El precedente que enseña a Neymar cómo liberarse del PSG

El escocés Andy Webster cambió de club en 2006 evocando el artículo 17 del Reglamento de Transferencias

El Barça ya habría consultado al abogado belga Wouter Lambrecht para analizar todos los escenarios

¡Y decían que estaba gordo! El sprint de 50 metros de Neymar para callar bocas | TWITTER.

Es posible romper unilateralmente un contrato y salir victorioso recurriendo al artículo 17 del Reglamento sobre el Estatuto y la Transferencia de Jugadores de la FIFA.

El escocés, Andy Webster, abrió un camino en 2006, que Neymar Jr. podría accionar, este verano, en caso de que el PSG se niegue a traspasarlo al Barça como ocurrió el año pasado.

Webster era un central internacional escocés, ahora ya retirado, que en 2006 rompió unilateralmente, sin causa deportiva justificada, su contrato con el Hearts para irse al Wigan Athletic, que entonces militaba en la Premier League.

Una vez cumplido el período protegido de tres temporadas, y con un año aún de contrato, Webster recurrió al artículo 17 del Reglamento sobre el Estatuto de Transferencias de la FIFA.

Según relata el portal ESPN en Brasil, el fichaje de Webster por el Wigan terminó en la Corte Arbitral del Deporte (CAS) que determinó que su nuevo club desembolsase solamente 150.000 libras, lo que representaba el valor de su ficha en su último año de contrato en el club escocés.

La FIFA había decidido, con anterioridad, que el Hearts tendría que recibir 625.000 libras, pero los dirigentes escoceses reivindicaban 4,6 millones de euros en compensación.

El CAS, sin embargo, les aplicó un duro revés. La conocida como ‘Decisión Webster’ es ahora el precedente al que Neymar puede agarrarse: irse a la FIFA y acabar en el CAS, en caso de que haya un recurso final. 

El Barcelona ya estaría haciendo movimientos para empezar la negociación con el PSG consciente de cómo puede utilizar una baza que juega a su favor. 

Neymar apunta al Barça | AFP

ESPN relata que Josep Maria Bartomeu ya habría contactado con el abogado belga Wouter Lambrecht  para analizar todos los escenarios posibles que podrían generarse si el PSG se muestra, una vez más, irreductible y Neymar decida recurrir a la FIFA.

Lambrecht asesora al Barcelona desde 2017 y está considerado uno de los grandes especialistas europeos en asuntos relacionados con la FIFA, la Asociación Europea de Clubes (ECA) – ya  trabajó en ambas organizaciones – y la UEFA.

Las opciones abiertas del Caso Neymar

Sobre el papel, el ‘caso Neymar’, en su versión 2020, debe precipitarse incluso antes de la apertura del mercado de fichajes.

Si no hay acuerdo previo con el PSG, y el futbolista brasileño opta per la ‘vía de la FIFA’, tendrá que notificar a su club en el período de los 15 días posteriores a su último compromiso oficial.

A partir de entonces, ESPN indica que puede haber tres posibles vías para el Barcelona. En primer lugar, seguir explotando la negociación para poder alcanzar un precio de traspaso con el PSG, algo que no ocurrió el último verano.

En segundo término, si no hay acuerdo entre clubes, la FIFA va a determinar una compensación para el PSG. Y, el tercero y definitivo término, sería la intervención del CAS en caso de que alguna de las partes presentase un recurso.

La decisión de esta corte es inapelable y de obligatorio cumplimiento. Si Neymar o el Barcelona se echasen atrás, podrían recibir serias penalizaciones. 

La ‘Decisión Webster’ fue la precursora de un precedente muy válido. Sin embargo, no no hay ningún caso de la dimensión de Neymar Jr. que se haya resuelto yendo a la FIFA por el alto volumen compensatorio que implicaría. Tanto el crack como el Barcelona coinciden en que el valor a ser pagado al PSG podría determinarse en unos 180 millones de euros.

Neymar se fue al PSG en el verano de 2017 por los 222 millones de euros de su cláusula de rescisión. Firmó hasta 2022, por lo que al final de la presente temporada habrá cumplido los tres años protegidos de su contrato y podrá accionar a la FIFA si lo desea.

Este es un escenario que no existía el último verano, cuando la cúpula de Qatar Sports Investments se mostró irreductible desde Doha y castigó la rebeldía de Neymar haciendo inviable las negociaciones con el Barça y obligándolo a quedarse un año más en París contra su voluntad. 

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil