Messi, a por la Champions con otra camiseta

Messi, a por la Champions con otra camiseta

| PSG

El argentino, presentado en el PSG, asegura que llega al "sitio ideal" para conquistar su título más buscado

Asume que enfrentarse al Barça sería "raro y lindo" al mismo tiempo

Sonriente, relajado y sobre todo, ilusionado: por volver a ganar, por volver a levantar su título más soñado, la Champions, ya con su nuevo club. Así compareció Leo Messi en la sala de prensa del Parque de los Príncipes para presentarse oficialmente como nuevo jugador del Paris Saint-Germain.

Messi habló más del futuro que de su pasado más reciente como jugador del Barça: reconoció que en la última semana ha vivido en una montaña rusa de emociones pero sobre todo, destacó la ilusión con la que afronta su nueva etapa. "El equipo ya está hecho. Vengo a ayudar, con más ganas que nunca. Mi objetivo es levantar otra Champions y este es el sitio ideal para conseguirlo", dijo.

Messi no ocultó que la Champions es su gran obsesión, aunque admitió que “no siempre gana el mejor equipo, la suerte siempre influye”, como le ha ocurrido al propio PSG en las últimas temporadas. 

Aunque los empleados de prensa del PSG se esforzaron en impedir que los periodistas catalanes pudieran preguntar a Messi sobre el Barça, el argentino no ocultó su agradecimiento al club. "El Barça es mi casa desde chiquito, allí crecí como persona y como jugador, viví cosas muy buenas y muy malas".

¿Qué pasará cuándo juegue contra el Barça?

Leo habló con naturalidad de un escenario que muchos barcelonistas ya temen, el de enfrentarse al Barça como jugador del PSG. "No sé si nos vamos a enfrentar, por un lado será lindo volver, ojalá que con gente en el campo, y por otro lado sería muy raro volver a mi casa con otra camiseta. Pero es fútbol y puede pasar". 

Con sus hijos sentados en la primera fila de la sala de prensa –y vestidos también con la camiseta del PSG-, Leo destacó que la buena relación que mantiene con varios jugadores de su nuevo equipo fue una de las claves que le hicieron elegir el equipo francés. 

Aterrizaje en el vestuario

“Tengo gente amiga y conocida dentro del vestuario: Neymar, Paredes, Di María, etc… antes, el París y yo teníamos los mismos objetivos por separado, ahora lo buscaremos juntos”, dijo. También su relación con Pochettino. “Lo conozco, tenemos buena relación, somos argentinos y eso ayuda, hay mucha cercanía”.

“Todo lo que me pasó en la última semana fue duro por un lado y emocionante por otro”, añadió Messi, que miró al futuro para desear que su familia “se adapte bien a la ciudad, que es espectacular”. Él, por su parte, confía en seguir rindiendo al mismo nivel “porque al fin y al cabo, el fútbol es igual en todo el mundo”, más allá del cambio de camiseta, de liga y de idioma. 

Al Khelaifi: satisfacción y mensaje

Sentado junto a Messi, Nasser Al-Khelaifi, presidente del PSG, no podía ocultar su satisfacción de posar junto al “mejor jugador del mundo”. 

Sus primeras palabras aludieron a los seis Balones de Oro de Messi (ningún jugador del PSG ha ganado nunca el Balón de Oro) y poco después subrayó que el club parisino cumple escrupulosamente todos los requisitos del fair play financiero de la UEFA. 

"Respetamos absolutamente todas las leyes financieras. Antes de tomar cualquier decisión, hablamos con nuestros socios y con la Liga. Todo está conforme a la ley", aseguró.

También aprovechó Al-Khelaifi la presentación de Messi para lanzar un aviso a navegantes sobre Mbappé. “Todo el mundo sabe cuál es el futuro de Mbappé; es jugador del PSG. Él dijo que quería un equipo competitivo y no podemos serlo más, ya no tiene excusas para hacer otra cosa que quedarse”, sentenció.