Preguntas y respuestas tras el KO contra el Bayern

Gerard López y Àngel 'Pichi' Alonso responden a las preguntas de la afición azulgrana

Ambos coinciden en que la situación mejorará con trabajo

El Camp Nou no perdonó el mal partido del jugador culé y regaló una severa pitada tras ser sustituido | MOVISTAR

Gerard López / Àngel 'Pichi' Alonso

Los dos analistas de SPORT, Gerard López y Àngel 'Pichi' Alonso, responden a las preguntas de la afición después del KO del FC Barcelona contra el Bayern Múnich el pasado martes en el Camp Nou (0-3). El equipo de Ronald Koeman se vio superado por el de Julian Nagelsmann y, además de ceder la tercera derrota consecutiva en Europa en el Camp Nou, dio una mala imagen.

GERARD LÓPEZ

1. ¿Podría Koeman haber jugado de otra manera contra el Bayern Múnich?

Siempre se puede jugar de otra manera. Está claro que después de un partido siempre es un poco ventajista decir o afirmar que se podía jugar de otra manera. Al final el entrenador, que es el que decide y el que conoce mejor el estado actual de la plantilla, escogió una forma de jugar y hay que respetarlo. Si hubiera ido bien hubiéramos dicho que fue un acierto y si la cosa fue como fue está claro que empiezan a aflorar las especulaciones de si se podía haber jugado de otra manera. Evidentemente, sí se podía haber jugado de otra manera, pero a toro pasado todo es mucho más fácil. Solo para buscar la parte positiva, está claro que con tantas bajas en ataque, con cuatro delanteros que no estaban disponibles y solo la opción de dos atacantes claros como Memphis y Luuk de Jong, lo más lógico y natural era jugar con dos delanteros y luego variar el resto del equipo: hubiera podido ser un 4-4-2 pero también cabía la posibilidad de jugar con tres centrales, dos carrileros, tres hombres en el centro del campo y al tener a los carrileros que actúan como falsos extremos, en este caso, tenías los dos delanteros disponibles. Es lo que decidió Ronald Koeman. El equipo, por momentos, sí pudo estar a la altura del Bayern, pero hoy en día la superioridad del equipo alemán es evidente y se reflejó en el campo y, en este sentido, no hay nada que decir.

 

 2. ¿Cómo debe jugar el Barça con está plantilla?

Soy de los que piensa que, al final, es más rico el equipo que es capaz de variar el dibujo, el que tiene alternativas en el sistema para sorprender a los rivales y puede adecuar la mejor pizarra posible en función del dibujo del adversario. En este sentido, la plantilla es amplia, de calidad, y evidentemente, puede dar mucho más rendimiento del que dio ayer, pero hay que tener en cuenta que ahora las bajas son importantes, y las hay que creo que serán clave en el devenir del curso. Me vienen a la cabeza dos nombres: Dembélé y Ansu Fati; sobre todo el segundo, que genera gran ilusión. Y Dembélé, si tiene continuidad, ya demostró la temporada pasada que desequilibra y con él se puede jugar con el 4-3-3, con dos hombres por fuera más Memphis, que se ha ganado un sitio en la delantera. Y, a partir de ahí, no descartar que en algún momento pueda volver la línea de tres centrales o pueda volver un doble pivote para asegurar más el centro del campo con Sergio y De Jong y, así, darle más libertad a Pedri. También, la duda de ver qué puede aportar Coutinho ante su última oportunidad y, lo más bonito e ilusionante, la irrupción de los jóvenes, que ya aprietan. Tampoco hay que ponerles más presión de la que ya tienen, pero la buena actitud y las buenas maneras de los Gavi, Balde, Demir y compañía, ilusiona. Hay que ir poco a poco para no quemarlos.

 

 3. ¿Se puede sacar mejor rendimiento de este equipo?

Este debe ser el objetivo. El entrenador nunca debe conformarse con el día a día, sino que tiene que buscar alternativas y trabajar para sacar siempre el máximo rendimiento de la plantilla. Soy de los que piensa que el plantel del Barça es muy bueno, evidentemente ha perdido elementos importantes en los últimos años, sobre todo nombres básicos arriba, pero sigue siendo un grupo de una gran entidad. El año pasado luchó hasta el final por la Liga y consiguió la Copa. En Europa es donde se ven más las carencias porque hay equipos muy buenos que, además, se han podido reforzar bien. Pero el Barça sigue teniendo muy buena plantilla, sigue manteniendo veteranos que deben ayudar a los jóvenes a crecer más protegidos y jugadores de talento que cualquier equipo los quisiera tener en sus filas, como los De Jong, Pedri, Memphis… Futbolistas de una contrastada calidad. El objetivo del entrenador es no conformarse con buenos partidos sino mejorar para sacar el máximo rendimiento a una gran plantilla como es la del Barça.

ÀNGEL 'PICHI' ALONSO

1. ¿Podría Koeman haber jugado de otra manera contra el Bayern Múnich?

En principio, el partido contra el Bayern era muy difícil de afrontar. El duelo llegaba muy pronto y, obviamente, hubiera sido mejor jugar dentro de un mes porque el equipo alemán tenía un mejor y más elevado ritmo competitivo y el Barça estaba lastrado por las lesiones, especialmente en la delantera. Entiendo que Ronald Koeman salió con tres centrales con la intención de ser más sólido defensivamente debido a los numerosos y variables recursos ofensivos del Bayern: juego profundo por las bandas, transiciones rápidas y verticales, juego interior asociativo y al primer toque... Mi sensación es que el equipo azulgrana defendió muy cerca de la portería y, en muchas ocasiones, incluso dentro del área. Los jugadores, muchas veces, en estas circunstancias piensan que cuanto más atrás mejor, pero los rebotes en la zona de peligro suelen ser muy peligrosos, como quedó demostrado en el primer gol alemán (el balón rebotó en Eric) y el tercero (rebotó en Araujo). También, mi sensación es que el equipo acusó algo de miedo: el 2-8 de Lisboa de hace un año sigue estando muy reciente, el equipo se ha debilitado con salidas de peso, tenía bajas en defensa y, delante, tenía un equipo potente y profundo. Los jugadores, a lo largo del partido, miraron más hacia derecha e izquierda que hacia adelante y se concentraron más en la posesión del balón que en buscar espacios arriba... La verdad es que no recuerdo ningún partido del Barça en Champions League que, como el del martes en el Camp Nou, no realizara ningún disparo entre los tres palos del marco rival.

 

 2. ¿Cómo debe jugar el Barça con está plantilla?

Si dispone de todos los efectivos, el 4-3-3 solicitado por una mayor parte de la afición azulgrana, es el dibujo ideal, pero se necesitaría disponer de extremos puros, por lo menos, en una de las bandas. Y en estos momentos, el equipo solo tiene a Dembélé, que ahora está de baja por lesión. Ousmane es un jugador que da mucha profundidad y, de jugar solo con él, por la izquierda podría aparecer Jordi Alba. Sería una forma de compensar. El francés, por la banda derecha, y Memphis, por la izquierda, con Ansu Fati por el centro, sería una buena tripleta atacante. Además, todos podrían intercambiar la posición por dominar distintos registros en la vanguardia. En la zona ancha el equipo dispone de ‘material’ de calidad como De Jong, Pedri, Busquets, Nico... De esta forma, la defensa podría ser de cuatro elementos.

 

 3. ¿Se puede sacar mejor rendimiento de este equipo?

Siempre se puede sacar más y mejor rendimiento a una plantilla. Si se mejora colectivamente, se mejora individualmente. Es cierto que para el Barça sería bueno tener más efectividad, pero en estos momentos, con la marcha de jugadores con roles principales, el escenario ha cambiado. Y para volver a construir se requiere paciencia y tiempo y, ya se sabe, que el fútbol son resultados. Además, inmediatos. El Barça de la pasada temporada destacaba por las individualidades, especialmente por la de Leo Messi, también la de Antoine Griezmann, y ahora lo más importante debe ser el colectivo. Creo que lo que debería hacer el equipo ahora es potenciar el bloque. Ello, irremediablemente, sin Messi ni Griezmann (entre ambos anotaron 58 de los 122 goles del Barça), hará que pierda gol, pero también lo reforzará atrás y hará que no reciba tantos (la pasada temporada recibió 58 goles en 54 partidos).

Lo que no debe hacer el Barça es derrumbarse. Tiene buenos jugadores, pero cuando las cosas no funcionan todo lo negativo se acentúa. Hay que revertir la situación y el fútbol ofrece oportunidades de forma muy seguida... Estoy convencido de que el Barça acabará luchando por la Liga, aunque en Europa, probablemente, no podrá estar codo a codo con el PSG, City, Bayern o Chelsea, pero sí en la Liga contra el Madrid o Atlético. Eso sí, debe trabajar para mejorar.

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil