Sport.es Menú

El PSG quiere cerrar el fichaje de Neymar este verano

Los dirigentes catarís esperan contar con la complicidad del entorno profesional del jugador del Barcelona

El club parisino le ofrece la corona de rey de un proyecto consistente a largo plazo y está dispuesto a abonar su cláusula

La postura del Barça es que Neymar está encantado en el club azulgrana | ATLAS

No es un rumor, ni un torpedo desestabilizador de la caverna, las informaciones que maneja SPORT indican que el club parisino se lanza por el crack blaugrana.

La liebre se levantó cuando en su edición de ayer SPORT indicaba que Neymar Jr. estaba incómodo en el Barcelona. Era la antesala de una noticia, de la cual, desde hacía días, se tenía constancia tanto en París como en la ciudad de Santos, en Brasil: el PSG pretende cerrar la incorporación del crack blaugrana este verano.

Para una operación de tal envergadura, los dirigentes catarís cuentan, obviamente, con la complicidad del entorno profesional de Ney. La salida parisina, con un proyecto deportivo faraónico a corto plazo, colmaría las expectativas deportivas (y claro, financieras) del núcleo más íntimo del crack brasileño, que está convenciendo al futbolista para que salga del cobijo de la sombra de Messi y brille individualmente, como ya ocurre en la ‘seleçao’.

El PSG tiene vía directa con el jugador desde que en junio del año pasado, su presidente, Nasser Al Khelaïfi, un azote permanente para la directiva de Josep Maria Bartomeu, se reunió en Ibiza con los Neymar, padre e hijo, y el agente Wagner Ribeiro. El encuentro tuvo lugar en el yate privado del dirigente. 

Un año después, el escenario ha cambiado. Para empezar, Wagner Ribeiro, condenado a cinco años de cárcel en Brasil por evasión fiscal, está fuera de la partida. Neymar padre se ha alejado definitivamente del agente, que, además, no puede dejar territorio brasileño porque tiene el pasaporte retenido.

llamadas

El equipo de Ney escuchó la oferta, pero fue el propio futbolista el que instó a su padre a aceptar la renovación del Barcelona, que se selló cuando el ejecutivo que mejor sintonía tiene con el brasileño, el director del área de fútbol, Raül Sanllehí, viajó a Sao Paulo. El extremo brasileño quería quedarse, como mínimo, un año más en el Camp Nou y disfrutar del tridente ofensivo que forma con Suárez y Messi.

Más allá de atender llamadas de José Mourinho desde Manchester, como informó puntualmente SPORT, o sentarse a hablar con el presidente del PSG, Neymar Jr., de momento,  ha sido fiel al Barcelona. Ahora bien, cuando se le cuestiona sobre su futuro, a medio o largo plazo, siempre ha explicitado que le gustaría jugar en otras ligas, como la Premier, y ya en el final de su carrera, en el Flamengo, como hizo Ronaldinho Gaucho.

Y esta puerta medio abierta es la que da alas a los clubs para pedir cita. Neymar padre los escucha, a veces con el único objeto de tener información de primera mano, sin intermediarios, de cómo evoluciona la cotización de su hijo en el mercado. 

Neymar ya he hecho historia en Barcelona, como sucedió en el Santos. Son cuatro temporadas vestido de blaugrana, y anteriormente, cuatro más en el Peixe. En los dos clubs ha ganado títulos y se ha coronado campeón continental (en el Barça, incluso Mundial en 2015). Su etapa deportiva es de éxito en el Camp Nou, donde ha dejado claro que no quiere retirarse, como sí que va a hacer Leo Messi.

La elección del PSG no es gratuita. El asalto, muy complicado, a estrellas mundiales del calibre de Neymar necesita años de contactos. Y, en este sentido, el club que preside Nasser Al Khelaïfi  va muy por delante del United o el City, los dos únicos competidores con músculo financiero para afrontar una operación de esta magnitud. Neymar nunca va a ir al Real Madrid, por mucho que Florentino Pérez filtre a su acólitos que lo tiene a tiro.

acento brasileño

El entorno profesional de Ney conoce a la perfección cómo piensa y qué proyecto prepara el club parisino. Barça aparte, el PSG es uno de los clubs europeos con más acento brasileño. Allí triunfó en la década de los 90 Raí, el hermano de Sócrates y también ídolo eterno del Sao Paulo FC, jugó Leonardo, y apostaron por las diabluras de Ronaldinho Gaucho cuando se peleó con el Gremio.

El proyecto catarí siempre ha tenido un barniz brasileño dentro del campo y en los despachos, por donde ha transitado el propio Leonardo y ahora el ex blaugrana Maxwell. Tras colgar las botas, el ex lateral empieza a asesorar a la directiva y, de hecho, juega un papel clave para convencer a Neymar Jr.

Thiago Silva, Marquinhos, ahora Dani Alves, Thiago Motta y Lucas Moura forman la armada ‘canarinha’, que aseguran a Ney un aterrizaje plácido en el vestuario. Los brasileños aportan aquel prestigio que buscan tanto los catarís, que aceptan de buen grado todo el ruido mediático que implica tener un internacional ‘canarinho’.

El PSG ofrece a Ney la corona de rey de un proyecto consistente a largo plazo, donde se seguirá hablando portugués, en la obsesión para ganar la Champions League. El club busca un jugador franquicia y siempre se ha pensado en Neymar. Ahora los dirigentes parisinos ven la predisposición en el entorno del astro blaugrana que no existía un año atrás. Sin ‘feeling’ del brasileño no se lanzaría a completar una operación de tamaña complejidad.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil