El PSG, a por Alves

El PSG, a por Alves

El futuro de Dani Alves sigue dando que hablar. Si hace unos días se especulaba con una presunta oferta del Anzhi ruso, ahora le llega el turno al PSG francés. Dos clásicos que aparecen día sí, día también, asociados a todos aquellos nombres de primera línea que por uno u otro motivo pueden saltar al mercado futbolístico. En cierta manera se repite lo sucedido con el Manchester City.

Desde la pasada temporada, y coincidiendo con llegada del capital catarí, se anunció la intención de potenciar a una plantilla capaz de competir por todos los títulos disponibles. Tras un primer año de transición, y a la espera de confirmar un inminente relevo en la dirección deportiva, el PSG sigue en disposición de hacer valer el peso de sus millones para seducir a futbolistas con el perfil de Alves. Sin embargo, al igual que sucedió con el Anzhi, el entorno del lateral blaugrana niega de forma rotunda cualquier oferta o insinuación directa procedente del PSG francés o del Barça.

La dirección deportiva blaugrana se muestra de lo más cauta. Mientras se expanden todo tipo de rumores situando a Alves lejos del Camp Nou la próxima temporada, el Barça guarda silencio de forma oficial a la espera que finalice la Liga y se dispute la final de la Copa del Rey. Entonces será el momento adecuado para despejar dudas. Durante este periodo de transición sí se ha admitido la necesidad de concretar un par de operaciones que deberían reportar ingresos económicos importantes para acudir al mercado con garantías de atar a un par de jugadores de primer nivel.

Y es aquí donde Alves parece tener las horas contadas. El brasileño, a sus 29 años y con Montoya esperando su turno, mantiene un excelente cartel internacional y no está catalogado con el cartel de `intransferible¿. Su salida no se considera traumática y el ingreso de su traspaso sí permitiría dotar la partida para fichajes con un presupuesto considerable.

Dani Alves está advertido desde hace semanas sobre el agobiante final de temporada que le espera. Tiene asumido que será una de las dianas preferidas para todo tipo de especulaciones. Por ahora está tranquilo y satisfecho con su rendimiento en la presente campaña. Nadie le ha comentado nada al respecto de su futuro y ha dado la orden a sus agentes de no hacer la más mínima intención para buscar posible acomodo lejos del Barça. Está feliz en la Ciudad Condal y es partidario de agotar su contrato que no expira hasta el 2015. Sin embargo, en el caso de concretarse una salida para satisfacer las necesidades económicas del Barça, el lateral no tiene intención de aceptar un traspaso a un club de segunda fila o una Liga que no sea de primer nivel por mucho dinero que esté en juego.

Alves desea competir al máximo nivel y llegar en plenitud de condiciones al Mundial de Brasil 2014. El futbolista es paciente y esperará a final de temporada a que la directiva o el propio director deportivo, Andoni Zubizarreta, le comunique si los rumores surgidos son ciertos o son las típicas especulaciones propias de un mercado en ebullición a final de temporada. Alves está preparado para todo y con la vista puesta en la Premier o en el calcio italiano.