Los profesionales del club sí confían en Koeman

La próxima semana está prevista otra reunión entre el presidente y el técnico... y será la definitiva

Koeman sigue creyendo que está capacitado para liderar el proyecto deportivo que necesita el Barça

Koeman, sobre su futuro en el FC Barcelona | FCB

El largo y sostenido silencio que ha venido manteniendo Joan Laporta sobre la continuidad de Ronald Koeman al frente del primer equipo del Barça solo ha servido para debilitar, dentro y fuera del club, la figura del técnico holandés. Y de paso, enviar un mensaje ambiguo a la propia plantilla azulgrana y a la afición barcelonista. A pesar de que Koeman tiene contrato en vigor hasta el 30 de junio de 2022, el cortoplacismo se está imponiendo a la idea de un proyecto deportivo fuerte, consolidado y a largo plazo. Y en ese limbo está el club. 

Hoy, cuando quedan solo seis días para que el Barça dispute su último partido de la temporada, nadie sabe a ciencia cierta, todavía, quién liderará la revolución que necesita el primer equipo azulgrana.

dudas razonables 

La realidad, sin embargo, es tozuda y las dudas que tienen Joan Laporta y la mayoría de sus directivos nos invitan a pensar que hoy en día Koeman está más fuera que dentro. Si no le refrendó públicamente tras ganar brillantemente la Copa del Rey, ¿qué hay que pensar después de que el equipo se haya desplomado en la recta filnal de la Liga?

Sin embargo, también debemos hacernos esta pregunta: ¿debe ser el presidente de un club tan profesionalizado como es el FC Barcelona el que deba decidir, de forma unipersonal, el destino del entrenador del club, que es lo mismo que decir del proyecto deportivo? ¿No debería ser un experto y cualificado hombre de fútbol quien tomara esa decisión?

¿Dónde está la figura del director deportivo, el responsable que marca la línea a seguir en los fichajes? Hoy, el FC Barcelona tiene a Mateu Alemany como director de fútbol (cargo ejecutivo para negociar fichajes y traspasos) y a Ramon Planes como secretario técnico, hombre muy valorado en la casa por sus grandes conocimientos de fútbol a todos los niveles.

Pues bien, según le consta a SPORT, tanto Mateu Alemany como Ramon Planes sí valoran muy positivamente el trabajo global que ha realizado Ronald Koeman esta temporada, a pesar de las enormes dificultades con las que se encontró. Y si fuera por ellos, el héroe de Wembley seguiría en el Camp Nou una temporada más. Se alinean con la idea de la mayoría de los barcelonistas, que creen que Koeman ha logrado mucho más de lo que se pensaba en el pasado mes de septiembre. 

Es verdad que la decepción de este final de temporada ha sido enorme por las expectativas creadas, pero, al fin y al cabo, el Barça ha ganado un título y se metió en la lucha por la Liga, algo impensable en enero. Y ese mérito se lo reconocen a Koeman, un técnico que tuvo la valentía de venir en el peor momento de la historia del FC Barcelona y de ser el primero en aceptar que le bajaran el sueldo.

reunión en breve

Tal y como quedaron Laporta y Koeman en la comida de Via Veneto, volverán a verse las caras, quién sabe si con otro ágape de por medio. Será el momento de la verdad, cuando Koeman sepa si el presidente le considera el técnico ideal para seguir llevando las riendas del primer equipo del Barça... o bien le dice que no cuenta con él. Recordemos que Ronald tiene contrato en vigor y, si Laporta decide cesarlo, tendrá que pagarle íntegramente su ficha anual en un momento en el que el FC Barcelona no está en disposición de alegrías económicas.

Todos esos ingredientes, sumada la ausencia de un candidato claro para el banquillo, están provocando las dudas de Laporta.

¿Y qué piensa Koeman de todo lo que está sucediendo? Él es el primer decepcionado por el rendimiento de sus jugadores en este tramo final de temporada.

No tiene inconveniente alguno en asumir la parte alícuota del desmoronamiento final, pero está firmemente convencido de que, si tiene la confianza de todo el club, de todo, está capacitado para liderar el cambio que necesita el equipo. Deben tomarse decisiones muy importantes e incluso, algunas, dolorosas, y Koeman tiene la personalidad suficiente para llevar a cabo ese cometido.

Ha sido un entrenador que ha implantado la meritocracia en el equipo, apostando por quienes se lo merecen por encima del nombre. La decisión de si continúa Koeman o no es de vital importancia para el ‘casi’ nuevo presidente del FC Barcelona. Es una decisión en la que no puede errar porque tendrá muchas consecuencias.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil