Los fichajes que suenan para el Barça de Laporta

La intención inicial del presidente, que variará en función del final de la temporada actual, es reforzar todas las líneas del conjunto azulgrana

Alaba y Haaland son los nombres más ilusionantes que suenan para aterrizar en el Camp Nou el próximo verano

| Perform

La planificación deportiva para la temporada 2021/22 será, sin lugar a dudas, una de las cuestiones más importantes que tendrá que acometer Joan Laporta en sus primeros compases como nuevo presidente del FC Barcelona. Aunque tanto durante la campaña electoral como en sus primeras horas en el cargo se ha mostrado partidario de animar al equipo de Ronald Koeman para acabar el curso actual de la mejor forma posible, la realidad es que próximamente el máximo dirigente y las personas de su máxima confianza deberán tomar decisiones importantes en vistas a un próximo verano que se prevé muy movido en la Ciutat Esportiva Joan Gamper.

Aún con la incógnita de quiénes serán los encargados de la dirección deportiva del club azulgrana durante su mandato, con la posible incorporación de Jordi Cruyff en el organigrama ganando fuerza a medida que pasan las horas, la delicada situación económica que atraviesa la entidad dificultará, y mucho, el abordaje de cualquier posible fichaje. En este contexto, la cantidad de dinero que el Barça reciba de las ventas de algunos jugadores de su plantilla, así como lo que se ahorre en unos salarios del primer equipo cuya adecuación a su realidad financiera tendrá que negociar más pronto que tarde, serán clave para poder reforzar la plantilla y confeccionar un equipo capaz de competir al máximo nivel, no solo en las competiciones estatales sino también en Europa. Evidentemente, todos los futbolistas que lleguen al conjunto culé tendrán que aceptar unas condiciones contractuales que en ningún caso sean desorbitadas.

Los posibles fichajes del Barça de Laporta

| SPORT.es

La intención inicial de Laporta, que variará en función del devenir del tramo decisivo de la temporada actual, es fortalecer todas las líneas del equipo, desde la portería hasta las posiciones ofensivas.

¿Quién debe ocupar el rol de portero suplente?

Ter Stegen es el portero titular del Barça. Absolutamente nadie puede ponerlo en duda. El rendimiento del alemán es excelso semana tras semana y, por ende, él es el más indicado para defender los tres palos culés en la gran mayoría de partidos. Esta situación condena a cualquier portero suplente azulgrana a aceptar que tiene que vivir a la sombra del teutón. No hay más. Por este motivo, lo más normal es que Neto, que en julio cumplirá 32 años, decida hacer las maletas. En enero ya pidió marcharse y, salvo sorpresa mayúscula, en verano lo volverá a hacer. La dirección deportiva culé tendrá que determinar entonces si apuesta por alguno de los tres porteros del filial –Iñaki Peña, Arnau Tenas o Lazar Carevic– o acude al mercado para continuar reservando el rol de arquero suplente a un jugador más contrastado y con más experiencia en la élite.

Ter Stegen paró un penalti más que clave en la remontada del FC Barcelona para colarse en la final de Copa del Rey | RFEF

El regreso de Eric Garcia

El hecho de que el coronavirus y la poca determinación de la comisión gestora de Carles Tusquets alargaran más de lo previsto la carrera electoral hacia la presidencia del Barça provocó que durante la campaña pasara de todo. Los tres candidatos llegaron a debatir sobre un posible fichaje, el de Eric Garcia. Laporta, el ganador de los comicios, mantuvo una postura muy firme: pese a las peticiones de Koeman y de la secretaría técnica, el club no podía pagar ni un euro por un futbolista que el próximo 30 de junio finaliza su contrato con el Manchester City y que, además, decidió irse de la Masia hace pocos años. Esto no significa, ni por asomo, que el nuevo presidente no sea partidario de fichar al excanterano. Ha reconocido públicamente más de una vez que si la dirección deportiva lo sigue considerando oportuno y el central continúa deseando vestir de azulgrana, nada ni nadie lo impedirá.

Tres agentes libres de primer nivel

David Alaba es uno de los futbolistas más importantes que cuando acabe este curso se convertirá en agente libre. El austríaco, que puede jugar de central y de lateral izquierdo, ya ha anunciado que no renovará con el Bayern de Múnich y los clubes más importantes del mundo, especialmente el Real Madrid, andan tras sus pasos. Aunque sus pretensiones económicas son elevadísimas –de hecho, este ha sido el motivo de la ruptura entre el jugador y la entidad alemana–, Laporta todavía no ha descartado su fichaje. Algunas informaciones aseguran que el presidente se ha reunido con su agente, Pini Zahavi, para explorar la situación. Alaba ya tiene 28 años, pero su polivalencia y gran capacidad física lo avalan y lo convertirían en una incorporación estratégica.

Alaba, los mejores goles del cañoncito del Allianz | sport

Otros dos jugadores que finalizarán contrato con sus respectivos clubes serán Memphis Depay (Olympique de Lyon) y Sergio Agüero (Manchester City). El neerlandés estuvo a punto de aterrizar en el Camp Nou el verano pasado. Ronald Koeman lo pidió con insistencia y en Francia estaban dispuestos a negociar un precio asequible teniendo en cuenta que el contrato del atacante vencía a un año vista. Por otro lado, el argentino dotaría de veteranía a un equipo necesitado de un ‘9’ desde el adiós de Luis Suárez. En junio cumplirá 33 años y quiere vivir sus últimos años al máximo nivel en un proyecto competitivo. A él, sin embargo, también se lo tendría que convencer con una prima de fichaje jugosa.

Una estrella para catapultar al proyecto

El Barça está necesitado de estrellas, de referentes. Aceptar la realidad es el primer paso para rebelarse contra la misma. Erling Haaland, el delantero del momento, el nombre que ha sonado con más fuerza en las últimas semanas, sería un refuerzo de presente y de futuro increíble. A sus 20 años, el noruego ha evidenciado en incontables ocasiones que está más que preparado para dar el siguiente paso y fichar por alguno de los mejores equipos del mundo. Su fichaje no será ni sencillo ni barato. Sin embargo, las buenas relaciones de Laporta con Mino Raiola, su representante, permiten soñar al barcelonismo.

Temas

cerrar
Sport

SPORT.es

Descarga gratis la app en tu móvil