La prima de renovación de Messi se pagará en cuatro años

Los 50 millones de euros que recibirá Leo se periodificarán durante la duración de su contrato

La temporada pasada, el Barça destinó 64 millones para gratificar a Neymar., Busquets y Mascherano

Leo Messi y Josep Maria Bartomeu, en la firma del último contrato del astro argentino
Leo Messi y Josep Maria Bartomeu, en la firma del último contrato del astro argentino | FC BARCELONA

La renovación de contrato de Leo Messi por el Barça hasta 2021, que se oficializa este 5 de julio, y la consiguiente mejora económica, se ha llevando a cabo de forma muy discreta y rigurosa, participando en las conversaciones muy pocos actores. El padre de Messi y sus asesores, y Josep Maria Bartomeu y los responsables del club en materia fiscal y económica. Nadie podrá decir que no será un contrato minuciosamente redactado y analizado desde todos los puntos de vista.

La continuidad de Messi se daba por descontada y para que haya sido así, el FC Barcelona ha tenido que hacer un esfuerzo económico sin precedentes. Se trataba de garantizarle a Leo ser el futbolista mejor pagado de la plantilla.

Para ello, y no poner en riesgo el equilibrio patrimonial del club ni el indicador de máxima seguridad (70%) en cuanto a la masa salarial del primer equipo (respecto a los ingresos totales del club), el FC Barcelona ha tenido que hacer con Leo Messi lo que ya hizo con otros jugadores que tenían que renovar: pagar una prima de renovación o, según el eufemismo contable que utilizan los expertos en auditoría, “gratificación de firma”. 

Los antecedentes

En la memoria económica de la pasada temporada 2015-2016, se podía leer en el punto 13.3 del informe de gestión y auditoría formado por Deloitte: “Adicionalmente, con posterioridad al 30 de junio de 2016 y con anterioridad a la formulación de estas cuentas anuales, el Club ha formalizado la renovación de 3 contratos con jugadores de la primera plantilla de fútbol que han otorgado una gratificación de firma de 64 millones de euros”. Se refería, sin citarlo, a lo que habían percibido Neymar, Busquets y Mascherano por renovar.

Como informó en su día Josep María Casanovas, el FC Barcelona y Leo Messi han pactado una prima de renovación de 50 millones de euros. No ha trascendido si ese dinero se ha pagado ya, si se ha hecho en un solo plazo o si bien se pagará de forma escalonada. Hablamos siempre de cantidades brutas.

De cualquiera manera, esos 50 millones de euros (que se añadirán a la ficha anual pactada entre club y jugador) se imputarán contablemente durante toda la duración del contrato de Messi. Es decir, se consignará una cantidad anual hasta su finalización, que será el 30 de junio de 2021. El mismo criterio contable se ha utilizado en los casos antes citados de Neymar, Busquets y Mascherano.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil