  Nice. Y, al año siguiente, volvió para hacer la pretemporada. El mismo Valverde que no lo quiso, ahora expuso que no renunciaría a él. Las tres plazas de extracomunitarios estaban ocupadas. No podía quedarse y el Sassuolo pagó 12 o 14 millones. El beneficio casi llegó a los 9 millones de euros. Ojalá que vengan muchos Marlons al Barça.

Valverde no acabó de confiar en Marlon

| Joan Monfort

Vitinho.

Fue un pedido de la secretaría técnica. Era una incorporación muy válida, que llegó con una cesión a coste cero y en la que no se pagó ningún tipo de comisión. Tenía una ficha, si no me equivoco, de 15.000 euros mensuales. La opción de compra que había del Palmeiras era un poco alta, se intentó otra cesión, por su club no lo permitió. A algunos integrantes de la secretaría técnica nos sorprendió porque era un futbolista técnicamente por encima de la media del equipo, pero su entrenador no lo ponía. Como en el club existía una jerarquía, fue respetado.

Gabriel Novaes.

Otro pedido de la secretaría técnica. Acababa de ser campeón y artillero de la Copa Sao Paulo de Juniores con el Sao Paulo, que es un grande de Brasil. Era la gran sensación. Conseguimos la cesión gratuita con una opción de compra. Sucedió lo mismo, el entrenador no le dio oportunidades. Se fue al Córdoba. Volvió a Brasil, donde está jugando muy bien en la Serie A, con el Bahía, e incluso tiene una oferta del Red Bull Bragantino.

Igor Gomes.

Cuando se empezó a negociar, tenía una oferta del Benfica y otra de Bélgica, de 3 millones de euros. Lo trajimos por un precio irrisorio por la relación de amistad que tengo con su agente, Giuliano Bertolucci.

Matheus Pereira.

Vino de la Juventus. Yo no tengo nada que ver.

Gustavo Maia, el último fichaje del Barça en Brasil

| FCB

¿Y qué me dice de Gustavo Maia?

Las tres operaciones que yo ejecuté, Marlon, Vitinho y Gabriel Novaes, vinieron con una cesión gratuita con una opción de compra no obligatoria. ¿Por qué? Pues porque hay la dificultad de integración entre los jugadores indicados por la secretaría técnica y los entrenadores. Siempre hay el riesgo que no lo coloquen para jugar, etc.

Cuando se hizo el fichaje de Maia, aún estaba en el club, pero no me consultaron ni para la parte deportiva, ni para la parte económica. Creo que el club vino erróneamente aquí, pagó 4,5 millones por el 70% de los derechos… es una operación hecha fuera de la realidad del mercado. Gabriel Novaes que es delantero centro y mejor jugador, lo trajimos del mismo equipo en otras condiciones favorables.

¿Será que alguno de todos estos jugadores tenía el ADN Barça?

Insisto. Quien escogió los jugadores fue la secretaría técnica, donde había 50 personas dedicándose a esto. Yo soy un ejecutor. Me dicen el jugador e intento el mejor negocio para el club. Obviamente, yo también coloco un nombre. Cuando vi, que en la Champions estábamos perdiendo 4-0 contra el PSG o 3-0 contra la Juventus, yo propuse y luché por la contratación de Paulinho, que estaba en la China y no había jugado bien en el Tottenham. Hubo una gran resistencia a su fichaje, pero insistí. Estuvo una temporada, ganó dos títulos. Cuando se perdió contra el Levante o en la Champions contra la Roma, él no entró en campo. Nunca perdió un partido con el Barça. Además hubo beneficio vendiéndolo al año siguiente. 

¿Por qué llegan todos estos futbolistas en el B y no se cierra a Gabriel Martinelli?

Tienen que explicarlo los técnicos que no lo quisieron. Lo llevé a hacer un test y estuvo diez días entrenando en Barcelona. Llegaría con una cesión a coste cero y después una opción de compra de 5 millones. El Arsenal acabó pagando 9 millones a su club de origen, el Ituano.

Los técnicos no aprobaron a Gabriel Martinelli, que se fue al Arsenal

| AFP

¿Es una fuente necesaria de ingresos comprar futbolistas para revenderlos o esto devalúa la marca Barça?

No lo devalúa, al contrario. El Barça tiene que hacer cada vez más estas operaciones para competir ante clubes estado como el PSG o el Manchester City. Esta es una forma de bloquear futbolistas que en un futuro pueden jugar en el Barça y de ganar dinero.

Desde 2010 pasaron por la secretaría técnica Zubizarreta, Ariedo Braida, Pep Segura, Robert Fernández, Ramon Planes… ¿es posible trazar una línea de actuación en el mercado sudamericano?

Es muy difícil trabajar así, porque todo cambia mucho. Cada uno tiene un perfil,  te da un espacio y una confianza diferente y tiene una forma propia de pensar… Si yo tuviera que elegir el mejor secretario técnico que tuve, te diría Pep Segura.

¿Por qué?

Porque era una persona abierta, que oía las ideas de cada uno, que hacía grupo. Por primera vez, el club estaba, en este departamento, súper bien organizado. Desafortunadamente, perdimos aquel partido contra el Liverpool por 4-0 y todo lo que estaba siendo hecho se tiró a la basura. Se restó poder a Pep Segura, que no lo aceptó y acabó saliendo.

La no-presentación de Matheus Fernandes

¿Por qué Matheus Fernandes es el futbolista que jugó menos de la plantilla del primer equipo?

Ronald Koeman es quien debe responder. Matheus tiene capacidad suficiente para ser titular. Cuando lo colocaron 20 minutos en Kiev, sin ritmo de juego, ni automatismos, tuvo una muy buena actuación. El club se está equivocando desde el día que llegó. ¿Cómo puedes comprar un futbolista, que es un activo, y no lo presentas?

¿Y cuál es la respuesta?

Lo que me llegó es que Koeman no lo quería porque venía del Valladolid. Como la directiva de la época estaba muy a la defensiva, con miedo, igual por eso no lo presentó. Lo que ocurre es que cuando se decide no presentar un jugador que es tuyo y que es ya patrimonio del club, lo devalúas. Todo empezó equivocado.

Matheus Fernandes, en el partido que disputó de Champions en Kiev

| Javi Ferrándiz

Sí, pero la temporada pasa y no juega.

Estoy en desacuerdo con Koeman. Tiene todo el derecho en no alienar al futbolista, pero debería hacerle entrar tres partidos para ver si vale o no. No puso al chico, no habla con él, lo hace entrenar en todas las posiciones que no son la suya. No sé si tiene interés en otro pivote y si juega Matheus no se lo van a trae… dicen que le gusta a Wijnaldum, del Liverpool. Matheus tiene 22 años y es un buen reemplazo de Busquets. No entiendo por qué no sale ni cuando el equipo gana 4-0.

¿Y cómo se explica que el Barça fichara a un suplente del Palmeiras?

En Brasil, los equipos que luchan por los títulos tienen la cultura de poner a futbolistas veteranos. Un ejemplo es el Sao Paulo donde jugaba Juanfran con 36 años y Dani Alves tiene 37. Ahora han contratado tres futbolistas mayores de 30. Existe esta cultura aquí. Matheus jugó 12 partidos en el Palmeiras, pero Abidal cuando lo vio entrenar dijo que era este el futbolista que el Barça necesitaba. Siempre estuvo en la mira del club, que intentó traerlo al filial un par de veces cuando tenía 18 y 19 años.

"Avisé que Douglas no era para el Barça"

Otro jugador que casi ni jugó fue Douglas y la afición se tomó a cachondeo su fichaje.Me llama un lunes, casi de madrugada, Raül Sanllehí y me dice que el club quiere fichar a este jugador del Sao Paulo, por 12 millones de euros más dos en variables. Le avisé que no era para el Barça. Y él me responde que de acuerdo, pero que Zubizarreta ya lo ha cerrado y que tengo que ejecutar la operación. Descubrí que el representante Juan Figger, que ni era agente del futbolista, estaba en medio del fichaje junto con dos integrantes de la secretaría técnica del Barça. Su máximo responsable, que era Zubizarreta, tenía la obligación de saberlo. Expuse al club que lo podíamos sacar por 4 o 5 millones de pero insistí, que no jugaría con el nivel que había entonces.

¿Y qué ocurrió?

La operación se paró. Hubo un clima tenso dentro del club, ¿cómo mandan pagar doce millones por un jugador que valía cuatro? Por eso, es importante tener alguien aquí en Brasil que sepa lo que ocurre. Me explicaron que Luis Enrique se reunió con Bartomeu y le dijo que necesitaba a Douglas para su proyecto deportivo. El presidente dio el visto bueno, pero dijo que quien ejecutaría la operación sería Raül Sanllehí y yo.

Douglas no cuajó en el Barcelona

| Valentí Enrich

A Neto se le fichó con un intercambio con Cilessen, tasándolo en un valor altísimo.

A mí me dijeron que necesitaban contratar a Neto e hice mi parte. Fui a su hacienda a hablar con él, porque dudaba ya que sabía que no iba a jugar. El compromiso que alcanzamos con él era que cuando viniera una oferta justa para todas las partes lo venderíamos.

"El trueque enter Arthur y Pijanic es una aberración"

¿Y qué me dice del intercambio de Arthur y Pijanic?

Es una de las mayores aberraciones que ya vi en la historia del fútbol. Es algo absurdo. Cambias a Arthur, de 23 años, que tiene una ficha de dos millones netos por un futbolista, de 31, que debe tener una ficha de seis, por tanto encareces la masa salarial. Es normal que Arthur no consiguiera aún jugar todo su fútbol, porque llegó en un club como el Barça y tuvo dos lesiones que interfirieron su progresión. El primer año estaba un poco desconcertado, pero después se centró.

¿Es cierto que tenía una vida nocturna desordenada?

No, yo no diría desordenada. Cuando llegó, quería conocer más la ciudad, quizás tuvo alguna compañía equivocada. Sin embargo, después que fue a la fiesta de Neymar, de forma absolutamente equivocada, habló con el club. Se dio cuenta del error y estaba creciendo. Iba a ser un gran jugador en la historia del club.

Arthur se fue a la Juventus, y llegó Pijanic

| AFP

¿El fichaje de Arthur siguió el mismo esquema en que usted avisó, lo observaron desde la secretaría técnica y después se dio el visto bueno?

No, en este caso es diferente. Yo lo propuse, insistí en que vinieran a verlo y el club tardó seis meses. Cuando Robert Fernández vino, se enamora del jugador y decide contratarlo.

¿Un club como el Barça tiene que hacer operaciones como Yerry Mina o Emerson Royal, que talvez nunca va a jugar en el Camp Nou?

Estos dos futbolistas son contratados para el primer equipo. Yerry Mina es el mejor central colombiano y, cuando el club lo vende, al cabo de seis meses ficha a Jeison Murillo, que debe ser el quinto central colombiano. Si el Barça hubiera estado bien de dinero, yo creo que Yerry se hubiera quedado, por mucho que haya ofertas de 35 millones, porque es joven, tiene calidad, marca goles… y precisamente ahora es donde se sufre atrás en partidos importantes.

El colombiano Yerry Mina tuvo un paso fugaz por el Barça

| AFP

¿Y Emerson Royal?

Haces un acuerdo con el Betis, que es muy bueno. Hoy el Betis es quinto y el futbolista está haciendo su tercer año a un altísimo nivel, dando asistencias y marcando goles con solo 22 años. Tenías a Semedo y Sergi Roberto. La idea era vender a uno para incorporar a Emerson. Esta temporada se fichó a Dest y esto rompe el plan que había. Aquí faltó un poco de estrategia por parte del club. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil